Imagen de hombre negro fotos

Puedo levantar un caballo de tamaño adulto

2020.08.26 20:16 MarsopaRex Puedo levantar un caballo de tamaño adulto

Puedo levantar un caballo de tamaño adulto por encima de mi cabeza sin calentar, y puedo estar sin respirar 10 minutos. Subiendo la apuesta, una vez me comí dos kilos del matarratas más potente del mercado internacional y justo después de eso corrí una maratón de 10 kilometros desnudo. No puedo sentir el dolor, y puedo ver hasta más de tres kilometros sin la ayuda de unas gafas. Ningún hombre puede derrotarme. He derrotado a un hombre de cada raza que existe en un combate formal, incluyendo un turco, un negro pigmeo y un judío de aguas profundas. Un doctor, dos curas, un chamán y tres místicos han escrito y firmado un documento que confirma, sin lugar a dudas, que no tengo alma. Tengo 160 kilos de pura masa muscular. Soy la representación física de la pura testosterona. Mi cara hace que hasta el hombre más heterosexual caiga sobre sus rodillas questionandose su sexualidad. No me saco fotos de mi mismo, ya que meros pixeles no pueden retratar de forma precisa mi forma humana. Emito tanta testosterona que a cualquier parte a la que voy se convierte en terreno radioactivo por los próximos 50 años. Sabes que es Chernobyl? Sip, eso fue mi culpa. A lo largo de la historia solo he intentado quitarme la camiseta en 3 ocasiones. Tengo entendido que a las dos últimas ocasiones las llamaron Hiroshima y Nagasaki. ¿La primera ocasión? La extinción de los dinosaurios. El coronavirus teme que pueda llegar a tener contacto conmigo. Hablando de estar enfermo, una vez me picó una serpiente coral. Después de cinco días de inmenso e inimaginable dolor y sufrimiento, la serpiente finalmente murió. Me afeito con motosierra, mientras tengo los ojos vendados, porque si miro al espejo me intimido a mi mismo. Cuando me gradue seré yo el que le dé un grado a mi titulo universitario. En las mañanas, yo despierto a mi alarma. Yo no pasé la adolescencia, la adolescencia me pasó a mi, y nunca fue raro porque la pasé de forma instantánea. La ultima vez que intenté cruzar mis piernas sentado fue hace cinco años, quizás la recuerdes, porque fue la primera vez que se detectaron ondas gravitacionales. ¿Recuerdas esa foto al agujero negro que hicieron el año pasado? Sip, fue una pelota negra que lancé un poco más fuerte de lo normal en mi partida anual a la petanca con Dios. Cuando Einstein propuso la teoría de la relatividad, incluyó una nota al pie de página que se ha perdido a lo largo de la historia. Esta nota decía que la luz es la segunda cosa más rápida de nuestro universo. Creo que no hace falta mencionar cual es la primera. Las leyes de la física me siguen a mi. Mi GPS sigue mis indicaciones. La ultima vez que intenté mezclar la leche con mi colacao terminé descubriendo la vacuna contra la varicela. Las cebollas lloran cuando las corto. Puedo realizar un trasplante de riñón usando únicamente una judía y mis dos manos. Yo no mando imágenes, escribo la combinación correcta de 1 y 0 hasta que genero la imagen en binario y lo mando. Y mi mayor logro, hago q los haters se maten entre ellos.
¿Mi nombre? Ricardo.
submitted by MarsopaRex to copypasta_es [link] [comments]


2020.07.30 18:20 Urmomgay-jpg CRITICADME PERO CON TODO

Pues es un texto largo. Me interesa cualquier crítica que tengáis, incluso (especialmente) si os da la impresión de que es muy "fake deep". En fin, mi manera de escribir, el tema que trato, si lo trato bien, etc.
gracias por adelantado
***
Pasada la iglesia había un bar, no muy lleno, con el aire desenfadado y soporífero del café de después de comer. Los ancianos jugando al dominó y el dueño paseándose de mesa en mesa. Como llevaba dos euros sueltos en el bolsillo, decidió tomarse él también un café. Necesitaba volver a avivarse para no tirarse al sofá con su depresión el resto que quedaba de tarde.
Entró en el local y paseó su mirada mientras avanzaba hacia la barra. Era bastante pobre y tampoco es que fuera encantador, no era muy grande, y la comida no estaba tan buena; pero le recordaba a su hermano. Recién empezada su etapa universitaria solía sentarse en aquella misma barra con él cada viernes. Lo recordaba despreocupado y cálido, grande y acogedor, aquel hombre era todo lo que el bar no era.
El dueño lo saludó con una sonrisa y ojos cansados.
— Hola, jefe. ¿Qué va a ser?
— Un solo negro, sin azúcar.
El hombre asintió y el chico se sentó. Miró la reluciente barra y la colección de bebidas alcohólicas que descansaban en una estantería delante de él. Detrás de las botellas había un espejo, y detrás del espejo estaba él mismo. Se contempló y se dedicó una media sonrisa forzada. "Hola", pensó. Siguió mirándose por aburrimiento, y detrás de su imagen apareció la de un chico no mucho mayor que él, con el pelo lacio y una barba incipiente que lo hacía parecer mucho más atractivo de lo que era.
No se molestó en girarse, pero le salió una sonrisa socarrona.
— Hombre, cuánto tiempo— Dijo en voz baja.
— Demasiado — comentó— Llevas una pinta que das pena — le dijo el chico. Álvaro pensó en hacerse el ofendido, pero no pudo más que esbozar una triste sonrisa.
— No me lo digas, que ya lo sé.
— El día que te cuides, verás con otros ojos.
— Ya he tenido muchos días de esos, tío. Si fuera de los que les basta con cuidarse para ser felices, lo sería. Créeme que si fuera así de fácil, lo sería.
— Cuidarse no es fácil — el chico alto se deslizó sobre uno de los taburetes de la barra— Hay que ser lo bastante fuerte y tener la suficiente esperanza como para hacerlo. Si no, ¿para qué lavarte los dientes?
— Pues, coño, para que no se me caigan de la boca — rió Álvaro.
— ¿Y a quién le importa que se te caigan los dientes? ¿Quién va a querer besarte? ¿A quién le sonríes tú? ¿Para quién son esos dientes?
Álvaro no respondió. Mantuvo un gesto reflexivo y se apoyó sobre sus brazos cruzados.
Tenía mucha gente a la que sonreír. Solo que no acostumbraba a hacerlo porque a menudo no le salía. Podía notar cómo todo el mundo a su alrededor esperaba volver a oír su risa en algún momento. Volver a oír su canto o ver esos hoyuelos. Le pegó un trago al café y lo removió asqueado. Se le hacía raro ser capaz de decepcionar a tanta gente a la vez. Su única función en la vida era estar bien, estar en la cota cero, el origen de coordenadas, para poder subir desde ahí y avanzar de la mano de los que se la dieran. Pero en su lugar se dedicaba a fumar, a dormir demasiado, a darse atracones, a pasarse días enteros en su salón con el ceño fruncido y la mirada perdida, a dañar su cuerpo y a dañarse a sí mismo.
Claro. ¿Para qué iba a lavarse los dientes? ¿Es que pensaba besar a alguien? ¿Es que a alguien debería importarle que se quedara sin dientes? Para qué iba a levantarse de la cama, si no pensaba ver a nadie. Para qué ducharse. Por qué no debería darse un atracón, si es lo que le apetece y lo que le va a hacer sentir mejor ahora. Lo peor que puede pasar es que mañana se arrepienta durante cinco minutos antes de volver a hacerlo.
Y Álvaro era consciente de que este era un comportamiento puramente vicioso. Él no debería necesitar una persona que le motive a lavarse los dientes. Parte de ser uno y ocuparse de uno es poner una serie de razones para hacer las cosas. Lo hago porque lo necesito, porque es mejor, porque quiero ser mejor. Pero, de nuevo, ¿para qué quiero yo salir de esta espiral? ¿No es ridículo que haya caído en ella, en primer lugar? Además, ¿cuál se supone que es la recompensa fuera del abismo? ¿Por qué he de luchar? ¿Por salir y ya está? ¿Y una vez fuera qué haré? ¿Evitar volver a caerme? ¿Vivir la vida feliz y contento?
Ese último le parecía un futuro esperanzador y a la vez absolutamente imposible. Estaría luchando por un futuro pálido y lejanísimo, trabajando con todas sus ganas solo para ver que está igual que ayer; y mañana le pasará otra vez, y pasado mañana también. En esto se había convertido. Todo lo que hizo, todo lo que dijo, cada paso y cada gesto de su cara, le habían llevado a este punto concreto. El niño que veía en los álbumes de fotos, ese niño tan feliz y distraído, pasó por una serie de cosas, produjo una serie de pensamientos, que no supo superar.
Era el producto de lo que pasa cuando sometes a un cuerpo sin voluntad a la gravedad. Se aplasta, se deshace, llora hasta que se duerme, cierra sus ojillos y acepta la vida que le ha tocado sin rechistar. Se pregunta sobre la vida y solo le salen ideas superficiales que ha oído de otros. Se plantea darse un sentido a sí mismo y acaba caminando en círculos mirándose el ombligo. Se propone conocer cosas y ni lo intenta; mejorar, y ni lo intenta. Era un completo inútil, una pérdida de espacio y de cariño. No se merecía a nadie, porque nadie se merecía envenenarse con su presencia.
¿Qué había aportado al mundo? Una vista desoladora. Casi podía ver a su hermana apoyada en el marco de la puerta, contemplándolo decaer. Se imaginaba el dolor de ver a un ser querido destruirse así solo por incompetente, por no saber enfrentarse a la vida. Intentar cogerlo y levantarlo. Que sus suelas toquen el suelo y su cabeza huela el aire fresco y limpio, que inspira promesas excitantes y ardientes. Podía sentir la decepción de su hermana. Se olía desde aquí. El niño con el que había crecido, el chico que la había llevado en brazos, el que la motivó a enfrentarse a cosas que le daban miedo. Ese chico tan fuerte se iba por el desagüe. Los ojos chisporroteantes de aquel chico habían muerto. Y no podía culpar a nadie más que a sí mismo.
— Supongo — dijo, tras unos segundos en silencio — que no son para nadie, ¿no? Eso es lo que quieres que te diga.
— Álvaro, yo no quiero que me digas nada —le dijo el chico, con tono cansino — ¿Te crees que lo que quiero es que me digas "sí sí" como a los tontos? — Álvaro siguió removiendo su café — Yo quiero verte bien. Quiero verte sonreír. Pero si ni tú sabes por qué hostias sonríes, no sonrías.
— Bueno, vale. ¿Te invito a un bombón?
El hombre arqueó las cejas y resopló.
— Claro — Y le sonrió sin ganas. Miró a Álvaro desde el espejo de las bebidas.
— ¡Jefe! Ponme un bombón cuando puedas — El dueño le hizo un gesto con las cejas — Oye, Javi... Desde que estás en la carrera estás más tonto que Dios.
— Y eso, ¿a qué viene?
— A lo mismo que venir a psicoanalizarme en mitad de un café — bebió un sorbo y se le arrugó la nariz — ¿Y eso que estás por aquí?
— ¿Por qué te pides el café negro y solo, si no te gusta y se te nota? — Álvaro se rió — ¿Es que estás loco?
— Me hace sentir importante — bromeó, llegó el camarero con el bombón — Si solo te gusta el bombón, es que no te gusta el café.
— Pues pídete tú otro — se burló Javi — He venido a ver a mis padres, que hace meses que no los veo.
— Joder, meses...
— Sí. He ido a verte a ti también, pero no estabas en casa, así que me he venido aquí.
— Pues has tenido suerte, ya casi nunca vengo.
— Vaya, ¿por? — Álvaro lo miró.
— Por lo que hablamos, Javi... Además, este sitio me recuerda mazo a mi hermano — dijo, y bebió del café, mirando detrás del aire, ya metido hasta el fondo en su mente. Javi le puso la mano en la nuca para reconfortarlo.
— Ya hace, ¿eh?
— Pues sí — suspiró — Me acuerdo mucho de él. No puedo ni pasearme por mi casa. Lo veo — se le llenaron los ojos de lágrimas, soltó una risa ahogada — Llegando por el pasillo a las tantas, haciendo de comer, durmiendo la siesta — Miró hacia arriba y se le cayó una lágrima — Le oigo chapurrear el piano, Javi. No estoy bien ya.
— Ya.
— Y cuando me levanto, sea la hora que sea, le quiero oír montando escándalo. Me da muchísimo asco despertarme en una casa sin ruido. Sin un perro correteando, sin él haciendo loquesea por ahí. Me levanto, y me paseo por la casa, y está todo tal cual estaba anoche — se terminó el café y trató de recuperar la compostura — Bueno, ha sido una puta mierda de semana, también — resopló largamente.

submitted by Urmomgay-jpg to escritura [link] [comments]


2020.07.28 20:14 FormerAlex Historias de Hospital #3: Tarjeta 113

Cuando les conté a mis amigos que estaba recopilando las historias que me han pasado y he me han contado pasa subirlas a Reddit, algunas personas se han acercado a mí para contarme sus experiencias, supongo que en estos lugares todos queremos ser escuchados, sin embargo no todos se sienten cómodos de contar por las cosas que han pasado. hay muchas historias que parecerán Cliché; la típica enfermera que atiende a pacientes antes de morir; léase “La Planchada” o “La Dama de negro” que ven multitud de enfermos unas horas antes del último respiro, quizá más adelante tenga tiempo para contar esas historias porque realmente abundan.
Tarjeta 113.
Hoy me encontraba sentado en mi área de trabajo cuando un hombre se paró a mi lado al cual al instante reconocí. -Buenas noches Juan – Le dije cordialmente. Juan era un hombre de edad avanzada, supongo que debe estar cerca de los sesenta años o quizás más, que fungía como guardia de seguridad del hospital, lo había conocido por algunos meses y habíamos tenido algunas conversaciones, nada interesante solo cosas triviales de su trabajo y del mío. -Me dijeron que estas juntando historias – Me comentó Yo me quede en silencio por unos segundos pensando en quien estaba corriendo la voz sobre lo que estaba haciendo, no quería tener algún problema o incomodar a alguien al hacerlo, así que intente ser lo más prudente que pude serlo. -Si – le contesté – solo estoy escribiéndolas, quiero tener como un archivo de todas las cosas que pasan aquí. Se quedó en silencio por unos instantes, quizá se preguntaba si debía hablar conmigo o no y yo al instante supuse que tenía una historia que contarme, pero que primero se aseguraría si valdría la pena contarla. Muchas veces después de eventos paranormales lo que menos quieres es contarlo, hay gente que lo disfruta y lo hace como un tema más de conversación, sin embargo cuando la experiencia es traumática lo único que buscas es no volver a recodarla. -Cuando salgas búscame en la caseta – me dijo y después se fue. Salí a las nueve ese día como de costumbre, marque mi salida en el checador con mi huella dactilar. muy diferente a otros días que tomaba mi camino directo al estacionamiento esta vez me fui a la entrada, rumbo a la caseta de los guardias de seguridad. Toque la puerta de la pequeña caseta y me abrieron al instante, reconocí el rostro de juan y me di cuenta que se encontraba solo. -Buenas noches Juan – dije amablemente entrando sin ser invitado. –Bien – proseguí – ¿qué tienes para mí? -Juan titubeo un instante, miraba las cámaras de seguridad que tenía frente a él, no más de seis pantallas, el hospital no es un lugar tan grande para necesitar mas. -Como lo puedes notar, aquí me doy cuenta de muchas cosas – me dijo señalando a las pantallas que reflejaban la imagen de las cámaras de seguridad – no digo que solo cosas fantasmales, me doy cuenta de muchas cosas en realidad, pero sé que estas escribiendo sobre cosas extrañas, cosas de fantasmas y eso. -No exactamente – le conteste – realmente quisiera escuchar todas las historias, no importa si no son paranormales, hago una serie de relatos sobre el hospital, es todo. -Bueno, te contare. Hizo una pausa para dar un sorbo a su café, solo había una silla dentro de la pequeña oficina así que me quede de pie, esperando a que el hombre comenzara a hablar, Juan estaba tomándose su tiempo, quizás buscaba las palabras que más se acomodaran a lo que quería decir. - Ya tengo catorce años aquí, me tocó trabajar con tu madre muchos años – Yo lo sabía, mi madre me había hablado de el – y me ha tocado vivir muchas cosas, quizá podría darte material para escribir cuatro o cinco historias de tu libro. -No es un libro – le conteste – solo escribo las historias es todo, no planeo hacer negocio de esto. -En fin – prosiguió – no es como que me moleste, aunque creo que esta nadie te la va a creer, no tengo evidencia más que mi propia palabra. -Cuéntame – Le pedí
-Esto paso hace unos años – Me miraba fijamente mientras me contaba – aquí hay muchas historias, creo que no te hará falta quien te cuente algo aunque algunos lo hacen solamente por platicar algo, lo que yo te voy a contar no es algo que alguien me dijo que miró o que escucho; es algo que yo mire, que yo escuche. Una noche, no sé exactamente que día era pero supongo que era un fin de semana porque el hospital estaba especialmente vacío, me encontraba yo justo aquí – hizo una seña para que notara su posición – vigilando, quedándome un poco dormido como es costumbre – rio un poco – pero algo me llamo la atención. Apunto a las pantallas con su dedo índice mientras con los demás seguía sosteniendo su termo de café. - justo en esta pantalla – se veía un pasillo que identifique como el pasillo de personal – una mujer, a los dos o tres de la mañana no recuerdo, pensaras que no es nada raro una mujer despierta en un hospital a esa hora y tienes razón, las enfermeras y doctoras recorren los pasillos toda la noche con sus pacientes, pero me llamo la atención que era el pasillo de personal, ahí solamente está el checador y algunas oficinas que solo laboran durante el día. Mire la pantalla y el pasillo se encontraba concurrido y era normal, después de todo era la hora que el turno vespertino sale y el nocturno entra. -A las 10 de la noche ese lugar ya está solo – me confirmo lo que ya sabía – Pero una noche, estaba una mujer ahí. -Entiendo – le dije, animándolo a continuar -Mi trabajo me obliga a investigar toda clase de actividad que no parezca cotidiana ¿sabes? Gente deambulando en zonas que normalmente no son transitadas no es parte de lo cotidiano. Lo que me llamo la atención fue su vestimenta, no era como lo que miraba todos los días. – mire las cámaras para comprobar si la vestimenta era distinguible, aunque debía asumir que al tratarse de años atrás los sistemas de seguridad debían ser más arcaicos por lo tanto no sabía cómo darme una imagen de lo que el hombre me estaba contando. Mire una falda larga – dijo sin voltear a verme – una clase de capa de color oscuro y en su cabeza lo que yo distinguía como un trapo, no sé cómo darle explicación a como la mire por las cámaras. Pero llegare a eso más adelante. Entre al edificio y me dirigí hacia donde había visto a esa mujer, no voy a decir que no iba con miedo, aunque la mente siempre busca explicaciones lógicas. Mi pensamiento era que se trataba de una monja la cual estaba rezando por algún paciente y quería un poco de soledad para hacerlo tranquila, lo supuse debido a la vestimenta que había visto a través de la pantalla.
- Cuando llegue al pasillo entre en el con cautela – primero asome solamente mi cabeza, lo sé, pensaras que soy un cobarde pero a esas horas y en estos lugares todos lo somos. Me sorprendí de ver simplemente el pasillo vacío, existen puertas, como la de la salida al estacionamiento y salida a los jardines aunque esta última está cerrada. Pensé que quizá había salido por alguna de estas, así que entre al pasillo, camine hacia enfrente casi hasta llegar al final para asegurarme que las puertas de las oficinas estaban cerradas, una a una lo comprobé; todo cerrado. Al llegar final y la última puerta llegue al área de checador.
Hizo una pausa para beber un poco más de café, miraba a la pantalla yo notaba que no perdía de vista el pasillo que poco a poco se vaciaba. -Te contare esto porque es importante – dijo regresando a mí – En esos años no tenían un reloj checador digital como lo tienen ahora donde solamente pones tu huella y te registra, antes utilizaban relojes antiguos que marcaban tarjetas de cartón, había un organizador en esta zona – señalo la pantalla – ahí las tarjetas eran colocadas en orden numérico, cada quien tenía un numero asignado para encontrar rápidamente su tarjeta. -Si recuerdo eso – le comente, mi primer año como trabajador me toco utilizar este tipo de registro de entrada y salida. -Bien – prosiguió – fui hasta esa zona a investigar lo que había visto pero todo parecía estar bien, no había rastro de la mujer que había visto por las cámaras, quizás había regresado a las camas de hospitalización con su familiar aunque pensé que quizás había salido al estacionamiento, después de todo esa puerta siempre se mantiene abierta a todas horas. Hay otro guardia en esa zona, pero él no tiene cámaras para vigilar. Nuevamente pauso, sabia por instinto que estaba a punto de llegar a donde quiso llegar desde el inicio. -Pensé que quizás había salido al estacionamiento – repitió – me acerque a la puerta de cristal que da salida a este lugar, la puerta se abre hacia adentro, así que la jale de espaldas al checador – Respiró profundo – Entonces la mire, por el reflejo del cristal. La mujer que había visto por las caramas ahora la estaba mirando a través de un reflejo a no más de 2 metros atrás de mí. Ella no me miraba – pausaba, yo notaba que no era tan fácil para el contar – simplemente estaba parada frente al organizador como buscando una tarjeta. Comprobé su vestimenta, una falda blanca y una capa color verde oscuro que casi llegaba a sus tobillos, en la cabeza, no sé cómo explicarlo, una clase de velo, un trapo no sé, Simplemente no sé cómo describirla.
Yo intentaba hacerme una imagen de lo que el hombre intentaba describir y entendía por qué le había confundido con una monja. -¿Volteaste? – Pregunte – ¿o que hiciste? -No pude – contesto sin mirarme ni ver a las pantallas, simplemente su mirada agachada
– ya tenía la puerta abierta así que salí al estacionamiento, mis piernas débiles me fallaron tuve que mantenerme de pie con ayuda de un automóvil. De la seguridad de la lejanía voltee la mirada hacia el pasillo para ver si por las ventanas podría comprobar lo que había visto en el reflejo de la puerta pero no mire nada. Con mi lámpara hice señas al guardia de la entrada del estacionamiento y este llego corriendo unos pocos segundos después. -El noto mi tono agitado – De mijo – quizás mi rostro pálido, me dijo que lo esperara mientras el entraba a revisar y lo hizo, yo no le dije lo que había visto. Lo mire con su linterna prendida aun cuando la luz no faltaba, me sentí con fuerza para caminar así que lo seguí, entre con la cautela requerida ante tal situación, al abrir la puerta no había nada, mi compañero checaba todas las puertas y ventanas, yo cerré la puerta para no tener contacto con reflejo e intente no ver ningún cristal de las ventanas, pero hubo algo que llamo mi atención; en el suelo estaba una tarjeta, la tarjeta con el número 113, la tome para comprobar que era el nombre de un Dr. El cual conocía de vista. La volví a colocar en su sitio y me dirigí hacia la entrada. Yo estaba en silencio escuchando atentamente, en realidad la historia me había interesado y más por ver el rostro de ese hombre, podía saber, sentir, que lo que él me decía era real. -Esa noche la pase en urgencias – había regresado su mirada a enfrente – Recuerdo que me sentía mal así que me medicaron, pero más que eso era que realmente no quería estar solo. Me pusieron algo que me ayudo a dormir y mientras lo hice solamente miraba a esa mujer, sueño tras sueño ella hacia su aparición, creo que en cierta forma ella se molestó de que yo le hubiera visto o hicimos una clase de conexión no lo sé. Al día siguiente pedí a mis superiores revisar los videos para comprobar que no estaba loco y si ahí estaba ella. Justo como la había visto, aunque por las políticas de empresa es ilegal sacar cualquier tipo de material de ahí si no es parte de una investigación seria, así que se quedó en ese lugar olvidado para siempre. -Cuando la miraste por el reflejo – le comente - ¿Qué aparece en el video? -Nada – contesto serio – simplemente mi rostro de petrificación. Nada más. -¿Y la tarjeta? – Pregunte - Pregunte, pero nadie tiene idea de quienes fueron las tarjetas antes de ellos, no hay un registro de tal cosa en este lugar. Le agradecí su historia y me fui.
Intente preguntar a más personas si habían tenido contacto con esa mujer pero nadie más me hizo pensar que lo habían hecho, esa noche hice mis investigaciones en internet después de todo este hospital tiene casi noventa años de haber sido construido, busque vestimentas que coincidieran con lo que él me describió, encontré esta foto; fui con juan se la mostré y note en su rostro antes de que me lo confirmara.
Si, justo así- me dijo.


https://preview.redd.it/mypd1s563nd51.png?width=212&format=png&auto=webp&s=52954d004605998d3bb60ebc7cd14bb9d6d55566
submitted by FormerAlex to HistoriasdeTerror [link] [comments]


2020.07.08 16:25 alforo_ VUELVE EL SINDICATO “LIBRE”

El partido Vox anuncia que va a crear su propio sindicato. Oír a esos neofranquistas que su próxima meta es irrumpir en el terreno sindical, nos ha recordado automáticamente otros términos de insana recordación: sindicatos libres, pistolerismo, Martínez Anido en la Barcelona de los años 1920’s, partidas de la porra, guardias blancas, escuadrones de la muerte, etc. Por ello, lo primero que nos preguntamos es ¿qué subtítulo le pondrán a su sindicato?: libre, nacional, español… Nos da igual como acaben llamando a sus perros de presa. Lo que sí nos preocupa es que sea verdad que tienen votantes en los barrios pobres. Y, exactitud de las estadísticas aparte, es probable que los tengan en cantidades suficientes para formar un sindicato. Es fácil repetir el dicho “eres más tonto que un obrero de derechas” pero es más difícil reconocer que la derecha obtiene buena parte de los votos en los cinturones industriales y en los medios rurales –dicho sea sin contar el abstencionismo, la fragmentación de la izquierda, la cooptación socialdemócrata y hasta la ley d’Hondt. Así que, a la derechita cobarde, ahora se le añadirán los sindicatos floreros, mafia de corruptos que venden su alma por hacerse fotos en Moncloa y, peor todavía, que pisotean su gloriosa y centenaria tradición de defensores del trabajador.
No creemos que Vox se haya distraído buscando los antecedentes históricos de su proyectado sindicato. Si acaso, habrán ojeado algo de los sindicatos gringos y habrán visto algún film clásico (La ley del silencio, 1954) o moderno (El irlandés, 2019) y, quizá, algún reportaje morboso sobre la evaporación del líder camionero Jimmy Hoffa. Es decir, cultura gringa. [Pero no se nos malinterprete: no estamos abundando en el manido tópico del neofranquismo inculto –falso, leen a Pérez-Reverte y devoraban la seudo-ciencia de Punset-, sólo aludimos a que no necesitan otra cultura que la contenida en las cotizaciones de Bolsa]. Pero, ya que son tan españoles españolísimos, les obsequiamos con un poco de historia patria durante la República resumida por un académico ‘neutral’ que llama hostilidad a la auto-defensa de los verdaderos sindicatos: En cuanto al sindicalismo libre, “conoció una profunda crisis durante la etapa republicana. En abril de 1931 se había disuelto la Confederación Nacional de Sindicatos Libres de España (CNSLE) y su presidente, Ramón Sales, había huido del país. A lo largo de 1932, algunos de los antiguos dirigentes de la CNSLE intentaron levantar sindicatos profesionales, como la Federación Española de Trabajadores, creada en Madrid, la Federación Obrera Catalana, o la Confederación Vasco-Navarra de Sindicatos Obreros Profesionales, heredera de Confederación Regional de Sindicatos Libres del Norte de España, del padre Gafo, que llegó a los 25.000 afiliados a mediados de 1934. Pero el ambiente no era propicio para el retorno de los libres, y las tres centrales, de muy escaso desarrollo, terminaron integrándose en el FNT y luego en la CESO. En febrero de 1935, Ramón Sales, que había regresado poco antes del exilio, procedió a reconstruir la CNSLE en Cataluña y Madrid, aunque con poco éxito. La Confederación, recibida con hostilidad por los grandes sindicatos, experimentó la radicalización que afectó durante el segundo bienio al conjunto del movimiento obrero, y que la indujo a una marcada politización. Una parte de sus miembros terminó incorporándose a los sindicatos falangistas y el resto se vinculó al Bloque Nacional de Calvo Sotelo” (Gil Pecharromán, 2002) Y ahora debemos precisar algunas denominaciones: por mera comodidad, hemos llamado neofranquista a Vox pero es de subrayar que Vox es, sobre todo, neoliberal –algo a lo que hubiera llegado Franco si hubiera durado una década más. Pero esto ha de enmarcarse en el cuadro general de un neofascismo que ha abandonado buena parte de sus señas de identidad. Hoy, Vox no es antisemita sino, al revés, discípulo del sionismo israelita; no es estatista sino -repetimos- neoliberal; no es absolutamente nacionalista estilo autárquico sino peón de multinacionales; no es elitista sino, como demuestra su inminente sindicalización, quiere conjugar a los cayetanos con veleidades ‘obreristas’, etc. De las antiguas glorias, sólo le quedan el racismo, la misoginia, los dineros negros, las amistades encumbradas… y la violencia. Pero también son un partido político. Si volvemos a la historia, observamos que en este terreno tiene mucho que rechazar. No pueden recordar a la desprestigiada Falange, por mucho que la mayoría de sus dirigentes comenzaran en esa zahúrda. De camisas azules, ni hablemos –volveremos sobre el color azul-. Podrían expurgarla y quedarse con Ledesma Ramos, por pagano (no meapilas), el más nazi de todos, pero eso sería un ejercicio de micro-cirugía para el que no están capacitados. De la criba sólo se salvaría Albiñana (1883-1936), durante la República el fundador del Partido Nacionalista Español (PNE, 1930-1937). Como es un fascista olvidado por el franquismo, a la hora de buscar pedigrí histórico, se podrían agarrar a ese clavo ardiendo y presumir de originalidad y de exhumar las faraónicas glorias nacionalistas. Pero, si no lo han hecho todavía, como aún están a tiempo, les obsequiaremos con una segunda referencia histórica:
Para empezar, les puede servir que los historiadores siguen discutiendo el sexo de los ángeles, léase si José Mª Albiñana Sanz era fascista. Algunos, como “González Cuevas [y el antecitado Gil P.]niegan la ascendencia ideológica fascista en José María Albiñana y su Partido Nacionalista Español fundado en 1930 -que algunos autores han considerado el primer partido fascista español- más allá de ser una mera réplica estética en los símbolos externos de la camisa y el saludo de brazo derecho extendido .” (cit. en Roberto C. Montañés Pereira, s/d) Por nuestra parte, como no padecemos bizantinismo, resolveremos el tema de un plumazo: el PNE era monárquico y corporativista, tuvo un brazo armado oficial -los Legionarios de España, uniformados con camisa azul… purísima- y sostenía que sólo había dos formas políticas, el comunismo y el nacionalismo. Si eso no es fascismo, que la lectora siga rompiéndose las neuronas. Pero, si antes hemos sugerido el nombre de Ledesma Ramos, por puro fair play, debemos citarle de nuevo porque, para este preboste, el PNE solamente era una “gesticulación reaccionaria al servicio vergonzante de la aristocracia terrateniente y de los elementos más regresivos”; además, al final se unió al carlismo más clerical –lo siento, Vox. Otrosí, no les veo dispuesto a santificar a Ledesma porque sería demasiado abjurar de una “España Nacional, aburguesada, católica e hipócrita, que prefirió como mártir a Primo de Rivera, una figura más aseada, menos brusca y más “trascendente” desde el punto de vista de la propaganda… [por ello] Ledesma tuvo que cargar con el estigma de ser calificado como “demasiado proletario” (dudoso blog Distopia) Por otra parte, Albiñana, un Gordito Relleno de tebeo, no daría hoy la imagen aguerrida que necesita Vox. Lo cual sería una injusticia porque, además de explotar su condición de mártir de los rojos-, podrían usar su aspecto Conquistador pues anduvo por México donde se unió a los Cristeros –unos católicos fanáticos que, financiados por el Vaticano, se opusieron con las armas a que México fuera laico-. Años después, al pasar por Trujillo, se extasía ante la estatua ecuestre del Invasor: “Veo en la plaza un jinete. Me descubro con emoción, ¡Es Pizarro, mi camarada Pizarro, mi compañero de América! ¡Salud, glorioso Paco, y perdona la confianza! ¡Los dos hemos cruzado el Océano, camino de la selva virgen! Tú, fuiste a conquistar reinos y glorias. Yo, a defender esas glorias y esos reinos” (Albiñana en Confinado en las Hurdes, 1933) Asimismo, la demagogia paternalista de Albiñana sería un activo para Vox. Cuando el antediluviano Prócer fue deportado por el gobierno republicano a las Hurdes, habló así de uno de los hurdanos: “El alcalde pedáneo de Martilandrán, triste, ignorante; y pobre, es como la papila terminal del régimen en un campo de miseria. Su semblante apacible y pueril, acusa una bondad ingenua, confirmada por su grandeza dé alma. Yo, que me niego terminantemente a prodigar tratamientos de Excelencia a quienes no lo merecen, concedo el de Majestad a este hombre primitivo, que no ha sufrido el impuro contacto de la soberbia, la traición, la ridícula vitola de la autoridad inmerecida e improvisada por el azar.” (ibid) Naturalmente, los soberbios y los traidores son los republicanos, esa “horda de hambrientos y enchufistas que ha caído sobre España al amparo de una situación trágicamente padecida, ha perdido toda noción de dignidad, y sólo piensa en prolongar- el disfrute de unos privilegios arrancados brutalmente al sufrido pueblo, por el engaño y el crimen… piara incivil de porcinos acomodados… [que, gracias a la ‘derechita cobarde’, ha logrado] la desunión y la relajación de unas derechas desorientadas, la masonería extranjera que ha calado en la burguesía apartándola del catolicismo y el bolchevismo socializante de perversos efectos revolucionarios…[nosotros] somos los modernos parias, víctimas de la Inquisición republicana, ejercida por ‘homúnculos’ rencorosos y ridículos” (ibid) Estos insultos a coscoporro y esta violencia castiza han de ser música celestial en los oídos de Vox -es lo que más les aproxima al jabalí valenciano. En parte porque, además, Albiñana es tan asimétrico y desequilibrado como ellos mismos. Por ello, confinado en Las Hurdes durante menos de un año, se queja de la violencia moral, la “tortura”, que sufre y de que le están condenando a morir de inanición gracias a la inhabitabilidad del paraje hurdano, cuya incivilidad en grado sumo es un insulto a su excelencia intelectual (cit. en Montañés P) Pese a su semblanza del alcalde pedáneo antes citada, la imagen que da de los hurdanos es tremendismo y elitismo puro: cuando llega a Martilandrán lo que ve es “un puñado de chozas miserables, levantadas sobre estiércol secular, una breve humanidad enferma y harapienta, una promiscuidad repugnante de sexos y especies animales” (ibid) Finalmente, el valenciano Albiñana es elegido diputado por Burgos con 64.904 votos. Desde el primer minuto, dejó claro que no pensaba participar del Parlamento sino conspirar para el golpe fascista. Y llegamos al golpe militar-clerical del 18 julio 1936: el diputado “Albiñana, que difunde los mensajes del general Mola, da por segura la inmediata victoria y aplastamiento de la República y se ve ocupando cargos al más importante nivel. Pero la maniobra sale mal, al menos inicialmente, y nuestro hombre, que teme por su vida, se hace pasar por ciego. Cuando es identificado en la calle afirma no saber de qué hablan. «Soy un pobre ciego», afirma, para luego refugiarse en la casa de un sacerdote amigo suyo y favorable al golpe. Es aquí cuando llega el momento más hilarante de esta historia. Como es diputado, se dirige a Las Cortes, pero por el camino avanza lentamente, ayudado, por supuesto, por su bastón de invidente. Tras alcanzar las puertas ruega protección a los congregados, habla de asilo político, afirmando que el pueblo lo ha elegido democráticamente y es un cargo electo. Ya dentro del edificio, una vez los convence, pernocta en la Enfermería, donde se las ingenia para que le traigan puntualmente la comida de un bar cercano” (Pete ‘Black Thunder’, blog Agente Provocador) A la postre -o con los postres-, es expulsado del Congreso y encerrado en la Cárcel Modelo de Madrid. El 22 de agosto, después de que los ‘nacionales’ ya hubieran asesinado a cientos de miles de inocentes, unos exasperados milicianos fusilan en la cárcel a Albiñana. Señoras/es –es un decir- de Vox, ¿no les gusta recordar a todos sus mártires? En este caso les comprendo, un señorito extravagante y antisemita cuyos Legionarios no sirvieron ni para sacar a su Jefe del Congreso ni de la cárcel, es un fracasado. En este partido de triunfadores –y de obreros-, sea anatema. http://www.aurorafundacion.org/IMG/pdf/VUELVE_EL_SINDICATO_LIBRE_05_JULIO_2020.pdf
submitted by alforo_ to podemos [link] [comments]


2020.05.09 05:47 Packandreita LEEAN ESTO🔥🔥🔥

Les cuento que estaba relax en el mueble de mi casa el martes pasado, cuando a eso de las 8 de la noche me llega un mensaje por el buzon del OnlyFans... Era nuestra chiquilla preguntandome si estaba interesado o no en lo que habiamos conversado sobre los packs explicitos. Basicamente le comente que si estaba interesado en que hicieramos negocios pero a otro nivel, y que mas que ver sus fotos me gustaria invitarla a cenar para conocerla, en un restaurant-lounge muy famosillo entre las empresarias VIP de estas tierras, solamente como amigos (que si queria podia llevar compañia), pero que de todas maneras le iba a pagar lo que me costaba el pack, para que supiese que hablaba en serio. Note como ella se tardo un poco mas de habitual en responder luego que le dije eso, pero al cabo de unos minutos me dijo que le parecia super, y que podiamos vernos el jueves en la tarde-noche. Les confieso que no esperaba esa respuesta, sino el tipico "jajaja puede ser" que ya me habia soltado en ocasiones previas... Pero bueno, uno a veces en la vida esta mas lechuo que otras, asi que cuadramos bien la cita... Llegada la ocasion, me encontraba yo mas nervioso que la verga y sentia que todo habia transcurrido mas rapido de lo previsto, como quinceañero a punto de tener su primera cita a ciegas. Para mi mayor sorpresa, desde lejos reconozco de una el monumento de mujer entrando por el pasillo hacia la mesa que habia elegido meticulosamente en un rinconcito apartado del restaurant, pero venia sola! La saludo con un besito en la mejilla tratando de que no se me notara que me temblaban las piernas y procedo a ayudarla con la silla para que tomara asiento. Le pregunte que deseaba tomar, pero yo previamente ya me habia llevado mi botella de Buchanans 18 Años y, como parte de mi elaborado plan, la habia dejado perfectamente visible para que ella supiera, como no, que era un pantallero con billete, capaz de bajarse sabroso de la mula (obviamente no lo soy, asi que lo que hice fue llevarme la botella desde mi casa y pagar alla solamente el descorche). Pedimos su bebida, comenzamos a conversar y no perdi oportunidad para sutilmente hacerle llegar informacion sobre mis numerosas inversiones y lo estresado que me tiene la situacion del pais, ya que las ganancias este año no habian estado a la altura de los años anteriores. "Fijate tu lo vacio que esta el restaurant, cuando antes, este mismo dia y a estas horas, no cabia un alma mas, y la gente ya estaba haciendo fila afuera para poder entrar"... "No se consiguen los repuestos para la camioneta, todo hay que estarlo pidiendo en el extranjero y trayendoselo por empresas de envios"... "Antes viajaba todos los fines de semana a Los Roques, a Aruba, a Punta Cana, y en el aeropuerto uno se encontraba un poco de conocidos. Ahora lo que da es tristeza"... Fueron algunas de las perlitas que le fui soltando a lo largo de la conversacion. Tambien aprovechaba de preguntarle esporadicamente sobre sus cosas, pero obviamente no le estaba prestando demasiada atencion a sus respuestas, ya que estaba concentrado en no dejar la vista fija por mas de 5 segundos en las inmensas tetas que se asomaban a traves de una blusita transparente (debajo de la cual tenia un sosten negro que lucia algo costoso, por supuesto). Total que, para no hacerles el cuento mas largo de lo debido, al acercarse el momento de retirarnos le sugiero que no es necesario que gaste dinero en taxi para irse, que yo podia acercarla hasta donde se dirigiera luego de alli, y que la situacion estaba sumamente insegura en la ciudad a esas horas. Conmigo se iria mas segura que boveda de banco central, ya que andaba en camioneta blindada. Pues señores, dejenme decirles que esta debe ser la semana mas afortunada de mi vida, porque la demonia acepto sin chistar! Pido la cuenta, y nuevamente como parte de mi plan, le pregunto al mesonero si es posible pagar con dolares en efectivo, y que si la propina tambien la podia dejar asi. Por supuesto que la respuesta ustedes ya se la imaginaran, asi que procedo a sacar de una bonita cartera negra LV de cuero que utilizo para ocasiones especiales, par de billetes con la efigie de un tal Benjamin Franklin, diciendo al mismo tiempo "dejalo asi" y entregandole en las manos al mesonero otro billete doblado y no visible junto a la expresion "esto es para ti". Me despido de todo el que se atraviesa en nuestro camino hacia la salida como si los conociera de toda la vida y cuando llego al tipo de valet parking, le entrego el ticket de estacionamiento junto a otro billetito verde doblado y la misma frase pretenciosa. Por un instante me quedo congelado apreciando como ese par de monumentales nalgas, metidas en un pantaloncito de cuero a punto de explotar, se dirigen hacia el puesto de copiloto de mi flamante y fiel camioneta, previa ayuda (desinteresada?) de los zamuros del valet parking, quienes deben haber pensado que acababan de traerle el carro a un narco pesado, no tanto por el vehiculo, sino por la diosa que se estaba montando en el... Procedo a montarme yo tambien, le pido destino a Andreita y nos enfilamos hacia la direccion indicada. En el camino retomo el tema de las fotos sin censura que me ofrecio y le pregunto que por que no aprovecha semejante belleza para apuntar mas alto en el negocio, que con esa figura que posee, podria facilmente hacer mucho mas dinero que el que esta consiguiendo actualmente, y que conozco varios hombres de negocios, amigos mios, que estarian dispuestos a pagarle lo que pida con tal de poderla apreciar como Dios la trajo al mundo... "Jejeje, mi amor, es que yo eso ya lo hago desde hace tiempo" me responde al tiempo que trato de no chocar y de recoger la mandibula que se me acaba de caer al suelo de la camioneta, y antes de que yo pudiera siquiera balbucear cualquier comentario adicional, me lanza la estocada final diciendo "cualquiera que me quiera conocer de manera mas intima lo puede hacer, yo cobro mil dolares la hora"... Como se imaginaran, no terminamos en la direccion dada originalmente sino en un establecimiento de descanso familiar denominado "California Suites". Entramos a la suite alquilada por mi (por toda la noche, aunque ella se iba a ir al cabo de una hora), me dice que le de unos minutos y se encierra en el baño. Yo por mi parte me despojo de mi vestimenta en menos de 5 segundos y voy llenando el jacuzzi de la habitacion con agüita agradablemente caliente, aun sin poder creer por completo que eso me estuviese pasando a MI... La imagen de ese caramelo saliendo en ropa interior del baño y preguntandome si queria que se metiera conmigo en el jacuzzi, es algo que JAMAS se va a borrar de mi memoria... Muchachos, yo estaba literalmente en shock cuando se metio en el jacuzzi, se sento a mi lado, me dejo tocarle esas inmensas tetas que porta y ni se inmuto cuando comence a acercar mi boca hacia esos pezones paraditos. Sentia que en cualquier momento iba a eyacular sin remedio alli mismo y ella ni siquiera me habia tocado el machete. Les confieso que no se cuanto tiempo pase pegado como chivito a esas tetas, pero cuando vuelvo en mi, escucho que me dice "levantate" y me pide que me siente en el borde del jacuzzi. Lo unico que pude hacer antes de que mi güevo entrara en la boca mas suave, delicada y deliciosa que ha pasado por mi vida, fue clavar mi vista en uno de los multiples espejos que adornan la habitacion, ver semejantes nalgas rebotando al ritmo que me lo mamaba y fue entonces cuando un pensamiento perturbador invadio de coñazo mi mente: "sera que esto es un sueño?" Dejame pellizcarme pa ver... Hermanos, nunca, pero NUNCA en la vida hagan eso, porque si estan efectivamente soñando, van a agarrar la arrechera mas malditamente grande de este mundo cuando se despierten, COMO ME PASO A MI!!! Todo era un sueño, de esos que uno tiene pocas veces en la vida, y en los que desearia quedar atrapado para siempre tipo Inception... JAJAJA! Asi que ya saben. Postdata: para los que llegaron hasta aqui por el comentario del panita jodedor @Mrbirthmarks en el otro post, lamento decirles que eso tampoco es verdad, se trata de una desalmada fake news. El simplemente los queria trolear, y yo tampoco los iba a dejar pasar lisos dada la oportunidad, jajaja! Buenas noches, yo tambien los amo...
submitted by Packandreita to Andreitax_Garciaa [link] [comments]


2020.04.26 06:04 DanteNathanael Sal de Amanecer - Parte 1: Capítulo I.1

Así termina el día: el reloj da la última hora sobre su circunferencia y reinicia, pero él, reflejado en el centro, lo único que puede ver es cuánto tiempo ha perdido.
Detrás del vidrio circular, vector mayor y menor del tiempo apuntan rectos hacía el opaco cielo. Desfigurados claustros posthervoreos avanzan lentamente en fila bajo la fría atmosfera de las ultimas suelas anuales de Leo. En las sonrisas de luna que logran aparecer de vez en cuando entre las grietas de la troposfera, se puede oler el petricor proveniente de la naciente Aura, cortesía de la recién bautizada Katia, vanidosa hija del vórtice tropical buscando la manera de tragarse en sus cabellos efluentes la luz del Sol, para escupirla fría, difuminada y obscura—Coyolxauhqui en el reino de Tonatiuh, imponiendo desde el ojo de su vientre atmosferas extranjeras con apocalipsis en mente, despertadores para los oxidados engranajes del mecanismo tectónico.
Debajo de todo, por fin arriba, él espera . . . no hay nada, ni tampoco ha llegado a su cuerpo. Cierra los ojos por pequeños lapsos que culminan en un esfuerzo por mantenerse despierto cambiando de posición, solamente para cerrarlos otra vez y hacerlo de nuevo. La noche cae en el horizonte lentamente, el invisible manto de estrellas moviéndose silenciosa mientras los sifones oculares, pupilas negro esterlino, llevan esa luz que hace posible verlos al reino de la inconsciencia, la promesa de vida progresivamente desvaneciéndose estrella a estrella, bulbo a bulbo, interruptor a interruptor. La cantidad de silencios a su alrededor crecen, los pasos del Sueño cada vez más audibles juntos con las campanitas llenas de almas chocando entre si paso a paso . . . el deseo de pertenecer a ellos aumenta, pero el brillo cuadrangular pide un poco mas de compañía. Y con un largo bostezo Somnolencia llega, y con ella . . .
. . . llega un bólido balido expulsado del interior de alguna casa vecina, atraído por la fina influencia de sus oídos. Refunfuña tal Caguamo, meneando la cabeza exhalando frustración en torrentes sincopados a las flautas tocadas por el viento entre árboles, edificios y telarañas de cobré y PVC. Deseando reanudar su ritual con ella, quién ya ha vuelto a la seguridad de las sombras, sin saber a estas alturas de su vida una manera constante de atraerla de nuevo cuando quisiera, y sin una vibración reciente en su mano, comienza a platicar con Caguamo, como ya es costumbre, que lo espera, con un poco de frío, en la base de la plegable escalera de aluminio que uso para subir a la azotea.
"¿Qué piensas de las ovejas, 'Wamo?"
"¡Aarf! Ggrarf, arf aarf raff . . . Raf."
"Claro, si son deliciosas, ¿pero alguna vez has visto una?—viva, no en carnitas, digo—no te parecen un tanto, no sé, ¿estúpidas? ¿inocentes?"
Caguamo levanta su rostro confundido, pequeños aglomerados de hielo hay en sus bigotes, hacia su dirección. No había comentado nada sobre su sabor . . . pero claro que lo amaba. El olor característico de un domingo, con todo y sus meteorológicos tintes religiosos, volviendo el aire más pesado, difractando la luz en un espectro más cálido, colores para algunos hogareño, que llenaría sus corazones de calor con tan solo recordarlos, pero para otros el más simple y doloroso indicador de su soledad. . . . Para nada. Caguamo compartía con su compatriota humano el dolor auditivo que era aquella nueva inquilina, con la furia propia de un chihuahua.
Dentro de las sombras, el panorama cae. Los antenados, cableados y apilados bloques negros del horizonte pronto y lejano, melenas construidas de borrosos aluzamientos y brillantes bocas poligonales adornando las caras de planas obscuridades, caen hacia arriba, inversa gravedad circadiana del profundo y fluido negro que ella ha derramado con un beso entre la superficie de sus ojos y el anverso de sus párpados. Al chocar con las magmoides nubes prekatianas liberan paquetes electromagnéticos atrapados en altas estacas de acero, vibrando al llegar a su celular, movimiento periódico que quizás no en fuerza, pero si en ritmo, es indistinguible del rebote asiento-trasero del puñado de pasajeros sentados en el metro. Todos, despiertos o no, recorren alabeadas e invisibles guías al destino de siempre . . . ¿Por qué habrían de dudarlo? En la ceguera impuesta por la subterraneidad (que dos días antes había celebrado su cuadragésimo octavo cumpleaños) las sensibilidades autogeolocalizadoras necesarias para notar que efectivamente, así como al dormir, flotando en los vientres del Sueño, el rumbo, el final, habían cambiado bruscamente por capricho de Alea, eran inmensamente escasas. Dormidos a la mitad, tan cerca y tan lejos de descansar en paz, frunciendo seños, formando sonrisas, asfixiándose a efecto retardado es su apilación horizontal, son llevados a un lugar que reconocen como el mismo, pero que no podría estar más lejos de serlo.
Las ofrendas de todos los alabastrones presentes se alzan hacía los ventiladores negros.. El sonido generado por el vórtice es solamente audible cuando el metro se paraliza en miedo, junto con todos adentro. Buscan quedarse callados, el más mínimo sonido puede ser malinterpretado. La respiración disminuye, las lenguas paran de moverse en sus cavidades bucales, los audífonos empiezan a susurrar, aquella comezón debe de esperar . . . ¿esa luz estaba parpadeando cuando subí? La obscuridad del túnel empieza a multiplicarse, extendiendo su cuerpo en contra de las ventanas, crujiendo, vibrando . . . nadie parece notarlo, pero, pero, lo oyen, ¿no? Cada vez todo se hace más fuerte. . . . Es . . . no no, solo es el reflejo de sus audífonos en la ventana. Ja. Juré que era un rostro afuera de la ventana . . . está dentro, ¿no? ammm, no . . . algo definitivamente se acerca . . . viene de muy lejos, corriendo por el túnel, trayendolo consigo . . . si, los oigo, oigo sus dientes castañeando de hambre, deletreando mi nombre en sus estómagos. . . . Aquí vienen. . . . Un gran borrón naranja pasa hecho la Mocha por las ventanas, silbando crujiendo, cientos de siluetas difuminadas entre si derritiéndose por la velocidad en la obscuridad de su anonimato . . . nada fuera de lo usual. Mira todo pasar, suspirando en alivio. Vuelve a cerrar los ojos. Por lo menos hasta que oye el rechinido de los frenos. Cara a cara, no se atreve ni a ver los reflejos que piden un poquito de sus ojos, una mordida visual, un grito inaudible clamando por digestión cerebral . . . siente que algo se abre paso sobre el mar capilar, sale por la ventana y aterriza en el techo con un estrudendo. Lo único que puede oír es el ventilador succionando sobre al aire que exhala pesadamente. Sudor empieza a ser secretado, el calor aumenta hasta que algo sobre ella empieza a decir, un susurro encantador, un gran siseo, mientras todo yace unánime y petrificado, "Si recuerdas qué es la luz al final del túnel, ¿no?" Ella no responde. "Parece que no . . . que lástima, pensé que lo recordabas." Trata de alertar alguien, pero todo está hecho piedra, incluso ella, de la cabeza para abajo, su miedo y eso lo único con aparente permiso de moverse. "Aura, Aura . . . la luz al final del túnel es otro tren . . . la luz al final del túnel—" Por fin logra alzar la cabezs, sumida en miedo, sudor y desesperación, en el momento exacto para ver cómo el ventilador ya no está girando, y entre la rejilla desciende rápido como la Miseria, "—s o y y o."
Al fondo del vagón, visibles a través de un infrecuente valle de espaldas, dos hombres se saludan con los puños, uno de ellos silbando la melodía de Mi destino fue quererte. Sin soltarse, el otro, vestido de azul, mangas arrugadas y recogidas hasta el codo, revelando un reloj en cada muñeca, empieza a cantar “. . . maldigo al amor.” Sus manos empiezan a bailar en el reducido espacio que tienen. Muchos empiezan a sentirse incomodos, no están acostumbrados a ver la felicidad nacer de la nada. Un muchacho empieza a sonreír con ellos mientras que en los altavoces se les da los buenos días a todos con información sobre la estación que se aproxima. Sí, sí, nunca debes de olvidar sonreír. . . . Parece que él pensaba lo mismo hasta que entre gritos inesperados, Aura despierta del trance y logra ver en su cara una mueca para que la tierra se lo tragase, tirando la pequeña sonrisa que había logrado extraer de su interior al aire, el ventilador succionándola . . . pero la tierra ya se los había tragado a todos: el roce de su pene contra las nalgas de un señor habían despertado las fantasías reprimidas de su juventud, liberando a manera de supresión insultos y movimientos para mentarle la madre:
“Para pendejo no se estudia.”
“¿Lo dice por experiencia?”
Pero el peso del Amanecer hunde su rostro y su vigilia de nuevo entre cientos de suaves pelos sintéticos, propios de su almohada—afelpada chaqueta color cobertor, modelo hombro, con olor a suavizante y perfume—dejándola salir seis estaciones después de la planeada. Su destino es la escuela, la maldita escuela.
“¿Si pasaste?”
“Si, y no gracias a ti, maldito ‘storbo,” corriendo a las escaleras, 4 pasos por cada paso de persona normal.
Ring-ring. Extraída de la cama, Alán expide una serie de bostezos indivisibles. Coloca su desnudo pie izquierdo sobre la fría gravedad, espera un segundo, y descansa el derecho sobre la rejilla del compañero delantero. Con una mano silencia la desesperada alarma, con la otra vierte tinta negra de su pluma en símbolos latinos, pigmentos diluidos formando cadenas que denotan en claro-obscuro las ideas recibidas sobre el papel adiestrado. Las lagañas que bordean sus ojos se extienden en trenzas segmentadas hasta la tenue cuadrícula azul con fondo blanco, medio centímetro cuadrado de blancura, treinta y seis por cuarenta y nueve cuadritos, más bordes—blanco como el de su pijama, procediendo a quitársela con sonambulico fervor: primero la camisa, revelando la falta de ropa interior superior, enseguida los pantalones, dejando como huella de su presencia un patrón pintado en carne viva, montañas en contracara a las presentes en el elástico que lo mantenía adherido a su cintura. Todo cayendo a la misma velocidad. Al pasar a la siguiente página, esquina superior derecha, continua cepillándose los dientes, arriba-abajo, escribiendo izquierda-derecha, palabra tras palabra, deslizando sus ya calcetados pies dentro de un cómodo calzado sucio. Primero izquierdo, cruz, orejitas, nudo iniciando por la derecha, otro nudo más, después derecho, lo mismo. Seguridad, firmeza, libertad, alas para volar hechas de nilón y algodón. Finalmente ha acabado, la clase ha terminado y todos podemos relajarnos hasta que arribe otro metro atrasado, trayendo el clima del túnel, los vientos estacionarios presentes en la obscuridad llenando las arcas del andén, aventados a treinta kilómetros por hora más su velocidad natural. Variable. Demasiado variable. Cierra los ojos, no quieres que nadie entre en ellos, no quieres que nadie vea lo que hay en ellos.
“¿Por qué siempre llegan tarde?" Y al verlas tomadas de la mano, Alán añade "—¿y juntas?”
Un par de huh's desentonados y unísonos, lagrimitas de bostezo saliendo de los ojos de Kessandra y la anillada por Insomnio mirada perdida de Aura le responden.
Se toman de las manos en la forma particular de "hermanas" recién reconciliadas. El pulgar e índice de Kessandra formando un anillo falángico que, con sus internas sombras, logra diferenciar los de otra manera indiferenciables pigmentos de sus pieles, PMS P 37-9 C, dinámico a la temperatura ambiental y corporal—la anchura y profundidad de sus pares de ojos el único punto de anclaje del que todos pueden decretarlas como amigas, en vez de familiares, diferentes constelaciones, misma obscuridad.
"¿No han visto qué hora es?" continúa Alán.
Kessandra al fin se atreve a verla—09:07—al levantar la cabeza hacia el cuadrangular reloj sobre el pizarrón. Al bajarla, la punta de su nariz despliega el panel de notificaciones del estratégicamente posicionado celular de Asán, donde antes de retroceder y levantar sus puños, vislumbra debajo de la hora atrasada por un minuto, una serie de mensajes insoportablemente falsos con una tal "Linx", que días antes, vagando por las calles que de alguna u otra manera conectan a la burbuja de existencia de la preparatoria con el mundo exterior, la había visto con él, tomados de la mano, compartiendo con bromas y risas altisonantes una orden de tacos de canasta, frijol y papa por el olor, con un helado de la nevería más cercana, fresa, uva y choco-chips, caminando a una velocidad casi lo doble que la suya hacia Tlalpan.
"Shiinga tu madre, pende—" Entre i'es y e's, burbujea a la superficie de su consciente sensorial el espacio negativo, ciento cuarenta y tres punto ocho por sesenta y nueve punto cinco por ocho punto cinco milímetros, dejado por el vacío que su celular creó en su mochila al saltar de su posesión a la de otro sin su permiso, retribución monetaria o ya de mínimo un "gracias," apagando el final de su oración mientras Aura, ahora libre, camina hacía su lugar. Una mirada registra cada uno de sus movimientos.
Caminando, suelta un suspiro. Todos creen que se trata de un lenguaje pneumático por descifrar, pero nadie se atreve preguntar. Ella misma se ha percatado de esto, por lo que de vez en cuando expira versos de Blake y Lorca en un amateur morse. Pero hoy no se trata de eso, pues al saludar al resto, se pregunta cómo es que llega todas las mañanas sin recordar el trayecto ("¿Qué onda?"), con la ligera sospecha de haber vivido ya éste día ("Hola Aury, te ves preciosa." Ay: "Gracias, bebé.") de manera exacta. ("Hola chicos.")
Al ajustarse los garabatos del pizarrón poco a poco a sus ojos, cree haber leído algo relacionado a lo escrito alguna vez, aunque la memoria visual de un "proceso subconsciente" no puede ser traída a la consciencia, y las palabras "arco reflejo" sólo le recuerden a la entrada de su hogar anterior, memorias de un domingo por la mañana. La sigue mirando.
Con el Sol alcanzando su cénit, montañas apenas visibles, rugir incesante de motores, cláxones, comercio, pasos y risas sobre los pasillos, las paredes haciéndose más chicas con el paso del día, el reducir inquebrantable de la paciencia y los niveles de atención, sobre las empolvadas losas gris penitencia y tras mucho debatir interno, una figura se alza por detrás de los bosques de queratina teñida de colores extracapilares, aproximándose a ella mientras su respiración se hace más pesada.
"¡A!—Aura . . ."
Pausa la escritura, su mirada asciende y desciende al confirmar la forma de la voz . . . y suspira de cansancio. Pero él continúa, titubeando en su nervio-sismo: "¿Cómo e-estás?"
Al recordar lo dicho por su madre, tan repentino pero esperado como un relámpago en medio de la tormenta, Aura se toma firme y bruscamente de la chaqueta blanca de Ródian, usando el impulso para levantarse unos centímetros de su asiento y decirle, en un tono desinteresado y ahogado, cerca de su oreja: "Ah. Hola, Rod."
"¿Recuerdas lo de ayer?"
"No," responde bruscamente, hundiendo los ojos en su siguiente aliento, "no recuerdo ni cómo llegué aquí hoy, mucho menos los días anteriores; ¿qué hay de ti?" Pero antes de dejarlo responder, su madre de nuevo presente, vuelve al tema: "Ammm . . . No. ¿Qué fue lo que dije ayer?"
"Bueno, me dijiste que te sentías sola y querías compa—"
"¡Ahhh! Si."
"Y . . . Y pues—"
"¿Ajá?"
"Quedamos en salir. Además, me dijiste que—"
"¿Enserio dije eso?"
"Ammm. Si."
"Ah . . ."
"—me dijiste que te recordara, porque estabas un poco ebria."
"Creo que no fue solamente un poco, Ródian."
"¿Mande?"
"No, nada . . . Demasiado."
"¿En-tonces?"
"Si, seguro. ¡Ya qué!"
Ródian, un momento sin decir nada, se convulsionaba con tan grandiosa oportunidad. Aura le despertó.
"Búscame al salir."
"Claro."
Aura, Aura, su nombre rondaba incansable en las espirales de su pensamiento. Por un lado, se generaban memorias de posibles futuros, por el otro, con considerable mayor peso, un torrente presurizado de ingeniosa envidia y excelente mentira dejaba caer frente a su tercer ojo las memorias del famoso—por lo menos para él—muro de su hermano. Una pared patronizada con lazos y clavos de los que pendía ocasio-nalmente una impresión de 10x13 centímetros de algún tiempo en el pasado, a pie de recuerdo el nombre de la acompañante en turno, y por debajo la fecha y una aproximación de las coordenadas, tomadas de Gmaps, del lugar y el tiempo donde fue extraído aquel momento. Los lazos varían en color: hay una gran cantidad de rojos, los cuales, retorciéndose en las ápsides de la pared, finalmente regresan, tras separarse en T'es y reconformarse en Y'es, hasta un circular vacío central donde pareciera que habría de colgar una fotografía que aún no había sido tomada; y azules, verdes y negros, brotando en pasajeros callejones, resaltando puntos y fotografías que Ródian no comprendía, pero que su hermano, encantado con su palacio mental exteriorizado, siempre miraba todas las mañanas, para revitalizarlo.
"Una foto de las fotos, eh."
"Así parece ser. Quizás no deberíamos de llamarles fotos, si no capturas . . . engramamos bucles de los cuales no sabemos en dónde está su origen."
"Oye, ¿y si nosotros somos el origen?"
"Mira pequeño . . . Deberías ya estar en camino, migrando hacia las regiones fronta-les, en donde con tus habilidades servirías más para lo que se lleva a cabo detrás de aquellos rangos misteriosos. Y-Y no me digas—"
"Oh, quiero intentarlo."
Sola de nuevo, nota el acre olor originado por la quema de sustancias ilícitas en la calle vecina alcanzándola tras haber envuelto a todo el salón, entrando por la lejana ventana paralela a ella. Había encantados y había asqueados. La plasta azulada leve-mente bosquejada que el Amanecer resalta siempre sus contornos de, al alzarse y transformarse en el Atardecer, ya ha desaparecido por la reducción por contamina-ción del horizonte y su lejanía según el observador. Juntos, función y límite se deslizan en el mismo plano que los anticuados pantalones obscuros del profesor. "Bienvenido 23, por favor, antes del 49. Y 16, al extremo derecho, si es tan amable." Sobre las abscisas siguen corriendo datos y líneas, mientras gira su cabeza hacia la ventana, con asco de frente, ora al pizarrón, ora a su cuaderno, mismo asco, recreando las mociones ritualistas con las que despierta cada mañana, mojando sus ojos con lágrimas que, negándose a correr expulsadas de las órbitas hacia el suelo, hacía el centro de la tierra, empiezan a flotar, haciendo todo el uso posible de su tensión superficial, frente a su visión para contaminarle la vista con atmosféricas imágenes de ella, ésta mañana, frente a su espejo, contorneada por la niebla de su Insomnio. . . . Pues un sueño no sería tan aburrido . . . ¿O sí? Pero ya ha ocurrido tanto, por tanto, que ya no se inmuta mucho . . . No, no, no es la rutina, es que la rutina ya no cuadra dentro de lo que según ella, en algún momento, pensó que la llevaría a ser feliz; la lista de Cosas que valen la Pena hace un tiempo que ya fue olvidada, tanto para agregar, como para tachar, pues ahora la dinámica de su vida funciona a partir de la búsqueda de pretextos para seguir despierta, seguir con su vida de cualquier manera . . . Recuerdos y sueños, pasado y futuro, nunca presente . . . Quizás allí esté el problema . . . Quizás. . . . Y quizás hoy mismo descubra sí, sus sospechas confirmadas, alguna vez ha despertado realmente.
A sus apagados ojos cafés llegan fumarolas expirándose en patrones circulares, llevando su mirada, con cada grado recorrido aumentando el volumen acumulado ya dentro de ella desde hace años de su desesperanza, hacia el típico cuadro en el que se la vive y regocija Alán—que en realidad es la imagen típica de cualquier semipareja que se pueda encontrar en ese lugar, en cualquier salón, en cualquier jardinera, intentos por vencer la manera en la que todo parece perder calor progresivamente, incluso dentro de los corazones de aquellos que juran amarse con todo el corazón—lo que concuerda mucho con él, pues lo único que tiene fuera de promedio es su panza y su altura, ambos sobre la norma.
Vaya.
Aura se pregunta si alguna vez podrá dejar de verla—en realidad, verlas—de esa manera. Se “aprieta” dentro de su pantalón al centrar su vista en nada más y nada menos que en una de sus tantas tontas fantasías de pobre enamorado. Chica original y despampanante. Realmente la quiere, la quiere para esto y el otro. La mezcla de sus simplezas, dadas por ser partícipes de un mismo espectro en género opuesto, le da sabor a todos sus encuentros, encuentros en cuyos rumbos se pinta la orgánica corona de una pura Necesidad de Amor. Trap y reggaetón resonando con rock y hip-hop. Las voces de vodka, tequila adulterado, las famosas y queridas aguas locas, encantan los sentidos con la mirada concentrada de erotismo de unas medias lunas en celo, un movimiento de cadera o de cabello o de ambos, tejiendo y empujando con sus atracciones y sus repulsiones la tan buscada Receta Hormonal. En crestas se dice "son sólo tuyas" y otras tantas invitaciones para iniciar el fuego, en sus valles se ven frondosos abandonos e idas-sin-despedidas, tan originales en argumentos y disculpas, como cuando Alán piensa en cómo se congela cada vez que la(s) ve y cómo se calienta cada vez que la(s) besa, mucho más si le permite(n) un par de toques—aunque no muchos, disculpa, tiene(n) novio. . . . Y piensa que todo ello lo acerca a algún día encontrar a la indicada, aunque no se dé cuenta que solamente, con cada capa de lubricante vaginal de distinta procedencia añadida sobre su cabeza, solo reduce el círculo en donde persigue su propia cola, llegando beso tras beso a un punto donde no tenga más remedio que escoger entre parar a encontrarse o tragarse a sí mismo “sin querer.”
O eso se pinta mentalmente ella, con todos los grises del pantalón de Alán y el azul mezclilla de los ajustados jeans de Linda: colores celestiales familiares de aquel día. Pues . . .
submitted by DanteNathanael to DanteNathanael [link] [comments]


2020.01.18 02:37 EmiNemi8575 Creepypastas :O

~~ADVERTENCIA TEXTO SUPER LARGO~~~~ top 10 creepypastas ESPECIAL 100+LIKES --ovolo77
  1. Capitulo perdido del Chavo del 8
"¿Alguien aquí vió el episodio de el chavo del ocho donde el chavo se hacia el muerto por que fingía que era atropellado y todos se ponian tristes? ¿Recuerdan que después de ese episodio comenzaron a pasar puros episodios repetidos?
Bueno, resulta que despues de la salida del dvd con los episodios se hizo pasar por un error el hecho de que ese episodio era el 143, pero el episodio anterior es marcado como el 141; sin embargo la fecha entre la que se filmaron esos episodios fue cuando los productores y los actores se dieron un " descanso " de 4 meses, y los programas transmitian episodios repetidos.
El episodio perdido, el 142 del chavo del ocho fue un supuesto error de conteo, decían los antiguos productores en Televisa, pero lo que sucedio realmente es que se filmó un episodio alterno al de la muerte del chavo del ocho, donde la consecuencia de las travesuras del chavo resultaban en que terminaba atropellado de verdad.
Era un episodio extraño, comenzaba con la cancion popular del inicio pero el audio estaba algo desfasado, unos 5 segundos y dejaba un silencio extraño como estatico durante los 5 segundo restantes despues de que terminaba la cancion. El episodio comenzaba normal con una vista normal sobre la vecindad, pero ningun personaje entraba en escena, sin embargo la camara cambiaba su enfoque hacia las puertas como si un personaje fuera a salir, pero no salia. El proceso se repetia con todas las camaras, extrañamente se escuchan murmullos siempre que se acerca la cámara a la casa de Don Ramón, pero no se entienden.
De pronto se escucha el sonido de pasos apresurados y entra el Chavo del ocho en escena, pero no parece haber enfoque en él. Las puertas siguen siendo enfocadas sin parar y el Chavo solamente parece estar haciendo algo cerca del lavadero y el barril, las risas grabadas comienzan a sonar sin razón cuando el Chavo sale por el lado izquierdo hacia el portón. Justamente cuando sale de escena entra Kiko desde su casa y la Chilindrina desde la suya, ambos con un aspecto incómodo en sus rostros, como si no quisieran estar ahí realmente. Kiko pregunta dónde esta el chavo pero no hace ningun ademan ni voz graciosa, la Chilindrina en su papel le contesta que se fue con una salsa de tomate. En esta parte la Chilindrina está terminando la frase "con salsa de tomate hacia la calle" pero antes de decir hacia, se escucha un estruendo horrible, con un volumen mucho mas alto que el de los demas sonidos en el programa, no parece estar nivelado ni parecerse a algo normal o planeado. Inmediatamente después del sonido los dos actores se quedan perplejos como si no fuera parte del acto, aqui corta sin fade out.
Solamente pantalla negra, como un corte comercial pero sin arreglos. Después regresa la escena donde todos estan llorando por el chavo, parece la escena del capitulo que si se transmitió, pero el sonido esta de nuevo desfasado y se escuchan mas sollozos que en el del otro episodio, como si hubiera mas gente llorando alrededor, aparte de los actores. La escena de nuevo cambia sin aviso y estan todos en un escenario nuevo, esto es lo mas notable del capitulo, el hecho de que usaban siempre los mismos escenarios era común, pero parece ser que crearon uno especificamente para este episodio. Una pared negra simulando oscuridad de fondo, y solo se encuentran 4 personajes con los mismos rostros de preocupacion y incomodidad: Don Ramón, Kiko, Doña Florinda y el profesor Jirafales. El rostro de Doña Florinda parece que va a romper en lagrimas, y esto se nota mejor cuando la camara le hace un close up exactamente a ella, pasan 5 minutos en este close up.
Este close up es exagerdamanete largo y ella sólo mira a la cámara con miedo y aguantando las lagrimas. Los demas personajes están mirando hacia un objeto al parecer fuera de cámara. Kiko y la Chilindrina dicen la misma linea "Chavito" pero Kiko lo dice con una voz quebrada como si estubiera muy triste y ya no pudiera actuar más. La cámara cambia instantáneamente al cuerpo del Chavo del ocho, pero realmente lo extraño es que este personaje no es su intepretador original, Roberto Gomez Bolaño. El cuerpo esta completamente dañado, los brazos torcidos y la piel palida; el rostro es muy diferente pero no se distingue por que lo tapa su propio gorro, como si se tratara de un verdadero cadáver. Las piernas aparentemente rotas, y sangre brotando de su costado y cabeza. El tema del chavo del ocho comienza a tocar después de unos 2 minutos de una cámara fija hacia el cuerpo en completo silencio, consecuentemente, el episodio termina de esta forma.
Al parecer este episodio fue una experimentacion de Gomez Bolaños, y provocó que los actores trataran de dejar el programa, pero regrabaron el capitulo y solo dejaron una escena, lo extraño es que los convenció de alguna forma de volver y despues de 4 meses estaban grabando de nuevo.
El final de este episodio no quedó abierto a publico por obvias razones, y quedó borrado. Parecia que Bolaños queria realmente transmitirlo, lo consideró una obra maestra entre los mejores episodios de ese programa. Lo extraño es a quién pertenecia ese cadáver que mostraba el episodio. Y de dónde salio, sus rasgos lo denotan como un individuo de estatura promedio y la ropa del chavo le quedaba un poco mas grande, de lo cual su abdómen descubierto hacia notar unas marcas extrañas, las cuales parecían ser como agujeros hechos por una puñalada, pero limpios hasta el minimo detalle. El actor que se prestó a este episodio nunca se vé más ni antes ni después en la serie u otra. Nisiquiera parecia haber sido un actor, o una persona viva realmente. La duda queda en, si fué un cadaver tomado de algun lado, o fué un cadaver "hecho" para ese episodio.
El cambio que queria aplicar Bolaños a su programa se manifiesta en este episodio, pero al parecer a sus compañeros de trabajo no les gusto mucho, y de alguna forma le tomo sólo 4 meses a volver a la normalidad Se reporta que meses antes del descanso de 4 meses, Bolaños argumentaba que su programa estaba cayendo en la monotonía y quería hacer algo distinto que jamás hubiera sido visto en tv."
Top 10-Creepypastas
  1. Angel guardián
Crees en los ángeles? si... estos seres alados que vienen del cielo... emm, en fin, ¿crees en los ángeles guardianes?. Has oido hablar de ellos, ¿cierto? dicen que todos tenemos uno, siempre está a nuestro cuidado en los peores casos.... de verdad crees que es así? jajaja no, no lo son, no son ángeles, ni siquiera son buenos ¿sabes?. Pero valla que siempre están, siempre, tu no los verás, no porque sean invisibles, ellos... simplemente saben que los ignoraras, porque al final, tu no quieres verlos, ¿cierto?. No, no quieres, no te gustaría.
Ahora estás en tu PC leyendo esto, mentras el está detras tuyo, observandote, cuidando su fuente de alimento, con sus ojos rojos... valla odiosos que son. Ja! pero allí están, si, cuando tu no te das cuenta, cada vez que vas a dormir y miras hacia el techo de tu habitación, no dejes de mirar hacia allí, quizá está al lado tuyo. O cuando duermes, ¿a que no te imaginas? te ve de frente, de hecho, eso le gusta. Cuando estás en la ducha y el jabón entra escurridizamente a tus ojos, está al frente tuyo. Que tal cuando entras a una habitación oscura, tus ojos aún no pueden ver nada, el está frente tuyo, pero tu no quieres que sea así, el lo sabe, así que no importa. A el no le gusta que sepas que existe ¿sabes?. Quizá tu crees que no le conoces, pero si que sabes quien fué, tu claramente te acuerdas de eso cuando vivía.
pulseras
8.Suicide Mouse
Bien, escuche que existe una caricatura que no fue distribuida nunca, ni siquiera para los fans mas apasionados de Mickey Mouse. De acuerdo a la mayoría de las fuentes, esta caricatura no tiene nada de especial. Simplemente es un loop continuo de Mickey, caminando a través de 6 edificios, por unos 2 o 3 minutos antes de obscurecerse y terminar con la animación (mas o menos como en los Picapiedra). A diferencia de las musiquitas alegres de siempre, la canción de esta caricatura, no era una canción para nada. Simplemente era como si golpearan el piano por minuto y medio antes de que se convirtiera en ruido blanco, nieve, por el resto del film. Y este, no era el alegre y viejo Mickey que amamos tampoco, Mickey no estaba bailando, ni siquiera sonriendo. Simplemente caminando, como si tú o yo estuviéramos caminando, con una expresión facial, muy… normal. Pero por alguna razón, su cara estaba girada hacia la izquierda, como teniendo una mirada sombría.
Hasta hace uno o, dos años todos creían que después de que se obscurecía la escena, terminaba la caricatura. Pero cuando Leonard Maltin la estaba revisando, para ponerla como un bonus en el DVD, Leonard decidió que esto era simplemente basura, como para ponerla en el DVD. Sin embargo, quería tener una copia digital por el simple hecho de ser una obra de Walt. Cuando digitalizo la caricatura en su computadora, se dio cuenta de algo; La caricatura duraba de hecho, 9 minutos y 4 segundos. Esto es lo que me dijo mi fuente (El es un asistente personal del mismísimo Sr. Martin).
Después de desvanecerse en negro, se queda así hasta el minuto seis. Despues, regresa a Mickey caminando. El sonido era diferente esta vez. Era como un murmullo. No era una lengua, sino mas bien como un grito gutural. Mientras el ruido se hace mas indistinguible y fuerte en el siguiente minuto, la imagen se empieza a descomponer. La banqueta empieza a ir en direcciones que parecen imposibles basándonos en el caminado de Mickey. La sombría cara del ratón, lentamente se convierte en una sombría sonrisa. En el minuto siete, los murmullos se convierten en un gritos escalofriantes (de esos que te duelen solo al escucharlos), y la imagen se pone mas obscura. Con colores que no eran posibles en esa época. La cara de Mickey, entonces, comenzaba a derrumbarse. Sus ojos rodaban hacia el fondo de su barbilla, como dos canicas, y su extraña sonrisa apuntaba hacia arriba, al lado izquierdo de su cara. Los edificios se convertían en escombros flotando en el aire, y la acera seguía en direcciones imposibles, navegando en direcciones extrañas.
El Sr. Martin quedo perturbado con esto, y dejo la habitación, enviando a un empleado para que terminara de ver el video y tomara notas de todo lo que pasaba , hasta el último segundo, y para que después, guardara el disco de la caricatura en la caja fuerte.
Resulta que al final del video, después de un grito gutural, el filme termina de manera abrupta con la cara de Mickey en los créditos, con lo que sonaba como una caja musical rota tocando en el fondo. Esto pasa por mas o menos, unos 30 segundos, y sea lo que sea que pase en ese tiempo, nadie ha podido darme ni un poco de información.
Un guardia de seguridad que trabajaba conmigo, me dijo que él estaba haciendo sus rondines esa noche fuera de la habitación. Me dijo que vio al empleado salió temblando del cuarto diciendo “El sufrimiento real no se ha conocido” siete veces antes de que le quitara el arma del guardia, y cometiera suicido.
Lo único que le pude sacar a Leonard Martin fue una frase de los últimos cuadros, una frase en Ruso que decía “Las vistas del infierno trae a su audiencia de regreso”.
lamida
  1. Suicide girl
Dale una mirada a la imagen ,recientemente descubrí esta imagen y su historia en una publicación coreana. La historia es esta, en Japón poco antes de que una adolescente cometiera suicido, dibujo esta imagen, la escaneo y la publico en línea. En Corea esta historia se desato y se esparció como un incendio.
Hay muchos mensajes recorriendo undefined en foros coreanos que dicen que el espectador se ve inmerso en los ojos azules de la chica, dicen que se puede detectar una pista de odio y tristeza dentro de sus ojos. Tal vez la chica murió con mucha tristeza y enojo que su espíritu embrujo la imagen, o tal vez la imagen provoca tristeza, similar a la canción "Gloomy Sunday" (canción escrita por el pianista y compositor autodidacta húngaro Rezső Seress en 1933 que según la leyenda urbana provoco un gran número de suicidios).
El elemento raro es este, dicen que es difícil para una persona mantener fija la mirada en los ojos de la chica por más de 5 minutos, hay reportes que algunas personas han tomado sus propias vidas después de hacer esto. La gente dice que la pintura cambia, conforme la ves parece como que una sonrisa burlona aparece en los labios de la chica o que un anillo oscuro crece alrededor de la chica o de sus ojos.
Algo es seguro, la imagen ha despertado uno curiosidad en mi que debo de saber, siento una presencia cuando miro la imagen, si es malvada o no, no puedo juzgarlo. Me gustaría saber que es lo que la comunidad global en línea siente y tal vez incluso algunos expertos en arte pudiesen responder por qué los ojos de está imagen pueden atraer al espectador tan profundamente.
angel guardian
  1. Bli*ndmaiden.com
Tal vez se trate solo de eso, de una nueva Leyenda Urbana, pero de no ser así, nos encontrariamos ante un suceso escalofriantemente desconcertante que nos llevaría, una vez más, a la terrible conclusión de que no existen límites ni fronteras para el horror. Un horror que se adapta camaleónicamente a los tiempos y se vale de todos sus eventos para manifestarse ante nosotros.
Son muchos los que cuentan haber entrado en una página web llamada www.bli*ndmaiden.com (blind maiden significa doncella ciega). Normalmente,si pretendes acceder a ella, por más que lo intentes, tu explorador no te lo permitirá y aparecera otras cosas ya que para hacerlo deberás cumplir tres condiciones.
Encontrarte completamente solo,hacerlo exactamente en la medianoche de un dia sin luna y tener apagadas todas las luces de la casa. Entonces,solo entonces se te permitirá el acceso.
Una vez dentro, enseguida tras un impactante viaje por las imágenes que ofrece, sin necesidad de que nadie te explique nada, comprenderás, como dice el slogan de presentación de la página, que estarás ante 'una experiencia real de horror absoluto'. Tendrás que emplear tus cincos sentidos y poner especial cuidado en no clickear, ni por error, el botón de 'Aceptar' en participar activamente en la experiencia. Si asi lo hicieses seria tu fin y quedarias transformado en una imagen más del amplio archivo de incautos que, antes que tu, osaron, tal vez incrédulos, tal vez curiosos, a probar esta experiencia.
Pero ¿que es lo que se supone que ocurre una vez que haces clic sobre aquel botón? Para tu sorpresa y horror observarás en tu monitor como una siniestra silueta se pasea... por tu propia casa!!! Querrás despertar de lo que desearás que sea una pesadilla cuando veas como ese espectro se acerca y entra en la misma habitación en la que te encuentras... te verás en tu monitor a ti mismo,de espaldas... entonces sentirás su presencia detrás de ti... te girarás no pudiéndolo soportar más y... lo último que verás, antes de morir, será el rostro de la doncella ciega que, despiadadamente te arrancará los ojos...
Como he dicho al principio, a mi, no me consta que sea verdad, y sinceramente, no pienso comprobarlo... si, lo reconozco, me da mucho miedo... pero yo les paso el reto a ustedes. ¿Te atreves a comprobarlo? ¿Se trata de una Leyenda Urbana, un montaje? ,o una terrible realidad...
suicide mouse
  1. El suicidio de calamardo
no, no debía pasar de nuevo, no después de aquello de la otra vez... No se como voy a aguantar esto, es mas fuerte que yo, aun así les contare y luego... no se, tal vez necesite ayuda psiquiátrica y psicológica...
Tardamos en recuperarnos aquellos que vimos el episodio del Suicidio de Calamardo, soñaba todas las noches con aquellos niños, siendo descuartizados y desmembrados... Lo cierto es que luego esas imagenes se borraron de mi mente, y tenia el recuerdo de aquel episodio como una pesadilla lejana...
Hace un par de días estábamos con algunos internos esperando la llegada de un episodio para corregir el sonido y esas cosas, eramos casi todos los que estuvimos aquella vez, presenciando aquel terrible episodio. Excepto por uno o dos, que renunciaron y jamas supimos de ellos otra vez...
El episodio llego y leí el titulo, se llamaba "Krusty party", lo que no note pero notaria después es que esa etiqueta estaba superpuesta sobre otra...
Prepare los equipos y coloque el Cd, y cuando estábamos todos alrededor de la pantalla puse Play, empezó la presentación común de todos los episodios, y todo parecía normal, hasta que llego a la parte en la que el pirata del cuadro se rie al final, lo que paso es que el pirata no se rió, sino que dijo: "No hay cosa pero que el dolor", en una voz irreconocible. Nos sorprendimos mucho, e incluso uno lanzo un grito, sin embargo decidimos seguir viendo el video, el episodio se llamaba "Suicide squidward, Part 2.".
El capitulo empezaba con una vista a Bob Esponja durmiendo, se lo veía mal dibujado y la animación se cortaba un poco, el sonido de los clásicos ronquidos fue sustituido por ronquidos reales. Estuvo la cámara mostrando por un minuto a bob esponja dormido cuando se vio un destello blanco, como si faltara un fotograma, no quería hacerlo, pero volvi atras y vi el fotograma. Era un niño, estaba atado a una silla y tenia un collar que hacia que su cabeza se pegara a la silla. Uno de los internos me dijo que sacara ya ese vídeo, sin embargo yo seguí reproduciendolo. De repente hubo un estallido, el ruido de un escopetazo, proveniente de la casa de calamardo, esto despierta a bob y se corta la animación... Se reanuda cuando bob esta saliendo de su casa, totalmente mal dibujada, una animacion muy pobre y sin sonido alguno, la animacion se corta y aparece un video. El niño atado a la silla esta llorando, y de la nada sale un hombre con un taladro, el hombre es irreconocible, su cara esta totalmente desfigurada. Toma a una niña de detras de la cámara y la golpea furiosamente con el taladro, luego lo enciende y le perfora la cabeza. Uno de los internos se desmayo, otro vomitaba sobre el tablero, los demás, incluyéndome, estábamos mudos. Se corto el vídeo con una toma del niño atado gritando, y volvió a donde estaba bob esponja yendo hacia la casa de patricio, se corta de nuevo y se muestran imágenes al azar de imágenes de personas descuartizadas, fotos del holocausto demasiado gores para pasarlas en las revistas y atrocidades varias. Vuelve a la animación y se ve a bob esponja tocando la roca de Patricio, la golpea y sale patricio, todo esto hecho con una animación pobrisima y una calidad de sonido muy mala, a patricio se lo nota muy triste y al ver a Bob dice: "Lo ha hecho, ¿verdad?". La voz que tiene es terriblemente perturbadora, es imposible saber si provino de un hombre o una mujer. Bob le responde "Creo que si, pero bueno, a todos le llega, a nosotros también". Con una voz parecida a la de patricio. Se vuelve a cortar la animación y se ve al niño atado gritando a todo pulmón, y al hombre desfigurado acercándole el taladro a la cara y alejandoselo, una y otra vez... Vuelve al animación y ahora se ve a Bob y a Patricio en la casa de calamardo, que es muy realista y se puede ver en las paredes cuadros de niños llorando. Llegan al cuarto de Calamardo y se ve las paredes llenas de sangre, y el cuerpo de calamardo en el suelo, la cámara lo enfoca y se cambia por el cuerpo de una mujer muerta, como si hubiesen superpuesto una foto en ese momento. Se corta la animación y ahora se ve al hombre desfigurado atravesándole la pierna al niño con el taladro, este esta desmayado, pero de repente se despierta y comienza a gritar. Vuelve la animacion y se ve a Bob tomando la escopeta de calamardo y apuntandole a patricio, se escucha una voz en off diciendo "Hazlo", Bob dispara y se ve la cabeza de Patricio volando por la habitación. Luego se corta la animacion y se ve al niño muerto, y al hombre atravesandole la cabeza con el taladro, el hombre mira a la camara, le dirige una sonrisa con lo poco que le queda de boca y rompe la camara. La ultima escena consiste en Bob sentado a la orilla de la ventana, llorando, de repente una mano lo empuja y cae hacia el suelo, cuando enfocan a Bob, esta sonriendo, en medio de un charco de su propia sangre. Tengo noticias de que uno de mis compañeros se suicido y dos están internados, le mostramos la cinta a la policía y dijeron que buscarían al hombre de la cinta, yo por mi parte, espero que inyectándome esta sustancia se me olviden todos esos recuerdos
el suicidio de calamardo
  1. El episodio perdido de Los Rugrats
Recuerda Rugrats la serie animada de bebes en Nickelodeon? Lo que probablemente no saben es que el creador de la serie, Gabor Csupo, originalmente tenia prevista una versión nocturna de Rugrats llamado "Rugrascals", que se pasaria en la noche, con un humor más adulto.
Debido a que todos los canales principales pensaron que esta versión para adultos era demasiado inquietante, se negó el permiso para emitir la serie, y como resultado, nadie realmente ha oído hablar de tal versión de la serie. Sin embargo, una estación en Wellington Nueva Zelanda por error coloco el VHS con el episodio de la versión para adultos en la mañana, pensando que era un episodio de Rugrats regular. El episodio que fue visto se llamaba "La mama de Carlitos". La introducción era normal, pero al final cuando Tommy dispara la leche en la pantalla, el efecto de sonido es mucho más fuerte, y la leche, simplemente se queda ahí durante unos 10 segundos, entonces el nombre del episodio aparece. El episodio parece normal, con los niños jugando en el parque infantil. Todos ellos están hablando de sus madres, cuando Carlitos tiene una visión.
Estaba Carlitos en el hospital de pie junto a su madre en la cama, que estaba muriendo de una enfermedad desconocida. Ella estaba cantando "Tú eres mi sol, mi única luz del sol" a Carlitos en voz muy débil, como si estuviera a punto de morir, pero cuando cantaba la segunda estrofa de la canción empezó a la inversa. Una foto de Carlitos apareció delante de un metraje de acción en vivo de un sapo que se diseca, se dice que representa la muerte por los fans. Carlitos se da vuelta y grita, y cuando mira a su madre, su rostro tiene una boca semidespegada, como si fuera una herida, un desgarramiento y esta dice "No te preocupes Carlitos, es el momento para mí de seguir adelante" con una voz de hombre muy perturbadora. Una ráfaga al azar de clips de acción se muestra, dicen que todos estos clips representan la muerte, en uno de ellos hay una vaca caminando en una caja con la palabra "matadero" groseramente dibujada en la cara, y material de archivo real de un hombre que sufre el SIDA siendo asesinado. Usted puede escuchar a Carlitos gritando todo el tiempo. Una foto de la mamá de Carlitos aparece de nuevo, esta vez con un pico de pollo pegado en la cara, diciendo: "¿No te acuerdas cuando empezó todo?" El episodio luego empieza a pasar escenas de acción de las mamografías y el parto. Cerca después de 1 minuto de estas mamografías, se oye mamá Carlitos decir "¿Quieres tu patito de la suerte Carlitos?" un feto muerto aparece. En este momento, se ve Carlitos salir de la visión, y tiene una convulsión. Tommy, Phil y Lil están llorando, y un medico de ambulancia lo tranquiliza, diciendo "Carlitos? Carlitos? puedes oírme?" con voz severa. Finalmente después de toser con sangre y vómitos, Carlitos vuelve a la normalidad. Entonces la camara enfoca como desde los ojos de Carlitos y vemos a Tommy, Phil, Lil y el medico de ambulancias con picos de pollo de en sus rostros, demasiado realistas, como fotografias. Se corta la escena y aparece Una foto de un niño que se parece a Carlitos gritando, al niño le faltan los brazos y las piernas, y parecen recién arrancadas.
Después de esto, los créditos ordinarios , seguido de 15 minutos de estática porque la estación no tenía nada más para pasar. Sorprendentemente, aunque el episodio fue visto por muchos niños, sólo un adulto que estaba viendo ha hablado de él hasta ahora. Ese mismo año, las tazas de suicidios infantiles subieron hasta las nubes en Nueva Zelanda.
top 10 creepypastas
  1. Lamida
Esto paso en una pequeña ciudad de Francia, salio en casi todos los periódicos locales. Una niña de 9 años, hija única, de padres de gran influencia, tenía todo lo que hubiese querido y deseado una niña, pero con una soledad incomparable. Sus padres solían salir a fiestas de caridad y reuniones del ámbito político, y la dejaban sola.
Todo cambió cuando le compraron un cachorro de raza grande, pasaron los años y la niña y el perro se volvieron inseparables. Una noche como cualquier otra, los padres fueron a despedirse de la niña; el perro ya acostumbrado a dormir con la niña, se ponia debajo de la cama.
Los padres se fueron y pronto la niña se sumió en un sueño profundo, aproximadamente a las 2:30 de la madrugada, un fuerte ruido la despertó, eran como rasguños leves y luego más fuertes. Entonces, temerosa, bajó la mano para que el perro la lamiese (era como un código entre ella y el perro) lo hizo y entonces se tranquilizó y durmió descubrió algo espantoso: En el espejo del tocador había algo escrito con sangre que decía N0 SÓLO LOS PERROS LAMEN. Entonces dió un grito de terror al ver a su perro crucificado en el suelo de su habitación.
Se dice que cuando los padres volvieron estaba totalmente trastornada y solo decia "¿quién me lamió?". Aun se busca al autor de tal aberración.
  1. El mensaje...
No taches este texto como algo escrito por algun lunatico. Esta historia tiene sentido, solo dejame continuar...
Debes haberlo hecho, todos nos preguntamos si viajar en el tiempo es posible, verdad? Dejame decirte algo... lo es. De hecho, yo soy del futuro. Se que seguramente no me creas, pero, en serio, soy del futuro. Es una cosa realmente buena: puedes ver el pasado, ver como se desarrollan los eventos... y cosas asi. Sabemos mucho mas de lo que imaginariamos.
Mirar detrás de toda esta diversion te hará ver que existe un aspecto mucho mas serio. No se nos permite viajar a nuestro mismo tiempo de vida, y NUNCA deberemos contactar con nuestros "yo" del pasado. Permiteme decir que justo ahora estoy rompiendo esa regla. Si, chico, estas hablando contigo mismo. Tu mismo del futuro. Sere ejecutado por esto, pero sabes que? Lo acepto. Hablando contigo te estoy salvando de algo que es mucho peor que la propia muerte. No puedo decirte directamente que debes hacer, pues los filtros lo pillarian. Esto es lo mas cerca que puedo llegar, creeme. Sin embargo, puedo mandarte un pequeño mensaje:
Detras de todo esto hay algo mas simple y a la vez complicado , deberias leer la primera palabra de cada parrafo, ahora
  1. Pulseras En Estados Unidos, cada vez que te internan en un hospital, colocan en tu muñeca, una pulsera blanca con tu nombre, para poder identificarte. Sin embargo, existen otras pulseras de colores diferentes, que simbolizan otras cosas. Por ejemplo, las pulseras negras son colocadas en las muñecas de las personas que acaban de fallecer.
Mi tía me platicaba de un cirujano que trabajaba en el turno de la noche en una escuela-hospital. El acababa de terminar una operación e iba en camino hacia el sótano. Entro en el elevador, y había otra persona con él. Casualmente se puso a platicar con la mujer sobre tonterías, mientras el elevador descendía. Cuando la puerta del elevador se abrió, vio que otra mujer estaba a punto de entrar, y entonces el doctor, de manera precipitada apretó el botón para cerrar la puerta, y presiono rápidamente el botón hasta el piso más alto.
Sorprendida, la mujer regaño al doctor por su descortesía al no permitir subir a la otra mujer al elevador.
El Doctor dijo: “ Esa es la mujer que acabo de operar. Murió durante la operación… No viste la banda negra que estaba utilizando?”
La mujer sonrió, levanto su brazo y dijo: “Una banda como esta?”
muchas gracias por leer
submitted by EmiNemi8575 to u/EmiNemi8575 [link] [comments]


2019.02.22 19:03 0010110101102011 Marc, la sucia rata (Poemas y cosas sueltas)

"No se puede conversar con los anarquistas, tienen tanta razón que molestan."

(-------------------------------------)
NO ME DEJES
Otoño. Que sea otoño. Que sea otoño y que llueva. Mucho. Que haya leños ardiendo en un brasero. Y un gato. Que haya un gato y que sea negro y que mire de amarillo y que se enrosque y que nos enseñe un poco a vivir. Pero por sobre todas las cosas que sea otoño. Que le falte un vidrio a la ventana. Que entren por ese hueco la lluvia y el frío. Que tengas ganas de besarme. Muchas ganas. Que un hombre te espere en otra parte. Que sea otra vez otoño. Otoño y Que llueva. Y que no vayas. Que te quedes conmigo. Que sea otoño otra vez y que te quedes.
(-------------------------------------)
Cabalga sobre mí. Aprisióname entre tus piernas y cabálgame. Cabalga. Agujeréame con la dura furia. Átame con cintas de cuero y agita tu látigo sobre mi espalda. Cabálgame. Empápame en el sudor de tu cuerpo. Cabalga sobre mí. Haz que te obedezca. Cabálgame. Dime qué soy y cuánto valgo. Claudícame. Extiéndete sobre mí como si fueras un pesado océano.. Asfíxiame. Cabálgame. Dime que me quieres y desaparece para siempre de mi vista.
(-------------------------------------)
-Si eres capaz de mantenerte calmo ante los policías que arrastran a un joven manifestante.
-Si puedes impedir que tu corazón manche de rojo las paredes de tu cuarto.
-Si puedes mirar por TV mientras tomas un martini la marcha obsesiva y circular' de esas mujeres.
-Si puedes soñar pero le tomas medidas y le pones límites a tu sueño.
-Si eres equilibrado como para entender que una despedida es un hecho tan natural como un encuentro.
-Si sientes que no te contamina toda la mierda que te rodea.
-Si después de perder al ser que más querías consigues rehacerte en quince segundos y volverte a enamorar en el segundo siguiente, entonces...
Eres un verdadero monstruo, hijo mío. Tuya es la tierra y lo que hay en ella.
(-------------------------------------)
Suicídense
por favor suicídense
por asco por locura
por resentimiento por narcisismo
para no dejarse morir lentamente
por asombro ante la maldad
por asfixia por horror
por soledad
por amor
dentro de lo posible por amor
pero por favor
suicídense.
Y si alguien les pregunta
qué hora es
respondan sin dudarlo
es la hora de suicidarse.
(-------------------------------------)
Va a la iglesia todos los sábados a las seis de la tarde. Se confiesa y luego, a falta de una imagen más dichosa de su dios, se pone de rodillas ante ese cadáver semidesnudo que cuelga del techo. Lo mira fijamente. Al cabo de unos instantes ve que esa cara triste sonríe y le guiña un ojo. Entonces la prostituta se pone de pie. Hace una extrañísima señal de la cruz y se marcha hacia su trabajo. Sábado tras sábado. Entra en la iglesia. Se dirige al confesionario. Le dice al sacerdote que se acostó con un hombre. Que le resultó absolutamente imposible resistir la tentación de sentir del sexo del hombre entre sus piernas derramándole calor. Se explaya en los detalles. Sí, padre, precisamente porque fue demasiado bueno es que es tan grande el arrepentimiento. Se dirige hacia el altar, lo mira a dios, espera la guiñada y sale rumbo al trabajo. Entra en la iglesia. Se arrodilla ante el confesionario, Le cuenta al sacerdote que se acostó con ese hombre otra vez. Y con un amigo de él. Sí, al mismo tiempo. Que no. Que no la obligaron, pero que la indujeron, Da todos los detalles que puede hasta que la voz del cura la interrumpe. Y claro que está arrepentida. Lo mira a dios en el altar hasta que éste le guiña el ojo y parte hacia su trabajo. Entra en la iglesia. De rodillas ante el confesionario le describe al sacerdote su experiencia más excitante de la semana. Sí, con ese hombre y con el amigo. Y con dos chicas más. Sí, todos juntos, si no que gracia. No, cama no había. Sobre una alfombra enorme. Que sí, que lo bueno era la cantidad. Y la variedad. Que su arrepentimiento es tan grande como la satisfacción con que se fue a dormir esa noche. Luego el guiño de dios, la señal de la cruz y el trabajo. Al costado de la ruta sus compañeras le preguntaban a qué va a la iglesia todos los sábados. Ella, les dice que va a contarle sus pecados al cura. Las prostitutas le preguntan por qué lo hace. Y ella les responde: -Para que el cura se entere de una vez por todas de qué va la vida, y sepa lo que se está perdiendo. Luego, la prostituta vil, ruin y descarada, alza la vista al cielo y le guiña un ojo a dios.
(-------------------------------------)
Los jóvenes de la ciudad comenzaron a suicidarse de pronto y sin que nadie supiera el motivo. No se podía caminar por la calle sin tropezar con algún cadáver. Muchos temían pasar cerca de los edificios sabiendo que podía caérseles un cuerpo encima. Los jóvenes saltaban al cielo desde las ventanas, reptaban mirando automóviles del lado de abajo, cantaban incomprensibles canciones en los túneles subterráneos, se lanzaban al río con una culpa atada al cuello. Era todo un riesgo andar por la ciudad en semejantes circunstancias. Las mayorías respetables exigieron que se tomaran medidas de seguridad. Los organismos oficiales se hicieron cargo y ya no se ven cadáveres de jóvenes por la calle. Los matan ellos. Sólo las minorías marginadas se quejan: han privado a los jóvenes de la única libertad que poseían.
(-------------------------------------)
No.
Yo no fui el arquitecto de mi propio destino, ni el musicalizador, ni el director de fotografía, ni la cortadora de negativos, ni el maquillador. Yo no fui el arquitecto de mi propio destino. No me dejaron alcanzar un balde de sangre para llenar alguna vena, ni siquiera pude dar una mano para que lo pusieran de pie a mi esqueleto. Nada. No fui invitado a la inauguración de tan precario y fundamental monumento. No me pidieron ni la más breve opinión, ni siquiera un sí o un no dados con la cabeza. Participaron todos menos yo. Se metieron sin que los llamara. Se atribuyeron grados de parentesco, derechos y afinidades. Asistieron a mi entronación para vestir de fiesta sus egoísmos, tal vez porque tampoco a ellos les habían permitido ser los arquitectos de sus propios destinos. Intentaron convencerme de que yo era el arquitecto de mi propia vida cuándo ya me habían rajado los cimientos, retorcido las columnas, aplanado la bóveda. tapiado los ventanales, humedecido los sótanos, oscurecido las claraboyas y entristecido las raíces del jardín. Hubo uno que escribió que había sido el arquitecto de su. propio destino. Allá él con su andamiaje. Yo no construí nada. No fui el diseñador de la catedral de mi culo ni del burdel de mi alma.
(-------------------------------------)
Las prostitutas toxicómanas son solidarias. No hacen daño a nadie pero son expulsadas del mundo civilizado. Las prostitutas toxicómanas son las únicas reservas de amor que le quedan a la humanidad. La humanidad las expulsa, y en ellas expulsa al amor. Hipócrita, erotofóbica y despiadada, la humanidad las expulsa. Las prostitutas toxicómanas son solidarias. Le dan amor al ciego, al que no tiene dientes, al deforme, al calvo libidinoso, al tarado mental, al obrero hastiado. Reciben unas monedas a cambio, es verdad. Pero las mujeres respetables cobran aún más caro y son incapaces de dar amor a quien le falta una pierna, un ojo o la inteligencia. Las prostitutas toxicómanas son solidarias. Aman por la paga, pero aman. Las prostitutas toxicómanas son buenas en su trabajo y no entienden por qué las expulsan del mundo civilizado.
(-------------------------------------)
Espero que seas vos. Aunque veas este libro en manos de un policía... el intruso es él, este libro fue escrito para vos. Para que lo encontraras, para que lo robaras. Para que sepas que no puedo descifrar tu clave, pero que mientras escribía estas páginas, estabas en mí y te lo pasabas bien.
(-------------------------------------)
No dejes que se vaya. Si se va no lo verás nunca más. Si se va hablará otros idiomas. Se cubrirá con ropas nuevas, Aprenderá distintas formas de placer. Descubrirá que era hermoso estar a tu lado pero que no eras imprescindible para respirar. No lo dejes ir. No puedes dejar que se vaya. Hazte un sitio dentro de sus pulmones. Asesínalo, pero no lo dejes ir. Los que se van no vuelven, los que vuelven son siempre otros. Apunta directo a su corazón y dispárale toda la muerte. Tienes el derecho otorgado por el demente tribunal del amor. Asesínalo. Te absolveremos los que hemos amado alguna vez. Pero no lo dejes ir, porque cuando se deja partir a alguien, ya no se lo ve nunca más.
(-------------------------------------)
Después de cada pico. Inmediatamente después de quitar la aguja de tu vena, te abrazabas a sus piernas, a su cuello. La besabas. Te detenías minutos como siglos en su sexo. Lo lamías, lo aprisionabas, lo besabas, lo sorbías, lo chupabas, lo bebías, lo penetrabas con la lengua. Después del pico. Inmediatamente después. Justo cuando se te partía la cabeza de música. Cuando galopaban elefantes azules dentro de tus brazos. Te dijo -No me toques. Cerró las piernas. Se apartó de tu lado. Te lo dijo después de un pico. Inmediatamente después de quitar la aguja de tu vena. Se apartó de tu camino. Justo cuando te inclinabas a besarla, a gastar tu pico en amarla. -N o me toques. Lo dijo con una sonrisa estúpida y pura. Su "no" fue una flecha inocente lanzada al aire y estabas en pleno vuelo. No podrías aterrizar en los aeropuertos de su sexo. Ella no había despegado. Te dejó solo en el cosmos. No negó su sexo. Negó algo más hermoso. Negó todos los días. Las otras veces. Los picos anteriores. No la tenías para lamerle los pies, para besarla toda. Te quedaste inmóvil, aferrado a tus piernas. Empezaste a lamerte las rodillas. A quererte como un adolescente que oculta su cara entre las rodillas, un adolescente que se enfrenta a su primera soledad. Te perdiste en la montuña más alta. Un mal pico. Sabías la consigna: hay que amarse. Para sobrevivir, hay que amarse. Te besaste las rodillas. Te besaste los hombros. Buscabas un antídoto para la distancia. Te habías ido lejísimo sin ella. No la tenías para lamerle de los pies, para besada toda.
(-------------------------------------)
En la oscuridad las palabras golpean contra las paredes. No me dejes. Retumba en el ciclo helado su voz diciendo no me dejes. Caen pesados, heridos de muerte de amor, los sonidos de las palabras en una profundidad sin oídos. Un perderse para siempre en el vacío. Un herirse la piel con el filo de la luna. Un golpearse contra la indiferencia. Una explosión de venas, huesos y células en algún rincón del pecho. El dolor impulsando una reacción en cadena. El dolor multiplicando una figura mutilada en infinitos espejos. No. Me. Dejes. Un apagarse todas las estrellas de dos en dos de diez en diez de mil en mil. No me dejes no me dejes no me dejes.
(-------------------------------------)
La mujer deja caer deliberadamente un objeto que se estrella contra el suelo. Sonríe. Hasta ayer, su casa era un santuario, una prisión. Para moverse en ella, la mujer le pedía permiso a los objetos. Pedía disculpas por vivir. Ignoraba que podía ser libre. Nadie se lo había dicho nunca. Ahora un hombre se lo ha enseñado. Le ha mostrado la despiadada alegría de la libertad. Arranca una cortina y se la ajusta alrededor de su cintura. Recorta la foto de un desnudo y la pega sobre una naturaleza muerta. Le ha sido revelada su libertad y por eso nada desea más en el mundo qua entregarse al hombre que la liberó. Ser su esclava.
(-------------------------------------)
¿Cómo junto todos los pedazos? No me dejes. Tenés que quedarte conmigo porque solo vos sabes si creo en algo a veces. Tenés que quedarte para decirme si está bien o si está mal o si no es asunto mío. Tenés que quedarte para decirme quién soy, para que no lo olvide, para que no me lleve un rayo hacia el centro de la tierra. No podes irte porque sólo vos sabes si quiero seguir viviendo. No me dejes. Aunque todo sea incierto pedime que salte (yo cambio la música por oír tu voz), pedime que salte en la oscuridad pero no me dejes. No me dejes.
(-------------------------------------)
submitted by 0010110101102011 to RepublicaArgentina [link] [comments]


2018.08.23 20:15 master_x_2k Zumbido IV

Zumbido IV

Brian llegó cuando Perra y yo estábamos caminando penosamente por el campo con palas y bolsas de basura en la mano. No es la imagen que quería que él tuviera de mí, pero me alegré de verlo de todos modos.
Me limpie usando el grifo en el abrevadero de agua de los perros, pero todavía estaba cubierta de huellas sucias de las patas, manchas de hierba y la piel todavía me picaba con la sensación de que los bichos se arrastraban sobre mí. No tenía ninguna duda de que, con mi pelo mojado y el estado de mi ropa, me veía bastante espantosa.
“Hay agujeros de bala en la puerta de entrada”, Brian habló desde el otro lado de la alambrada, levantando la voz para ser escuchado sobre el torrente de ladridos. Llevaba su traje y su casco, pero tenía la visera levantada y no estaba envuelto en su oscuridad. Desde la distancia, se vería como un tipo con equipo de motocicleta.
“Tranquilos”, ordenó Perra, y los perros se callaron. Al ver lo que los otros perros estaban haciendo, los pocos que no habían aprendido el comando se detuvieron después de uno o dos ladridos más.
“Sí, dispararon sus armas unas cuantas veces”, le dije.
“Y todavía están aquí”, dijo, con leve incredulidad.
“Mi decisión”, le dijo Perra.
“Es una mala decisión”, la amonestó.
“No voy a irme.”
Brian se cruzó de brazos. “¿Es tu orgullo o testarudez digno de lastimar a esos perros?”
Ella frunció el ceño y miró a los perros.
“Lo que dijeron sobre las salchichas,” dije en voz baja, “sobre envenenar a tus perros. No podrías detenerlos a menos que estuvieras aquí todo el día, todos los días, y tal vez ni siquiera entonces.”
“Es cobarde”, Perra escupió las palabras.
“Son cobardes”, le dije. “Básicamente la definición de cualquiera que se une a un grupo de odio. Pero incluso si atacaran de forma más directa, ¿podrías manejarlo? ¿Podrías si veinte personas aparecieran con armas de fuego? ¿O si Night y Fog pasaban a las tres de la mañana, cuando estás solo tú y estos muchachos?”
“Yo puedo arreglármelas sola.”
Suspiré un poco y planté mi pala en el suelo. Tenía que pensar en una forma de convencerla. Si perdía la paciencia frente a su terquedad, ella ganaría la discusión, y todos perderíamos.
“Lo sé. ¿Pero no es mejor confiar en nosotros? ¿Para de verdad manejar esto en lugar de hacerlo sola, escondiéndote y dejando que esos cabrones tengan el poder?”
“No me estoy escondiendo”, me miró enojada. “Estoy protegiendo-”
Brian la interrumpió, “Proteger a tus perros significaría llevarlos a un lugar seguro.”
Ella sacudió su cabeza violentamente. “No. Si hago eso, los malnacidos ganan.”
“Entiendo lo que dices”, le dije. “De verdad, sé a qué te refieres. Pero nuestra prioridad número uno es protegerlos a ti y a esos perros. Una vez que nos hayamos encargado de eso, podemos enfocarnos en enfrentar cualquier amenaza.”
Ella golpeteo con sus dedos contra su muslo, mirando hacia el edificio.
“¿Vamos a encargarnos de ellos?”, Ella hizo la pregunta un desafío.
“Sí”, habló Brian. “No me gusta que estos tipos se estén mudando a esta área. No me gusta que lleguen tan lejos como para atacar a un miembro de nuestro grupo. Si no hacemos algo para responder pronto, va a lastimar nuestra reputación. Necesitamos reputación, nos protege, da a la gente razones para pensar dos veces antes de jodernos.”
Perra asintió. “Bueno.”
Brian arqueó una ceja, “¿Bueno qué?”
“Iré, y vendrán los perros.”
Él sonrió, “Bien. No creo poder saltar esta cerca sin hacer enojar a esos perros, así que me reuniré contigo en la puerta de entrada. Voy a llamar a Coil en el camino.”
“Está bien”, dije. Cuando dio vuelta para irse, yo levanté la mano en el saludo de despedida más pequeño y patético del mundo. A pesar de que estaba bastante segura de que no lo había visto, me quedé sintiéndome como una idiota por hacerlo.
Eché un vistazo a Perra, que me estaba mirando con curiosidad.
“¿Qué?”, ​​Le pregunté, sintiéndome dolorosamente consciente de mí misma.
“Él te gusta.”
“N-”, comencé. Antes continuar con mi protesta, tuve que detenerme. Perra apreciaría la franqueza y la honestidad más que cualquier otra cosa. No estaba segura de poder darme el lujo de parecer deshonesta o de tener dos caras con ella. “…Sí. Me gusta.”
Ella giró para volver a entrar. Un horrible pensamiento me golpeó en ese momento.
“¿Te...te gusta a vos?", Le pregunté.
Ella giró su cabeza para darme una mirada enojada, una que no podía leer en lo más mínimo.
“Porque si lo haces”, me apresuré a agregar, cuando comencé a caminar detrás de ella, “Oye, tú estuviste aquí primero. Me alejaré y mantendré la boca cerrada si quieres intentarlo.”
Hubo unos cinco segundos en los que estuvo muy callada. Mi pulso latía en mi garganta. ¿Por qué me importa tanto esto?
“Deberías ofrecerle dormir con él.”
“¿Y-eh, qué?” Tartamudeé. El alivio se mezcló con la vergüenza, y el abrupto cambio de tema me dejó luchando por ordenar mis pensamientos.
“Es lo que quieren los chicos. Dile que estás disponible si alguna vez quiere coger. Él lo aceptará de inmediato, o comenzará a pensar en ti como una posibilidad y aceptará tu oferta más tarde.
“Eso es- Es más complicado que eso.”
“Es complicado porque las personas hacen que sea complicado. Solo corta con las estupideces y ve por él.”
“No creo que te equivoques sobre la necesidad de tener menos expectativas, reglas y rituales en torno a las citas, estupideces, como dices, pero no creo que pueda hacer lo que sugieres.”
“Lo que sea.”
Me di cuenta, tardíamente, que ella realmente me había ofrecido un consejo. Por... luché por encontrar la palabra. Por muy mal dirigida que hubiera sido su sugerencia, especialmente con Brian, fue probablemente el gesto más evidente de buena voluntad que le había visto, junto a ella diciéndole a Armsmaster que creía que yo podía patearle el culo.
“Gracias, igualmente”, le dije. “Lo, eh, lo tendré en cuenta.”
“No me importa si lo haces.”
Cruzamos el interior del edificio y Perra abrió la puerta para dejar entrar a Brian. Por un segundo, pensé que su franqueza la llevaría a decirle a Brian abiertamente que me gustaba, pero no era el caso. Estaba más centrada en evitar que los perros más rebeldes se escabullen y evitar que ladren al visitante nuevo que en nuestra conversación.
“No puedo contactar a Coil”, nos informó Brian.
“No pude alcanzar a Lisa o Alec antes”, respondí. “¿Crees que algo está pasando?”
Él asintió con la cabeza, “Tal vez. Quédate aquí con Rachel. Voy a chequear a los demás.”
“No”, dijo Perra. “No necesito niñera, y me estoy molestando con ustedes dos estorbándome. Taylor se va contigo. Me quedaré aquí y empacaré.”
“No es una buena idea”, dijo Brian, sacudiendo la cabeza, “Si te atacan mientras tanto-”
“-Tengo a Brutus, Judas y Angelica. Me las arreglé sola durante años, me encargué de personas más duras que esos hijos de puta. Si hay problemas, corro.”
“¿Y si toman a uno de tus perros como rehén?”, Le pregunté. “¿Uno en los que aún no puedes usar tu poder?”
Una mirada oscura pasó por su rostro mientras consideraba eso. “Entonces corro... y me vengo otro día, en mis términos.”
Brian golpeó su pie durante unos segundos. “Bueno. Si hay problemas, será bueno tener a Taylor cuidándome la espalda. Si puedo comunicarme con Coil, cuando lo haga, voy a tratar de conseguirte algunos camiones y personas que los conduzcan. Mientras tanto, mantente alerta y que no te maten.”
Perra frunció el ceño, pero ella asintió.
“Taylor, deberíamos irnos. Mientras antes veamos a Lisa y Alec, mejor me sentiré”, él ya se estaba moviendo cuando terminó de hablar.
En el momento en que estábamos fuera del alcance del oído, se quitó el casco, metiéndolo debajo de un brazo, y me preguntó: “¿Qué pasó?”
Le dije, explicando todo después del punto en que Perra y yo escuchamos el alboroto que estaban causando el hombre botella y su pandilla.
“Es curioso que sea Kaiser quien tenga problemas para controlar a su gente”, reflexionó Brian, cuando terminé.
Me preguntaba si todavía estaba adolorido por lo que Kaiser había dicho en la reunión.
“Coil aumentó la presión en el momento en que se rompió la tregua contra los ABB. Me sorprendería si Kaiser no tuviera las manos llenas con eso”, respondí.
“¿Lo estás defendiendo?”
No era frecuente que me sintiera muy consciente de la diferencia en los colores de nuestra piel, pero que me preguntaran si estaba inventando excusas para el supervillano de la supremacía blanca era uno de esos momentos.
“No quiero subestimarlo, es todo”, le dije.
Brian suspiró, “Sí. Quizás tengas razón. Pero Kaiser estaba dispuesto a exigir una indemnización por el ataque a su círculo de pelea de perros, y estoy más que dispuesto a hacer lo mismo por este ataque de sus skinheads, si llega a eso.”
“Ambos eventos tienen algo sustancial que ver con Perra”, noté.
“Soy consciente de ese hecho”, me dijo, frunciendo el ceño. “Ella es útil, ella es un recurso valioso para el equipo, pero viene con algunos problemas. Ya lo solucionamos en el pasado, lo solucionaremos en el futuro.”
“Claro.”
“¿Como estaba ella? ¿Alguna pelea?”
“Nada serio. No, en verdad estuvo bastante bien. Incluso podría hacerlo de nuevo, si ella me deja.”
“De verdad”, respondió, con escepticismo claro en su tono.
“De Verdad.”
“¿Qué cambió?”
“Estoy descifrándola, creo. Como opera, come piensa.”
“Llevo diez meses en el mismo equipo con ella, y ni siquiera he estado cerca de entender cómo piensa. Normalmente puedo evitar que vaya demasiado lejos o lastime a alguien, mantenerla en línea y hacer que siga las instrucciones, pero todavía no he tenido una conversación con ella que no haga que quiera golpearme la cabeza contra la pared.”
“Ese podría ser el problema. Estás a cargo, te admira, te respeta, pero...” Hice una pausa. ¿Cómo podría decir esto sin entrar en los detalles de su modo de pensar? “...Pero tu eres una especie de figura de autoridad en nuestro grupo, y su personalidad exige que desafié la autoridad. Especialmente cuando está insegura.”
Brian consideró eso. Con una nota de aprobación en su voz, él comentó: “Le estás poniendo bastante empeño.”
“Creo que te sería mucho más fácil manejarla si tomas un papel de liderazgo oficial en nuestro grupo. No solo ser el líder por defecto, sino tomar el puesto. Si no te sientes cómodo con eso, o si piensas que los demás te lo harán demasiado difícil, bueno, probablemente se sentirá más cómoda si confía en ti como alguien a cargo con el tiempo, mientras demuestras que puedes manejarlo.”
“Han pasado diez meses, ¿cuánto tiempo necesita?”
“¿Y ella ha tenido cuántos años, sin padres, maestros, jefes? Quiero decir, incluso cuando tenía padres adoptivos, no creo que fuera todo rayos de sol y arco iris, ¿sabes?”
Se frotó la barbilla. “…Sí.”
“Dime que no ha mejorado al menos un poco en el transcurso de esos diez meses.”
“Ligeramente.”
“Ahí lo tienes. Solo mejorará de aquí en adelante.”
Él me ofreció un gruñido derrotado en respuesta.
Brian caminaba a grandes zancadas, y tenía piernas largas, lo que me obligó a hacer pequeños trotes para mantener el ritmo. No era agotador, estaba en forma lo suficiente para correr, pero era vergonzoso sentirme como un niño pequeño tratando de mantener el ritmo de un adulto.
De cualquier manera, hicimos buen tiempo para volver al departamento.
Brian se llevó el dedo a los labios mientras se ponía el casco y bajaba la visera, emanando su oscuridad para ocultar el disfraz. Hice una mueca y traje bichos para cubrir mi rostro, llamando más desde el área para formar el comienzo de un enjambre. Brian - Grue ahora - extendió la mano y cubrió la puerta principal del departamento en la oscuridad, luego la abrió sin el más mínimo crujido o chillido. Antes de que subiéramos las escaleras de metal que conducían al segundo piso, él las cubrió con una capa de su poder para hacer que nuestros pasos fueran completamente silenciosos.
No anticipé la escena en la sala de estar del departamento.
La TV estaba encendida, mostrando anuncios. Alec yacía en el sofá, con los pies sobre la mesa de café, una comida en su regazo. Lisa estaba sentada en el otro sofá, la computadora portátil apoyada en sus piernas, un teléfono en su oreja. Giró la cabeza mientras subíamos las escaleras, nos dirigió una mirada extraña y luego volvió su atención a su computadora portátil.
“¿Por qué carajos no están contestando sus teléfonos?” Grue levantó su voz espeluznante. Levantó su visor y desterró la oscuridad a su alrededor.
Lisa frunció el ceño y levantó un dedo. Ella continuó hablando por teléfono, “-no estoy de acuerdo con esto, y si me lo hubieras preguntado, habría dicho que no deberías hacerlo. No, sí, creo que es una medida efectiva.”
Señaló la computadora portátil, y di un paso adelante, moviendo los bichos de mi cara y hacia el centro de mi espalda, donde estarían presentes, pero no en el camino, descansando sobre la tela en lugar de sobre la piel. Miré a la pantalla.
“Mi problema es que no son solo ellos. Son sus familias”, dijo Lisa por teléfono. “Regla implícita[1], no se jode con la familia de una capa.”
Leí el contenido del correo electrónico que ella tenía abierto. Sentí una bola de terror asentarse en la boca del estómago. Me incliné sobre el respaldo del sofá y le puse una mano en el hombro para estabilizarme mientras bajaba la mano para presionar la tecla de avanzar página en la computadora portátil. Leí más del correo electrónico y luego presioné el botón otra vez para desplazarme hacia abajo otra vez.
Cuando leí lo suficiente de la página para verificar mis sospechas, presioné la tecla de inicio para regresar a la parte superior de la página. Comprobé quién más había recibido el correo electrónico y la hora en que lo enviaron.
“Carajo”, murmuré. “¡Mierda!”
Lisa me miró, frunció el ceño y luego habló con la persona que estaba al otro lado del teléfono. “¿Podemos terminar de discutir esto más tarde? Tengo que hablar con mi equipo sobre esto. Kay. Luego.”
El correo electrónico era una lista. En la parte superior de la lista estaba Kaiser. Después de su entrada estaban sus lugartenientes, Purity, Hookwolf y Krieg, y el resto de los miembros del Imperio Ochenta y Ocho. Ni siquiera estaba limitado a personas con poderes, señalando a algunos capitanes sin poderes e incluso a algunos de los lacayos de bajo nivel.
La lista incluye imágenes y texto. Debajo de cada uno de los nombres de los villanos había un bloque completo de datos, señalando sus nombres civiles completos, profesiones, direcciones, números de teléfono, las fechas en que se mudaron a la ciudad y las primeras apariciones de sus identidades de traje en Brockton Bay. Había imágenes de ellos en traje emparejado con imágenes de sus supuestas identidades civiles, más o menos igualadas en ángulo y tamaño para facilitar la comparación. La mayoría de las entradas tenían archivos zip adjuntos, sin duda con más datos y evidencia.
Kaiser. Max Anders, presidente y director ejecutivo de Medhall Corporation, una compañía farmacéutica con sede en Brockton Bay. Padre de un Theodore Richard Anders y una Aster Klara Anders. Dos veces divorciado, actualmente vive en un piso en el centro de la ciudad. Conduce un BMW negro. Originario de Brockton Bay, hijo de Richard Anders. Richard Anders, según el correo electrónico, era Allfather, el fundador de Imperio Ochenta y Ocho. Según las imágenes, era evidente cómo la armadura se ajustaba a su rostro y cuerpo, y que tanto Kaiser como Max Anders tenían la misma altura y el mismo tipo de cuerpo.
También había otras imágenes, que mostraban a Max Anders con una hermosa rubia de veintitantos años, y Max Anders con una mujer de pelo castaño mayor en una cafetería, con la mesa llena de lo que parecía ser papeleo. Me desplacé hacia abajo para confirmar mis sospechas, la rubia apareció en otra foto con su hermana gemela. Fenja y Menja.
La mujer de pelo castaño era Purity, según el correo electrónico. Mucho más recatada de lo que podría haber pensado, dada la gran presencia que tenía de traje. Nombre real, Kayden Anders. Decoradora de interiores. Madre soltera de una tal Aster Anders. Purity fue promovida al segundo al mando de Kaiser en la misma semana en que Kayden Russel tomó la mano de Max en matrimonio para convertirse en Kayden Anders. Su separación se produjo en el mismo período de tiempo que Purity dejó el Imperio Ochenta y Ocho para, aparentemente, hacer las cosas por su cuenta. Pequeñas citas apuntaban a archivos aparentemente en el archivo zip adjunto.
Se alegaba que Krieg era James Fliescher. Jefe de una cadena de farmacias, a su vez conectado a Medhall. Padre de tres, casado. Según las notas en su bloque de información, se tomó unas vacaciones dos veces al año con su familia. El correo electrónico indicaba que el archivo comprimido tenía copias de correos electrónicos entre compañías donde les había dicho a sus compañeros de trabajo que había ido a lugares como América del Sur o París, y los registros de vuelo mostraban que estaba mintiendo. Él siempre fue a Londres. Dos veces al año, cada año, durante casi veinte años. Ni una sola vez, durante estos viajes, se había visto a Krieg en Brockton Bay.
La lista continuaba, y continuaba.
Cada pieza de información conectada a otras. Incluso la información sobre los soldados rasos como los que conocí anteriormente con el negocio de Kaiser, muestra cómo fueron empleados como empleados de bajo nivel de Medhall y sus negocios derivados. Parecía que todos tenían antecedentes penales, excepto las personas arriba de todo.
En resumen, era lo suficientemente amplio como para tomar un tipo especial de ignorancia voluntaria para no comprar lo que el correo electrónico estaba vendiendo.
El correo electrónico había sido enviado no solo a Lisa, sino al Brockton Bay Bulletin, a media docena de otras estaciones de noticias locales y a varias nacionales. Todos los que importaban y algunos que no.
El correo electrónico había sido enviado a la 1:27 pm esta tarde. Hace menos de una hora. Esas eran las verdaderas malas noticias.
“¿Coil hizo esto?” Murmuré.
Lisa asintió, con fuerza, “Síp.”
“Con tu ayuda, supongo.”
“Solo un poco. Me preguntó algunas veces, que le ofreciera mis pensamientos sobre algunas cosas, ponerlo en el camino correcto, eliminar posibilidades. No pensé que llegaría tan lejos, o que iría tan lejos. Una vez que lo puse en el camino correcto, aparentemente usó investigadores privados y hackers para desenterrar el resto de esto y obtener la evidencia fotográfica.”
“Carajo”, murmuré.
“No estoy de acuerdo con esto”, dijo. “Está cruzando una línea. No se trata solo de meterse con el enemigo, va a haber un montón de daños colaterales.”
“¿Por qué no contestaste tu teléfono?” Brian cambió de tema.
Ella parpadeó un par de veces, sorprendida, "Mi teléfono estaba casi sin carga, así que agarré uno desechable nuevo para hablar con el jefe. No quería usar el teléfono con el resto de la información de contacto de ustedes, solo para estar seguros. Alec estuvo conmigo todo el tiempo. Debería haber recibido llamadas.”
“Revisa tu teléfono, Alec”, dijo Brian, brusco.
Alec lo hizo. Sus ojos se abrieron, “Oh mierda.”
“Parte de ser miembro de este equipo es estar de guardia si te necesitamos. Lo juro,” Brian gruñó a Alec, “voy a patearte el culo tan fuerte-”
Lisa miró de Brian a Alec hacia mí, “Algo sucedió. ¿Hay alguien herido?”
“Sí, algo pasó, no, nadie está herido. Eso realmente no es lo que me preocupa”, le dije. Señalé la pantalla, “¿Coil planeó esto? ¿Es esto un plan suyo? ¿Usando su poder? ¿Usar su manipulación del destino o lo que sea para crear una coincidencia general, ponernos en una mala posición y obligarnos a unirnos a él?”
Lisa negó con la cabeza con fuerza, “No percibí nada parecido a eso, y no es así como funciona su poder. Además, esperaba que estuviéramos de acuerdo de todos modos. Él no pondría en peligro eso con un truco como este. Es demasiado crudo.”
“Así que fue solo él atacando al Imperio Ochenta y Ocho en un nuevo frente, y una maldita mala coincidencia para nosotros”, dije, tanto a mí misma como a cualquier otra persona.
“¿Qué está pasando?”, Preguntó Alec.
Inhalé profundamente e intenté explicar qué tan mala era la situación. “Coil acaba de hacer una gran jugada contra el Imperio, y parece que fue anónimo. Perra y yo peleamos con algunos de sus subordinados casi al mismo tiempo.”
“Yo no-” comenzó Alec.
“Míralo de esta manera”, interrumpí, “Kaiser y cada uno de sus veintiún lacayos superpoderosos van a estar lo suficientemente enojados como para querer matar a alguien, después de que Coil fue y puso sus vidas de cabeza. Kaiser y su gente saben quiénes somos, de nuestra cooperación contra los ABB. Específicamente, ellos saben quién es Lisa. Entonces, ¿a quién van a culpar por esto, si no al grupo con el que su gente estaba luchando esta misma tarde, el grupo con la muy talentosa recopiladora de información en sus filas?”
“Oh.” Alec dijo. “Mierda.”
“Exactamente.”
[1] Código Implícito: Las Unspoken rules o más “oficialmente” conocidas como Unwritten rules son reglas que tiene la comunidad de capas sobre como se comportan, no es un acuerdo formal, por eso las palabras unspoken=implícitas, sin mencionar, y unwritten=orales, sin escribir, tácitas. Aunque no son leyes formales el código tácito es respetado tanto por héroes como villanos.

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.07.05 20:11 master_x_2k Enredo IX

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo IX

Querida Miss Militia...
¿Estaba mal comenzar con querida? ¿Implicaba eso más amistad o intimidad que la que existía? ¿Parecería una burla?
Miss Militia, nos encontramos esta noche...
No. Si fuera por esa ruta, ella podría tirarla a un lado junto con todos los otros correos de admiradores que recibió.
Miss Militia, usted me conoce como Skitter, pero realmente no me conoce...
Mejor, pero no me gustó el tono. Lo dejaría como está, seguiría adelante y volvería más tarde.
*...*Verá, no soy un villano, a pesar de...
¿A pesar de que? ¿A pesar del hecho de que aterroricé y lastimé a mucha gente inocente? ¿A pesar de que casi había matado a Lung y luego le había cortado los ojos? ¿Que tenía casi doscientos ochenta mil dólares en dinero ilegítimo a mi nombre?
Me estremecí, saqué mis manos de mis bolsillos y arreglé mi sudadera para cubrir mi estómago expuesto. Después de llegar al departamento, Brian sugirió que estábamos demasiado cansados ​​para discutir la propuesta de Coil, por lo que postergamos toda la discusión hasta la mañana. Me alegré por la excusa para evitar oír o ver algo que pudiera hacer esto más difícil. Además, le había prometido a mi papá que estaría en casa esta noche.
Eran más de las nueve, así que el autobús del ferry solo llegaba cada noventa minutos. Pensé que era mejor caminar a casa que esperar. También podría usar el estiramiento, dado el abuso que mi cuerpo había sufrido mientras montaba a Judas.
Metiendo las manos en los bolsillos, volví mis pensamientos a que diría en mi carta a Miss Militia. Taché “a pesar”. ¿Otro enfoque, tal vez?
...Lo creas o no, mis intenciones todo el tiempo han sido buenas. Me uní a los Undersiders en primer lugar para ayudarles. Para ayudar a esta ciudad...
¿Era eso completamente cierto? No. Si fuera sincera conmigo misma, parte de la razón por la que me había unido y me había quedado con los Undersiders era porque me había sentido sola. ¿Qué tal si ofrecía algo de honestidad?
...Me tomó por sorpresa lo fácil que fue que me agradaran. Estaba en un mal momento, y me aceptaron. Así que escribir este correo electrónico es difícil. Pero es necesario. Al final, decidí seguir este camino porque sirve al bien mayor...
Eso fue lo que me dije a mí misma, mas temprano, antes de irnos para el trabajo. Que seguir con esos tipos representaría el mayor riesgo para los inocentes, que eventualmente llevaría a alguien a quedar atrapado en el fuego cruzado, o que me arresten por algo serio.
Pero ahora tenía el plan de Coil que considerar. ¿Realmente estaba siendo honesta acerca de cómo planeaba ayudar a esta ciudad? No tenía ninguna razón para creer que él estaba mintiendo, y Tattletale lo estaba avalando. Pero al mismo tiempo, el símbolo de Coil era una serpiente, y Tattletale había ocultado la verdad y me había engañado antes.
La pregunta era, ¿estaba tomando esta ruta porque serbia al bien mayor? No. O al menos, no estaba segura de que fuera mi razón para tomar una decisión u otra.
¿Por qué lo estaba haciendo, entonces?
Había sido una pregunta difícil de responder horas atrás, y ahora era doblemente difícil. Suficiente como para asustarme. ¿Cómo había llegado a este punto?
Mi mente se remontó a una ves que me senté en una de las clases de la universidad de mi madre. No podría haber tenido más de diez años, mi padre había estado ocupado y mi madre no había podido encontrar una niñera. Así que había sido precoz, orgullosa como un demonio de estar sentada en esa conferencia de inglés con adolescentes y veinteañeros y entendiendo lo que mi madre estaba diciendo. Incluso habíamos leído el libro juntas, durante las semanas anteriores, así que sabía el material. El libro Las Naranjas no son la Única Fruta.
Mientras estaba sentada y escuchando, un hombre mayor había entrado y se había sentado a mi lado, en la última fila. Con una voz amable, había murmurado un comentario sobre cómo mi madre era una excelente profesora. Luego, unos minutos más tarde, cuando reuní el valor suficiente para levantar la mano y responder a una de sus preguntas, él me había hecho un cumplido a mí, se levantó y se fue. A pesar de todo mi orgullo por mi madre y propio, lo que me sorprendió del encuentro fue el cabello del hombre. Un ridículo peinado para cubrir calvicie.
Después de que la clase había terminado y mi madre me había llevado a casa, mencioné al hombre, y ella lo identificó como el jefe de su departamento, su jefe. Luego mencione el peinado y lo mal que se veía.
“Míralo desde su perspectiva”, me había explicado. “Tal vez, hace mucho tiempo, comenzó a perder un poco de cabello, pero podía cepillarlo hacia un lado de una manera que hacía que no se notara mucho. Cada año que pasaba se cepillaba el pelo un poco más. Fue gradual, algo a lo que lentamente se acostumbró, viéndolo en el espejo todas las mañanas y todas las noches. Muchos pequeños pasos.”
“¿Por qué alguien no lo señala?” Yo le había preguntado.
“No tiene a nadie que se lo señale”, me había respondido, “y cualquiera que lo conozca lo suficientemente bien no quiere herir sus sentimientos, incluso si fuera mejor a la larga.”
“Tú podrías”, le dije.
Así que ella lo hizo, más tarde esa semana. Fue brutalmente honesta con el viejo jefe del departamento de inglés. Según ella, se había cortado el pelo y luego le había dado las gracias en una fecha posterior. Ese evento y lo que mi madre había hecho después siempre quedó grabado en mi memoria.
Tragué un nudo en mi garganta. Siempre me tomaba desprevenida, lo mucho que la extrañaba, cuando pensaba en ella. Daría cualquier cosa por una conversación de treinta minutos con ella, en este momento. No tenía la menor duda en mi mente de que podría haberle dado sentido a todo, poner las cosas en términos tan simples que resolverlo parecía fácil.
Tuve que parar, mirar hacia arriba, parpadear para contener las lágrimas en mis ojos, y tomar una respiración profunda antes de seguir.
¿Era mi situación la misma que la del anciano? ¿Me había permitido deslizarme gradualmente a una mala situación, debido a mi falta de perspectiva más allá de lo que estaba sucediendo dentro de mi propia cabeza?
No había estado pensando en esto claramente. Todavía tenía la confianza suficiente para poder enviar ese correo electrónico, hacer la llamada... pero antes de hacerlo, tenía que ordenar mis pensamientos. Componer la carta en mi cabeza no funcionaría, necesitaba las palabras en la pantalla de mi computadora frente a mí, palabras concretas en blanco y negro.
Caminé por la parte trasera de mi casa y busqué las llaves en mi bolsillo. Antes de que pudiera obtenerlas, mi padre abrió la puerta.
“Taylor. Es bueno verte sana y salva.” Mi papá parecía cansado, años más viejo que la última vez que lo vi.
Le di un breve abrazo, “Hola, papá. ¿Recibiste mi mensaje, diciendo que llegaría tarde?”
“Lo recibí.” Él cerró y puso llave a la puerta detrás de mí. “¿Qué pasó?”
Me encogí de hombros cuando me quité la sudadera, me aseguré de que mi spray de pimienta, el teléfono y las llaves estuvieran todos en los bolsillos, luego la colgué junto a la puerta. “Nada importante. Estuve en casa de Brian, lo ayudé a armar muebles, luego su hermana y la asistente social de ella llegaron sin previo aviso. No pude encontrar una manera de irme sin que fuera algo incómodo.” Lo que sucedió, casi, solo más temprano.
“Ya veo”, murmuró. “¿Estaban ustedes dos solos?”
“No”, le mentí, para evitar que obtuviera la impresión equivocada. “Al menos, no por mucho tiempo. Lisa se fue unos minutos antes de que el asistente social pasara por allí.”
“Y tienes una camisa nueva, ya veo. Es agradable.”
“De Lisa”, mentí, retorciéndome un poco bajo el escrutinio.
“Ah”, asintió.
“Voy a ir a mi habitación, si eso está bien. Estoy algo agotada.”
Mi papá negó con la cabeza, “Preferiría que te quedaras para hablar.”
No es lo que quería hacer. Mi mente estaba bastante llena de basura y debates internos que no quería preocuparme de inventar más mentiras para mi padre.
“¿Podemos hacerlo mañana por la mañana?” Le ofrecí, retirándome hacia la puerta del frente, presionando mis manos en un gesto de súplica. “Realmente necesito sentarme en mi computadora por un minuto y organizar mis pensamientos.”
Empujé la puerta y no se abrió. Extraño. Probé el pomo de la puerta, y no sirvió de nada.
“La puerta está atascada”, dije.
“La puerta está cerrada, Taylor. También lo está la puerta de la sala de estar.” Mi papá me respondió. Cuando lo miré, él me mostró la antigua llave en su mano.
Mientras miraba, sacó dos sillas de al lado de la mesa de la cocina, colocó una en el centro de la habitación, luego colocó la segunda silla contra la puerta trasera y se sentó en ella.
“Siéntate.”
“Papá, esta noche no es realmente-”
“Siéntate.”
Mi corazón se cayó de mi pecho. O al menos, así se sintió. Sentí una fea sensación amarga en el estómago.
“Hablé con tu escuela hoy”, me informó, confirmando ese sentimiento desagradable.
“Lo siento.”
“Te has perdido casi un mes de clases, Taylor. Tres semanas. Te has perdido pruebas importantes, las fechas de vencimiento de proyectos, la tarea... dicen que puedes perder el año, si no lo has hecho ya.”
“Lo- lo siento”, me repetí.
“Tal vez podría entender, sé con lo que has estado lidiando, excepto que no solo no me contaste nada. Me mentiste.”
No pude formar las palabras para otra disculpa.
“Llamé a la escuela para obtener una actualización sobre cómo te estaba yendo, y me dijeron que no habías asistido a clase por un tiempo, y no supe qué hacer. Yo solo- me sentí completamente perdido. Llamé a tu Nona.”
Hice una mueca. Nona era la madre de mi madre, una mujer austera que nunca había aprobado totalmente a mi padre como pareja para su hija. No habría sido fácil para él hacer esa llamada.
“Ella me convenció de que tal vez estuve demasiado concentrado en ser tu aliado, y no me concentré lo suficiente en ser tu padre. Si ella me hubiera dicho eso hace una semana, le hubiera colgado. Pero después de hablar con tu escuela, dándome cuenta de lo mal que te fallé...”
“No me fallaste”, le dije. Me sorprendió que mi voz se rompiera un poco con emoción.
“Lo hice. Está claro que lo que hemos estado haciendo no ha funcionado, si estás en esta situación, si no puedes hablar conmigo. No más secretos, no más medias verdades. Así que nos quedaremos aquí toda la noche si es necesario. Incluso faltaré al trabajo mañana si tengo que hacerlo, pero vamos a hablar.”
Asentí con la cabeza y tragué saliva. Todavía no me había sentado en la silla que había dejado en el medio de la cocina.
“Yo, um, necesito usar el baño.”
“Está bien”, se puso de pie. “Te acompañaré hasta allí y te llevaré de vuelta a la cocina después.”
“¿Me estás tratando como si fuera una prisionera?”
“Eres mi hija, Taylor. Te amo, pero sé que está pasando algo, y no es solo el acoso, o tiene algo que ver con el acoso que aún no has mencionado. Tengo miedo por ti, Taylor, porque me estás evitando y callando incluso si eso significa abandonar la escuela.”
“Entonces fuerzas mi mano haciéndome tu prisionera”, le respondí, dejando que la rabia y el dolor se apoderaran de mi voz. “¿Crees que esto esta remotamente bien, después de todas las veces que fui acorralada por esas perras de la escuela? ¿Tengo que volver a casa con esta mierda de abuso de poder también?”
Mi papá me respondió con la mayor paciencia, “Espero que sepas que estoy haciendo esto porque te amo.”
Lo sabía. La cosa era que eso no lo hacía ni un poco más fácil de manejar.
“¿Necesitas ir al baño, Taylor?”
Negué con la cabeza. Lo que necesitaba era salir de esta habitación. Lo vi fruncir los labios, sabía que era consciente de que acababa de buscar un escape.
“Habla conmigo, Taylor.”
“No tengo ganas de hablar.” Crucé la habitación para probar las otras puertas, la sala de estar y el sótano. Cerradas.
“¿Por qué insistes tanto en escapar?”, Preguntó. Pude escuchar el dolor en su voz, lo que no me hizo sentir mejor. “Por favor, solo relájate, siéntate.”
Sentí el crujido de mi poder en los bordes de mi conciencia, me di cuenta de que estaba apretando los puños. ¿Por qué las personas en las que se suponía que podía confiar eran las personas que se volvian contra mí, me arrinconaban y me hacian sentir lo peor? Emma, ​​la escuela, Armsmaster, ¿ahora mi papá?
Pateé la silla, lo suficientemente fuerte como para hacer una marca cuando golpeó la nevera. Los ojos de mi padre se agrandaron un poco, pero él no se movió ni habló. Pude sentir el tirón de mi poder a medida que los bichos de mi vecindario comenzaron a moverse a mi ubicación. Tuve que cancelar intencionalmente la orden para hacerlos retroceder y volver a su comportamiento normal.
No sintiéndome ni remotamente mejor después de mi abuso de la silla, empujé los libros de cocina y las impresiones fuera de la estantería al lado de la nevera, dejándolos caer al suelo. Un marco de foto que se había escondido en el medio de la pila se rompió cuando golpeó el suelo.
“Maldita sea”, murmuré. Todavía no me sentía mejor, y me costaba más mantener el enjambre a raya.
“Las posesiones pueden ser reemplazadas, Taylor. Ventila como necesites.”
“¿Papá? P-” Tuve que parar por unos segundos hasta que sentí que podía recuperar el aliento y hablar sin que mi voz se rompiera, “¿Hazme un favor? ¿Quédate callado un momento y déjame pensar?”
Me miró cuidadosamente antes de responderme. “Bueno. Puedo hacer eso.”
Sin otro lugar donde sentarme, puse mi espalda a la pared debajo de la estantería que acababa de limpiar y me dejé caer al suelo, mis piernas hicieron sentir sus protestas cuando puse mis piernas contra mi pecho. Crucé mis brazos, descansándolos sobre mis rodillas, y enterré mi cara contra ellos.
Sabía que eran las 9:24 cuando entré. Para el momento en que suprimí los bichos, controlé mi poder y me sentí segura para levantar la cabeza, eran las 9:40. Mi papá todavía estaba sentado en la silla.
Solté un largo suspiro, silencio, luego enterré mi cara en mis brazos otra vez.
¿Ahora qué?
Vamos, Taylor. Te has enfrentado a Supervillanos en situaciones de vida o muerte. Te enfrentaste a Armsmaster esta noche. ¿Es tan difícil enfrentar a tu propio padre?
No. Diez veces más duro.
Pero tenía que enfrentar el problema de la misma manera. Catalogar mis opciones, mis herramientas a mano. La violencia física estaba fuera. Lo mismo usar mi poder. ¿Qué me dejó eso?
La situación era en definitiva la misma, decidí. Todavía tenía que escribir esa carta a Miss Militia, organizar mis pensamientos. El problema era que ahora tenía algo más que hacer. Tenía que confesarle a mi padre lo que había hecho.
No estaba segura de poder decirlo. Mi garganta estaba cargada de emoción, y dudaba de poder organizar mis pensamientos lo suficiente como para convencer a mi padre de que había hecho todo por las razones correctas. Abría la boca para decírselo, tartamudear lo básico, quizás incluso se viera preocupado al principio. Luego, mientras seguía hablando, sin poder describir adecuadamente lo que había hecho y por qué, pude ver que su rostro se convertía en confusión. ¿Después de eso? ¿Disgusto, desilusión?
Una pequeña parte de mí murió en el interior al pensarlo.
Lo escribiría. Levanté mi cabeza abruptamente, miré los papeles esparcidos a mi alrededor. Encontré un sobre, del tipo en que pones los documentos dentro. Entonces encontré un marcador.
En la parte superior del sobre, escribí las palabras: “SOY UN SUPERVILLANO.”
Miré esas palabras en el sobre marrón que descansaba sobre mis piernas. Luego miré a mi papá. Estaba leyendo un libro, su tobillo derecho descansando sobre su rodilla izquierda.
Me imaginé entregándole el sobre tal como estaba. Solo esa línea.
“Carajo.” Murmuré.
“¿Dijiste algo?” Mi padre levantó la vista de su libro y se acercó para dejarlo.
“Está bien. Sigue leyendo,” dije, ausente, molesta por la distracción, todavía enojada con él por arrinconarme así.
“Está bien”, estuvo de acuerdo, pero no miró el libro más de tres segundos antes de volver a mirarme, como para controlarme. Traté de ignorarlo y enfocarme en el sobre.
¿Qué escribiría? Después de un segundo, comencé a escribir debajo del título que había puesto en el sobre.
Me agradan Brian y Lisa. Incluso me agradan Alec y Rachel. Pero también son supervillanos. Me uní a ellos con la idea de que obtendría detalles que necesita el Protectorado y luego los traicionaría.
Levanté el marcador y fruncí el ceño.
¿Por qué era tan difícil?
Le puse la tapa y nerviosamente golpeé el marcador contra mi rodilla. Pensando, tratando de medir mis sentimientos, explorar mis pensamientos para ver qué era lo que hacía que ese nudo en lo profundo de mis entrañas se hiciera más fuerte.
¿Mi papa? ¿Estaba demasiado consciente de lo que iba a leer, de cómo lo percibiría? Sí. Pero también había sido difícil escribir cuando estaba escribiendo mentalmente solo para Miss Militia. Esa no era la imagen completa.
¿Tenía miedo de ser arrestada? No. Bueno, había visto a la burocracia trabajando en la escuela, no confiaba en el sistema, esperaba que en algún momento me jodieran. Pero eso no era lo que impulsaba mis elecciones. Fue algo más personal.
El equipo. ¿Estaba preocupada sobre cómo lo tomarían? ¿Posiblemente tenerlos como enemigos? Al igual que Coil había dicho, no había ninguna garantía de que cualquier acción contra ellos fuera totalmente exitosa. Tattletale probablemente podría darse cuenta que un equipo ERP estaba allí antes de que pudieran ponerse en posición, y el equipo era bueno para escapar en un apuro. Entonces tendría uno o más enemigos detrás de mí, que sabían todo lo que necesitaban y tenían todas las herramientas para hacer de mi vida un infierno.
Más cerca.
Tenía que ver con esos chicos, y poco a poco me di cuenta de qué se trataba.
Me puse de pie, luego caminé hacia el horno.
“¿Taylor?”, Mi padre habló, despacio.
Doblé el sobre a lo largo para ocultar las palabras, encendí el quemador del horno, luego sostuve la punta del sobre en la llama hasta que se encendió.
Mantuve el sobre ardiente sobre el fregadero hasta que estuve segura de que mi mensaje fue borrado. Dejé caer los restos del sobre en el lavabo y lo observé arder.
No quería enviar ese correo electrónico a Miss Militia porque me gustaban esos chicos. Esa no fue la gran realización. Lo que me hizo ponerme de pie y quemar el sobre fue darme cuenta de que me gustaban esos chicos, que los quería mucho, confiaba en que me apoyarían...
Sin embargo, siempre me había mantenido alejada.
Era estúpido, era egoísta, pero realmente, quería saber cómo sería llegar a conocer a Lisa, sin preocuparme de que descubriera mi plan. Me gustaría ver cómo era interactuar con ella sin tener que censurarme por temor a dar esa pista que lo arruinara. Quería conocer mejor a Perra y a Alec. Y Brian. Quería estar más cerca de Brian. No podría expresarlo mejor que eso, porque no sabía si habría algún futuro con él más allá de una simple amistad. No esperaba que hubiera. Aún importaba.
Me permitía pensar que había intentado una amistad con estos chicos, que había crecido como persona, por lo que estaba bien seguir adelante con mi plan. Pero no lo hice. Nunca me permití realmente abrirme y conectarme con ellos, y me estaba dando cuenta de lo mucho que quería.
Mis razones para seguir adelante con mi plan fueron disminuyendo, cada vez más difícil de justificar. Mi reputación probablemente estaba en ruinas, había hecho enemigos de todos los que importaban, y tenía una serie de delitos graves en mi haber. Por mucho que trate de ignorar todo eso y decirme que lo estaba haciendo por el bien de todos, mi conversación con Coil me había dejado menos segura. Eso no quiere decir que le creyera completamente, o que pensara que sería tan exitoso como él creía, pero estaba menos segura.
Maldita sea, quería pasar más tiempo con los Undersiders. Sabiendo que me había quedado sin razones para seguir con el plan, toda la porquería que llovería sobre mi cabeza si lo hacía, ¿cuánto me odiaría por traicionar a mis amigos? Este pequeño deseo de una amistad real y genuina fue suficiente como empujón en esa dirección. Podía cambiar de opinión. No enviaría ninguna carta a Miss Militia.
Pasé el agua del grifo sobre los restos humeantes del sobre, observé cómo los restos se borraban. Vi el agua corriendo por el desagüe durante un largo tiempo después de que el último trozo de papel quemado se había ido.
Cerré el grifo, metí las manos en los bolsillos y crucé la cocina para recostarme contra la puerta que daba al vestíbulo, mirando brevemente el picaporte y la cerradura antes de apoyarme en la puerta de espaldas a ella. Llamé a algunos bichos desde la sala de estar, el pasillo y los conductos de calefacción del pasillo delantero hasta la puerta y el mecanismo de la cerradura. ¿Podrían mover las partes necesarias?
No hubo suerte. No eran lo suficientemente fuertes como para manipular el funcionamiento interno de la puerta, y cualquier bicho que pudiera ser lo suficientemente fuerte no encajaría en su interior. Lárguense, les dije, y lo hicieron.
Lo que no me dejó una buena manera de evitar tratar con mi padre. Me sentí más culpable que nunca mientras lo miraba a través de la habitación. Parecía tan desconcertado, tan preocupado, mientras me miraba. No tenía en mí la voluntad de mentirle a su cara otra vez.
Pero lo que sea que hiciera lo iba a lastimar.
Crucé la habitación y él se puso de pie, como si no estuviera seguro de lo que iba a hacer. Lo abracé fuerte. Él me abrazó más fuerte.
“Te amo, papá.”
“Yo también te amo.”
“Lo siento.”
“No tienes nada por lo que lamentarse. Solo- solo háblame, ¿de acuerdo?”
Me aparté y agarré mi sudadera del gancho junto a la puerta. Cuando volví al otro lado de la habitación, busqué en los bolsillos y recuperé el teléfono.
Empecé a escribir un texto.
“Tienes un teléfono celular”, estaba muy callado. Mi madre había muerto usando un teléfono celular mientras conducía. Nunca habíamos hablado de eso, pero sabía que él había tirado el suyo poco después del accidente. Connotaciones negativas. Un feo recordatorio.
“Sí”, respondí.
“¿Por qué?”
“Para estar en contacto con mis amigos.”
“Es... es solo inesperado. No lo hubiera pensado.”
“No es la gran cosa.” Terminé el texto, cerré el teléfono y lo metí en el bolsillo de mis jeans.
“Ropa nueva, estás más enojada, mintiéndome, faltando a la escuela, este teléfono celular... Siento que ya no te conozco, pequeña lechuza”, usó el antiguo apodo de mi madre para mí. Me estremecí un poco.
Cuidadosamente, respondí, “Tal vez eso sea algo bueno. Porque seguramente no me gustaba lo que era antes.”
“A mí sí”, murmuró.
Desvié la mirada.
“¿Al menos puedes decirme que no estás tomando drogas?”
“Ni siquiera fumando o bebiendo.”
“¿Nadie te obliga a hacer algo que no quieres hacer?”
“No.”
“Está bien”, dijo.
Hubo una larga pausa. Los minutos se extendieron como si los dos estuviéramos esperando que el otro dijera algo.
“No sé si sabes esto”, dijo, “pero cuando tu mamá estaba viva, y tú estabas en la escuela media, surgió la posibilidad de que te saltaras un año.”
“¿Sí?”
“Eres una chica inteligente y temíamos que te aburrieras en la escuela. Tuvimos discusiones sobre el tema. Yo-yo convencí a tu madre de que estarías más feliz a la larga asistiendo a la escuela secundaria con tu mejor amiga.”
Tosí una carcajada. Entonces vi la mirada herida en su rostro.
“No es tu culpa, papá. No podrías haberlo sabido.”
“Lo sé, o al menos, entiendo eso en mi cabeza. Emocionalmente, no estoy tan seguro. No puedo evitar preguntarme cómo hubieran sido las cosas si hubiésemos seguido lo que tu madre quería. Lo estabas haciendo muy bien, ¿y ahora estás fallando?”
“Así que fallo, tal vez”, le dije, y sentí un levantamiento de pesas, admitiéndolo en voz alta. Habría opciones. Entendí lo suficiente como para que aún pudiera presionar a los directivos para que dejara pasar un grado. Tendría la edad suficiente para tomar clases en línea como Brian.
“No, Taylor. No deberías tener que hacerlo. El personal de la escuela conoce tus circunstancias, definitivamente podemos obtener algunas exenciones, extender los plazos...”
Me encogí de hombros. “No quiero regresar, no quiero suplicar y pedir ayuda a esos pendejos en la directiva de la escuela, solo para poder volver la misma posición en el que estuve hace un mes. Tal como lo veo, el acoso escolar es inevitable, imposible de controlar o prevenir. Es como una fuerza de la naturaleza... una fuerza de la naturaleza humana. Es más fácil de manejar, si lo pienso así. No puedo luchar contra eso, no puedo ganar, así que me centraré en lidiar con los efectos secundarios.”
“No tienes que rendirte.”
“¡Yo no estoy rindiendo!” Levanté la voz, enojada, sorprendida de mí misma por estar enojada. Tomé aliento, me obligué a regresar a un volumen normal, “Estoy diciendo que probablemente no haya ninguna manera de entender por qué ella hizo lo que hizo. Entonces, ¿por qué perder mi tiempo y energía deteniéndome en eso? A la mierda, ella no merece la cantidad de atención que le he estado prestando. Estoy... replanteando las prioridades.”
Él cruzó sus brazos, pero su frente estaba arrugada por la preocupación. “¿Y estas nuevas prioridades tuyas son?”
Tuve que buscar una respuesta. “Vivir mi vida, recuperar el tiempo perdido.”
Como para responder mi declaración, la puerta trasera se abrió detrás de mi padre. Mi papá se volvió, sorprendido.
“¿Lisa?” Preguntó, confundido.
Lisa reveló la llave que había tomado de la piedra falsa en el jardín trasero, y luego la colocó en la barandilla de los escalones de atrás. Sin sonreír, ella miró a mi padre y a mí. Ella se encontró con mis ojos.
Me abrí paso empujando a mi padre, y él agarró mi brazo antes de que estuviera lejos de la puerta.
“Quédate”, me ordenó, me imploró, apretándome el brazo.
Solté mi brazo, girándolo hasta que no pudo mantener su agarre, y bajé los escalones de atrás, sentí que me dolían las rodillas al aterrizar. A tres o cuatro pasos de distancia, di vuelta en su dirección, pero no pude mirarlo a los ojos.
“Te amo, papá. Pero yo necesito-” ¿Qué necesitaba? No pude formar el pensamiento. “Yo, eh, estaré en contacto. Para que sepas que estoy bien. Esto no es permanente, solo... necesito un respiro. Necesito entender todo esto.”
“Taylor, no puedes irte. Soy tu padre, y este es tu hogar.”
“¿Lo es? Realmente no parece que ese sea el caso en este momento”, respondí. “Se supone que mi hogar es un lugar donde me siento segura.”
“Tienes que entender, no tenía otras opciones. Me estabas evitando, no hablabas, y no puedo ayudarte hasta que reciba respuestas.”
“No puedo darte ninguna respuesta”, le respondí, “y de todos modos no puedes ayudar.”
Dio un paso adelante, y rápidamente retrocedí, manteniendo la distancia entre nosotros.
Volviendo a intentarlo, me dijo: “Entra. Por favor. No te presionaré más. Debería haberme dado cuenta de que no estabas en un estado en el que podía.”
Dio otro paso hacia mí, y Lisa dio un pequeño paso hacia un lado para ponerse en su camino, mientras retrocedía de nuevo.
“¿Lisa?” Mi papá volvió su atención hacia ella, mirándola como si nunca la hubiera visto antes. “¿Estás bien con esto?”
Lisa miró entre nosotros otra vez, luego dijo cuidadosamente, “Taylor es inteligente. Si ha decidido que necesita alejarse y resolver las cosas por sí misma, confío en que sea por una buena razón. Hay mucho espacio para ella en mi casa. No es un problema en lo más mínimo.”
“Ella es solo una niña.”
“Ella es más capaz de lo que le das crédito, Danny.”
Me volví para irme, y Lisa se apresuró a alcanzarme, poniendo un brazo sobre mis hombros cuando llegó a mi lado.
“Taylor”, llamó mi padre. Dudé, pero no volteé. Mantuve mi mirada fija en la puerta del patio trasero.
“Por favor mantente en contacto”, dijo, “puedes volver a casa en cualquier momento.”
“Está bien”, respondí. No estaba segura de si mi voz era lo suficientemente fuerte como para que él oyera.
Mientras Lisa me guiaba hacia su auto, tuve que controlarme para no mirar hacia atrás.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.07.05 20:09 master_x_2k Enredo VII

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo VII

Saltar de azotea en azotea no era tan impresionante ni tan eficiente como en la televisión y en las películas. Incluso si eran los perros quienes se encargaban del trabajo, no eran las criaturas más gráciles, no estaban hechas para montar, y no teníamos ninguna silla de montar. También estaba la clara cuestión de que había edificios de alturas tremendamente variadas, similar a cómo el vecindario de Brian lucía viejos edificios de estilo victoriano en medio de apartamentos y condominios. Cuando Judas saltó desde el lado de un edificio de seis pisos, clavó sus garras en el costado de un edificio vecino para frenar su descenso, luego saltó el resto del camino hasta el asfalto de un callejón, estaba genuinamente preocupada de que los aterrizajes dislocarían mi cadera.
En resumen, estaba agradecida de estar de vuelta en tierra firme.
“¡Necesito una mano!”, Gritó Perra, un momento después de que Brutus tocara tierra. Tenía a Tattletale tendida sobre su regazo y los hombros de Brutus, y parecía que Tattletale se caía, a pesar de los mejores esfuerzos de Perra por aferrarse a ella.
Con reticencia, dejé ir a Grue mientras él se bajaba de Judas y se apresuraba a ayudar. Silenciosamente lamenté haber incluido los paneles de armadura en mi pecho y mi estómago, que habían sido una sólida barrera entre mi cuerpo y su espalda mientras me aferraba a él en nuestro retiro de la Galería Forsberg.
Cualquiera que fueran penas, no era ajena al asunto en cuestión. Salté de la espalda de Judas y me apresuré a ayudar con Tattletale, solo un paso detrás de Grue. Resultó más fácil deslizarla hacia la acera que devolverla a la espalda de Brutus. Grue hizo el trabajo pesado, mientras yo me enfocaba en evitar que su cabeza y sus brazos golpearan el suelo o quedaran atrapados debajo de ella. Mientras me agachaba para ayudarla a bajar al suelo, ya podía sentir la rigidez de los músculos de mis muslos, espalda y estómago. Me alegré de haber hecho mi ejercicio matutino antes, porque de ninguna manera iba a poder ir a ningún lado mañana.
Eché un vistazo alrededor de nosotros. Los coches pasaban a toda velocidad por las calles, pero no había muchos peatones, y ninguno parecía habernos visto hasta ahora. Mis sospechas eran que la mayoría de las personas en el centro de la ciudad que estaban fuera se encontrarían cerca de Lord Street, celebrando el final del toque de queda. La gente estaría demostrando su alivio por el final de la situación del ABB, recuperando el tiempo que habían pasado encerrados en sus casas durante las seis noches de toque de queda.
“¿Alguien ve capas siguiendo?” Preguntó Grue.
“No vi a nadie, pero realmente no estaba mirando. Ese es usualmente el trabajo de Tattletale”, respondió Regent.
“No puede darnos ninguna información como está”, señaló Grue.
“Espera”, le dije. Cogí de nuevo mi compartimiento de herramientas y saqué el monedero. Quité los pañuelos de papel que había envuelto dentro para evitar que el cambio traqueteara y encontré uno de los tres pequeños paquetes blancos en el fondo de la bolsa. Abrí el paquete de un tirón y lo sostuve debajo de la nariz de Tattletale.
“¿Sales aromáticas?”, Preguntó Grue.
Asenti. “Preguntaste si alguien tenía después de que derribáramos a Über y Leet. Hice una nota mental de tenerlas para la próxima vez.”
“Apuesto a que la mitad de nosotros lo hicimos”, Regent respondió, “Lo extraño es que de hecho las conseguiste, torpe.”
“¿Qué hay de extraño en eso?” Pregunté, un poco a la defensiva.
Se distrajo de responder cuando Tattletale se movió, girando la cabeza para alejar su nariz de las sales aromáticas. Los moví de nuevo debajo de su nariz.
Ella se despertó, murmurando, “Está bien, detente.”
“Bienvenida de regreso”, le dijo Grue.
“¿Cómo te sientes?”, Le pregunté.
“Mi estómago se siente como si alguien lo hubiera pasado por una licuadora, y mi brazo me duele muchísimo, pero soy más fuerte de lo que parezco”, dijo. No un segundo después, ella gimió y exhaló un suspiro, “Pero voy a necesitar ayuda para pararme.”
Grue y yo la ayudamos. Ella estaba sufriendo, y se movía a un ritmo glacial. Se hizo más difícil por el hecho de que aparentemente no quería que ninguno de nosotros tocara su brazo derecho.
“¿Qué me perdí?”, Preguntó, como para distraerse del hecho de que se estaba moviendo como una anciana.
“Para no hacer mucho cuento, te noquearon de un cachetazo, todo quedó en manos de Perra y Skitter, e igual nos escapamos”, Regent se encogió de hombros.
Tattletale se congeló en seco. Como Grue y yo todavía estábamos poniéndola de pie lentamente, me vi obligada a cambiar mi agarre para asegurarme de que no se cayera.
Mierda”, se las arregló para encajar más invectiva en esa sola palabra que algunas de las personas del trabajo de mi padre podrían manejar en diez, y algunos de esos tipos eran marineros. Tattletale volvió la cabeza, “Eso no es-”
“No es cierto”, habló Armsmaster, haciendo eco de sus palabras mientras doblaba el final del callejón.
Se veía peor por el desgaste. La mitad inferior de su rostro tenía verdugones, no muchos, sino algunos. Había ordenado a los avispones que picaran para que no estuvieran enrollando sus abdómenes, lo que significaba que no estaban exprimiendo los sacos de veneno e inyectando veneno con cada aguijón. Solo inyecté suficiente veneno para que doliera un poco, para distraer. Sin embargo, después de haber hecho mi retirada, sabía que algunos se habrían quedado con él, y algunos lo habrían picado después de que estuviera fuera de alcance y ya no pudiera controlar a los avispones. Sin embargo, los verdugones no eran la parte mala. Sino que lo que me llamó la atención fueron los seis delgados chorros de sangre que corrían por la mitad inferior de su rostro. Las mordidas de avispón no eran necesariamente capaces de penetrar la piel, por mucho que pudieran doler, pero había muchos de ellos, y si unos pocos mordían en el mismo lugar, o si alcanzaban el borde de un párpado o una fosa nasal… Tal vez. Noté su Alabarda en su mano derecha.
Cuando miré nuestra ruta de escape restante, Dauntless estaba en el otro extremo del callejón. La estrella en ascenso de Brockton Bay. Hubiera sido fácil pensar que era un artesano, pero aparentemente no lo era. Su poder le permitía, de acuerdo con los detalles que había filtrado cuando apareció en la televisión y en las revistas, imbuir su equipo con un poco de poder todos los días. La cosa era que cada poder que repartía tenía efectos permanentes. Todos los días, era un poco más fuerte que el día anterior. Un poco más versátil. Se esperaba que eventualmente superara incluso a Alexandria, Legend y Eidolon, el "triunvirato" del Protectorado, los machos alfa. Eso convertía a este héroe local de Brockton Bay en alguien muy importante.
No prestaba atención a esas cosas, no me interesaba el culto a los héroes. Siempre me habían parecido interesantes las capas, había seguido las noticias no chismosas sobre ellas, pero con la excepción de una fase alrededor de la época en que tenía nueve años donde tuve una camiseta de Alexandria y mi mamá me ayudó encontrar fotos de ella en línea, nunca me había fanatizado con ningún héroe en particular.
Dauntless cargaba algo de su emblemático equipamiento. Tenía su Arclance, una lanza que sostenía en una mano que parecía hecha de rayo blanco. Su escudo, fijado a su antebrazo izquierdo, era un disco de metal del tamaño de un plato, rodeado de anillos del mismo tipo de energía que componían la lanza. Completando su conjunto actual de artículos potenciados estaban sus botas. Sus pies parecían envueltos en la energía blanca y crepitante. Si los rumores podían creerse, él también estaba trabajando en potenciar su armadura, pero no pude ver ninguna pista de esa energía en el traje. Era blanca y dorada, y su casco dorado era de estilo griego o espartano, con hendiduras para los ojos, una banda de metal cubriendo su nariz y una hendidura que le bajaba por la mitad inferior de la cara. Una banda de metal coronaba la parte superior, como un mohawk.
Pude ver el rostro fruncido de Armsmaster cuando volvió su atención hacia mí.
“Lancé tu Alabarda fuera de la Galería”, hablé antes de que pudiera. “¿Dauntless la recupero para ti?”
Él no dijo una respuesta de inmediato. Como una demostración, arrojó su Alabarda al aire. Desapareció en una tormenta de brillantes líneas azules cuando alcanzó el punto alto de su ascenso, simultáneamente materializándose de nuevo en su mano. ¿No había visto a Kid Win traer su cañón al sitio del robo al banco de la misma manera? ¿Una pieza de tecnología prestada?
“No voy a poner tantos huevos en una canasta sin suficientes resguardos”, me dijo Armsmaster. Su voz repleta con ira reprimida.
Sin bichos. Maldita sea, no tenía bichos de nuevo. Había vaciado mi armadura de bichos cuando ataqué a Armsmaster, y los dejé a ellos y al resto del enjambre en la Galería cuando escapamos.
Ríndanse”, entonó.
“Pensando en ello”, habló Tattletale.
“Decide rápido” gruñó Armsmaster.
“¿Por qué se detuvieron aquí, chicos?" Murmuló Tattletale, “Estamos a media cuadra del estacionamiento donde escondimos nuestro vehículo.”
“Quería asegurarme de que no nos perseguía nadie antes de que volviéramos”, respondió Grue, “Menos mal que lo hice.”
“Claro”, la voz de Regent estaba cargada de sarcasmo, “porque esto es mucho mejor a que ellos nos encontraran mientras encendemos la camioneta.”
“Chicos”, interrumpí, susurrando sin apartar los ojos de Armsmaster, “Respuestas. Soluciones.”
“Vayamos al estacionamiento”, nos dijo Tattletale.
“Nuestra situación allí no será mejor”, respondió Grue.
Vayamos al estacionamiento”, siseó ella entre dientes, mientras Armstroms daba un paso adelante.
El callejón era lo suficientemente ancho para que dos perros se pararan hombro con hombro, y vi a Perra dirigiendo a dos de los animales para que se interpusieran entre nosotros Armsmaster antes de que Grue cubriera todo excepto a Armsmaster y los perros en la oscuridad.
La oscuridad no duró más de tres segundos. Hubo tiempo suficiente para que Grue colocara su brazo contra mi clavícula y me empujara contra la pared, y luego eliminó la oscuridad que nos rodeaba. Había un olor a ozono ardiente. ¿Había usado Dauntless su lanza?
Inmediatamente quedó claro que Dauntless no tenía mucha oscuridad a su alrededor. Levantaba el brazo de su escudo, y se había convertido en un campo de fuerza con forma de burbuja, que se extendía en un radio de tres metros a su alrededor, tocando ambas paredes a cada lado de nosotros. El campo de fuerza estaba sirviendo para bloquear la oscuridad, y aunque no estaba segura, sospeché que el campo en realidad estaba comiendo a través de la oscuridad que lo tocaba. Estaba produciendo un sonido crepitante y chisporroteante que ahogaba el tráfico en las carreteras que nos rodeaban.
Dauntless avanzó un paso, y el campo de fuerza se movió una distancia correspondiente más cerca de nosotros.
Después de un segundo corto avance de Dauntless, Grue tuvo que retroceder un paso para evitar tocar el campo de crepitante energía blanca. Un paso que cerró la distancia entre nosotros y Armsmaster.
“Armsmaster te odia”, dijo Tattletale a Dauntless, alzando la voz para que la oyera por encima del crujido que el campo de fuerza estaba generando, “Odia que tú seas la próxima estrella, el tipo que lo va a superar. Que tienes el camino fácil para ser un gran nombre en el Protectorado, y él es el que tiene que pasar las noches despierto, modificando su equipo, compilando simulaciones, pensando en nuevas ideas, entrenando en el gimnasio durante horas y horas seguidas. Cada segundo de trabajo que realiza, siente más resentimiento por ti. ¿Por qué crees que eras el único miembro del equipo que mandó para patrullar la ciudad y cuidar a los Custodios, en lugar de que vinieras a la fiesta?
Dauntless negó con la cabeza. Luego levantó la mano de su lanza y tocó con un dedo el costado de su casco.
“Audífonos”, suspiró Tattletale, “Armsmaster le dijo que se pusiera audífonos, por lo que Daughtless no puede oír a nadie más que a él. Eso es brillante e increíblemente deprimente.”
Dauntless avanzó dos pasos, rápidamente, y todos nosotros, a excepción de Perra y Angelica, estábamos en una posición en la que teníamos que darnos prisa en dar un paso atrás. Regent fue demasiado lento, y su mano tocó la burbuja. Un breve arco de energía viajó desde el campo hasta la mano de Regent mientras la retiró.
“¡Mierda! ¡Ow!” Regent se quedó sin aliento. “¡Suficiente de esta mierda!”
Levantó su otra mano, y Dauntless tropezó. Regent luego agitó su mano hacia un lado, y Dauntless cayó. Cuando Dauntless usó ambas manos para aliviar su caída, el campo de fuerza cayó.
“¡Muevanse!” Gritó Grue, descartando su oscuridad. Perra silbó dos veces, con fuerza, y los dos perros que luchaban con Armsmaster se apresuraron a seguirnos.
Dauntless levantó su lanza para impedirnos el paso. Grue, dirigiendo nuestra retirada, saltó sobre el crepitante rayo de luz y bajó los dos pies sobre el casco de Dauntless cuando aterrizó. El héroe no se recuperó antes de que lo rebasáramos.
Estábamos libres del callejón. Dos de los perros pasaron junto a nosotros, metiéndose contra el tráfico para que pudiéramos cruzar la calle. Los autos pisaron los frenos cuando nos movimos.
Acabábamos de cruzar el umbral del estacionamiento cuando Dauntless abrió fuego, golpeando a Brutus no menos de tres veces con pinchazos de su Arclance, y luego dirigiendo su atención a Angelica. El arma podía extenderse tanto como lo necesitara, alargándose más rápido de lo que el ojo podía seguir. Chispas blancas volaron cuando se estrelló contra los animales, pero el efecto fue a lo sumo menor. El Arclance era algo entre un sólido y una energía, combinando los rasgos de ambos. Podía golpear bastante fuerte, con una carga eléctrica de remate, pero sospechaba que usarlo con los perros no era muy diferente de usar un Taser de mano contra un elefante adulto. Eran demasiado grandes, demasiado duros.
Al descubrir que no estaba teniendo mucho efecto sobre los animales, Dauntless apuntó hacia nosotros.
Regent interfirió con la puntería de Dauntless, y el Arclance desgarró las ventanas del edificio sobre el estacionamiento, trayendo una lluvia de fragmentos de vidrio sobre nosotros mientras cruzábamos la puerta y entramos al garaje.
Armsmaster salió del callejón y nos vio. Con la intención de cerrar la distancia, él envió su garfio para atrapar la barra de metal de ‘no pases si estás por encima de esta altura’ sobre la puerta del estacionamiento. En el momento en que las garras del gancho se cerraron alrededor de la barra, Armsmaster comenzó recoger la cadena para impulsarse, sus botas de metal patinando sobre la carretera.
Perra silbó, fuerte, y señaló la barra. Judas se abalanzó hacia ella, atrapando la barra y el garfio en sus mandíbulas. La cadena que sostenía la barra se rompió cuando Judas tiró, y el deslizado de Armsmaster fue interrumpido cuando Judas tiró de la cadena que se extendía entre ellos.
Armsmaster cambió de posición y empezó a correr, logrando mantener sus pies estables a medida que su trayectoria cambiaba. Extendió el brazo que sostenía el báculo, y vi un chorro de sangre volar de la boca de Judas, el perro se echó hacia atrás en reacción. Judas soltó la barra y el gancho y retrocedió varios pasos, gruñendo. Cuando el gancho se retiró, vi que no estaba en su forma de gancho, sino en su forma normal de alabarda, con hoja, punta de lanza y una cantidad considerable de sangre.
Armsmaster mantuvo su ímpetu, terminó de recoger la cadena, y luego envió la bola de nuevo, su arma volviendo a cambiar a un mayal. Derribo a Judas, luego llevó el mayal en un amplio barrido para mantener a raya a los otros dos perros. Dauntless continuó acercandose, deteniéndose justo detrás y al lado de Armsmaster.
“Mi programa de mapeo dice que hay tres formas de salir de este garaje”, nos informó Armsmaster, “Las puertas de las otras dos salidas están cerradas, y les garantizo que no tendrán tiempo de abrir la cerradura o romper la puerta antes de que los alcance. No más trucos, no más...”
Se detuvo a mitad de la frase, movió la cabeza hacia un lado y luego hacia el otro. “Que-”
Y luego desapareció.
Un pilar de concreto pintado de color amarillo, del tipo que se usaba para evitar que los autos se estacionen frente a las puertas de las escaleras, o para proteger la máquina expendedora de boletos de cualquier colisión, apareció en su lugar. Golpeó el suelo con fuerza, luego cayó de costado. Al mismo tiempo, escuchamos una serie de fuertes colisiones detrás de nosotros.
Un gigante de acero con manos enormes y un caño en su espalda que arrojaba volumenes de humo negro y gris tenía una mano cerrada alrededor de Armsmaster. Repetidamente, metódicamente, golpeó a Armsmaster contra el capó de un automóvil.
Ballistic, con su construcción de jugador de fútbol y su armadura corporal angular, salió de las sombras entre los autos hacia la izquierda de Dauntless, justo al lado de la entrada. Una niña que reconocí pero que aún no había visto en persona surgió de la derecha. Llevaba maquillaje de payaso y una gorra de bufón, con un traje azul celeste y ceñido completo con faldones. Las campanas tintinearon por las puntas de su gorra, sus faldones, sus guantes y sus botas. Circus. Su traje, maquillaje y combinación de colores eran diferentes cada vez que salía, pero el tema siempre era más o menos el mismo.
Dauntless se movió para retirarse, pero Sundancer lo interceptó, dando un paso alrededor del frente del edificio y colocando su sol en miniatura en el centro de la entrada para bloquear la salida.
No tenía suficientes bichos para contribuir, y además tenía muy poca idea de lo que estaba sucediendo, así que me quedé quieta y observé mientras el resto de la escena se desarrollaba con sorprendente velocidad.
Armsmaster luchó para salir de la mano de metal gigante, pero se encontró lidiando no solo con la máquina, sino con una criatura de la laguna negra, repleta de armadura de crustáceos y tentáculos de pulpo en lugar de brazos y cara. Logró alejarlos por unos breves instantes, hasta que lanzó su arma hacia la criatura pulpo y terminó con el parachoques de un coche en el lugar de la Alabarda. Él no tenía agarre en el parachoques cuando se materializó, por lo que se le resbaló y lo dejó caer. Antes de que pudiera recuperarse de su sorpresa o su falta de un arma, se encontró atrapado en la mano mecánica. El gigante impulsado por vapor reanudó su metódico golpeteo de Armsmaster contra el ahora maltratado coche, con el hombre cangrejo-pulpo parado cerca pacientemente.
Circus arrojó un puñado de cuchillos a Dauntless, solo para que fueran desviados cuando se encapsuló en su burbuja de campo de fuerza. Sin embargo, en el momento en que se levantó la burbuja, vi que Ballistic se agachaba para tocar el automóvil estacionado a su lado. No se vio que se moviera cuando utilizó su poder en él. Más bien, en un abrir y cerrar de ojos, se había ido de donde estaba, y abruptamente se encontraba prácticamente envuelto alrededor de la mitad superior del campo de fuerza. Comenzó a rodar hacia un lado antes de que el campo de fuerza cediera, y luego cayó al suelo a escasos metros de Dauntless.
Circus no había dejado de moverse. Cuando el auto tocó el suelo, sus pies encontraron posiciones en el chasis, e inmediatamente estaba en el aire, saltando hacia Dauntless. Ella trajo sus manos hacia atrás, y en algún momento en que no pude ver sus manos, tomó con dos manos un mazo grande y pintado de colores, con serpentinas de colores volando detrás cuando lo bajo contra Dauntless.
Circus era una de esas capas que tenía un montón de poderes muy pequeños. Los que yo conocía eran una piroquinesis menor, la capacidad de guardar elementos en el aire, recuperar esos elementos con la misma facilidad, y una coordinación y un equilibrio enormemente mejorados, para redondear. Ella era una de los villanos solitarios más exitosos en Brockton Bay, una ladrona común y de guante blanco, lo suficientemente rápida y versátil como para ganar o escabullirse si se cruzaba con un héroe. Si recordaba bien, le habían ofrecido un puesto en los Undersiders y se había negado rotundamente.
Lo que planteó la pregunta de qué estaba haciendo ella aquí, con los Viajeros.
Dauntless paró el mazo de Circus con su Arclance, y el mazo se había ido en el siguiente segundo, como si nunca hubiera existido. Sin embargo, en algún momento mientras tanto, ella había logrado poner una antorcha encendida en una mano. Se la llevó a la boca y sopló un gran cono de fuego en dirección a Dauntless.
Retrocedió tambaleándose del torrente de llamas, levantó su escudo y lo ensanchó en una burbuja de campo de fuerza otra vez. Menos de un segundo después de que se levantó el escudo, Ballistic envió otro automóvil que lo atropelló con suficiente fuerza que el automóvil rebotó en el techo, otra vez contra el suelo y al otro lado del estacionamiento. El escudo falló, dejando de existir entre parpadeos, y Dauntless se tambaleó.
Circus aprovechó la oportunidad para acercarse, antorcha guardada, maza en mano. Lo que siguió fue un derribo brutal, ya que Circus blandió el mazo dos veces, haciéndolo desaparecer en lugar de empujarlo hacia atrás para el próximo golpe, lo que hizo que el asalto fuera mucho más implacable. Ella se agachó para evitar su Arclance, luego giró en un apretado círculo mientras se desplazaba a su alrededor. Mientras giraba su cuerpo, el mazo apareció una vez más. Continuó con el giro con el arma en la mano, empujándolo con fuerza contra el centro del pecho blindado de Dauntless.
Dauntless cayó, y el conflicto terminó bruscamente, en silencio, salvo por el crujido del sol en miniatura de Sundancer y una única bocina que sonaba afuera.
Los dos gigantes, la máquina y la extraña criatura marina, se acercaron a nosotros, con Trickster quedándose atrás. Pude ver la cara del hombre máquina, un caucásico de mejillas pesadas marcadas por el acné y cabello largo recogido en una cola de caballo grasienta, la mitad superior de su cara cubierta con una máscara de metal y gafas, y ahora podía ubicarlo. Era Trainwreck, un villano bastante matón que no se había hecho mucha fama. No podría decir si era un traje o realmente su cuerpo. Por lo que sabía, era una especie de cyborg impulsado por el carbón, o un individuo desafortunado que había sido transformado por sus poderes de la misma manera que Newter y Gregor.
Y, por supuesto, eso dejaba al que no encajaba, la criatura marina, que solo podía ser Génesis, de los Viajeros.
Trainwreck arrojó al derrotado y ensangrentado Armsmaster al suelo, junto a Dauntless. Se tomó un segundo para examinar la Aalabarda, que sostenía en su otra mano, y luego la rompió en sus manos y apretó los restos en su puño de metal. Arrojó la chatarra resultante sobre los héroes inconscientes.
Miré a través del grupo reunido. Los Viajeros y dos villanos que, hasta donde yo sabía, nunca habían estado en un equipo. Nadie estaba diciendo nada.
Una voz suave y segura de sí misma rompió el silencio. “Asumí, Tattletale, que cuando pediste reunirte conmigo al finalizar tu tarea, no estarías trayendo los héroes contigo.”
Un soldado en kevlar y un pasamontaña negro sostenía la puerta de la escalera abierta para Coil. Vestido con el mismo leotardo negro con la imagen de una serpiente blanca dispuesta a través de él, Coil se unió a nosotros, caminando lentamente, con las manos entrelazadas detrás de su espalda, observando la escena con una mirada evaluadora. Dos soldados lo seguían, con armas en sus manos.
Coil. Sentí que mi pulso se aceleraba.
Tattletale hizo una mueca de dolor. “Lo siento.”
Coil miró alrededor un poco más, luego pareció tomar una decisión, “No. No creo que haya nada por lo que disculparse.”
Hizo una pausa, y todo lo que pude pensar era que eso es todo. Tengo lo que necesito.
Coil habló, más como si estuviera pensando para sí mismo que ninguno de nosotros: “Me estaba sintiendo teatral. El plan era que los Viajeros, Circus y Trainwreck salieran de las sombras mientras yo hacía una entrada impresionante. Es una lástima que no funcionó, pero supongo que tuvo un beneficio táctico.”
“Eso creo”, Tattletale sonrió abiertamente.
“Bueno, parece que tuviste éxito esta noche. Bueno. ¿Ya no hay perseguidores?”
“No.”
“¿Servicios de emergencia? ¿Otros héroes?”
“Todos al menos a dos minutos y medio, creo.”
“Entonces nos vamos a ir. Undersiders, Trickster, tengo un vehículo preparado, y me gustaría que me acompañen. Creo que tenemos mucho que discutir.”

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.27 06:12 master_x_2k Enredo II

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Enredo II

Había algo emocionante sobre vivir sin la supervisión de un adulto. No es que no amara a mi papá con toda el alma, pero despertarme, salir a correr, preparar el desayuno y luego me sentarme frente al televisor con una de las computadoras portátiles viejas de Lisa, ¿sin sentir que alguien estaba mirando por encima de mí hombro para asegurarse de que estaba haciendo todo bien? Eso era vida.
Desde la semana que pasé postrada en cama con la conmoción cerebral, me había estado ansiosa de volver a entrar en mi rutina de correr otra vez. A pesar de que me estaba quedando en el departamento, tomándome unas vacaciones de mi vida cotidiana, estaba haciendo un punto de mantener mi vieja rutina y despertar a las seis y media de la mañana para correr.
Dio la casualidad de que eso significaba que me estaba despertando dos o tres horas antes que los demás. Dos o tres horas totalmente por mi cuenta. Si me obligaba a ignorar las mil cosas diferentes por las que podría estar estresada, era un período en el que pude disfrutar de una paz que no había sentido en mucho, mucho tiempo.
Me acurruqué en el sofá con una manta a mi alrededor, un programa infantil para un poco de ruido de fondo, ya que era lo único además de infomerciales, programación religiosa y programas de entrevistas, y tenía uno de las viejas laptops de Lisa apoyada en frente de mí. Mi hábito ahora era comenzar el día revisando los sitios de noticias locales, el wiki de parahumanos y los tableros de mensajes de parahumanos.
La gran noticia de la primera página de la mañana era una foto que alguien había tomado con su teléfono celular desde uno de los edificios en la misma calle que el edificio que habíamos incendiado. Nuestras siluetas eran visibles mientras estábamos en la calle con docenas de miembros del ABB esparcidos a nuestro alrededor. ¿El encabezado? 'VILLANOS SE ENCARGAN'.
Es curioso, nunca notaba los bichos cuando estaban a mi alrededor en general, pero al ver la imagen, había un buen número. Mi silueta no era tan difícil de distinguir como Grue en su oscuridad, pero tampoco era fácil distinguirla en la nube de insectos. Tenía que tener eso en mente, tal vez podría usarlo.
El artículo debajo de la imagen era sobre las acciones de los villanos al tratar con el ABB. Era mayormente correcto, pero el tono y la dirección del articulo me hizo sentir lo suficientemente incómoda que no lo leí en profundidad. Por mi roce del artículo, tuve la impresión de que los héroes se estaban preparando para hacer un asalto final hoy o esta noche. ¿Nos dejan hacer el trabajo sucio y luego limpian el resto? Lo que sea. Si querían lidiar con una Bakuda acorralada, eran bienvenidos.
Busqué las otras noticias: un recuento de las lesiones y muertes ocurridas desde que comenzó el enfrentamiento, las estimaciones sobre daños a la propiedad causados ​​por varios bombardeos, una breve actualización sobre una niña de doce años que había desaparecido dos semanas antes de que comenzara la situación del ABB , que ahora se suponía que estaba muerta, y las descripciones de algunos de los nuevos héroes que aparecieron en Brockton Bay para ayudar con el ABB. Lo que me llamó la atención fue una imagen censurada en la galería lateral de la última noticia. Le hice clic.
Era una imagen de Lung en su forma humana, las cuencas de sus ojos oscuras, crudas y vacías detrás de su máscara de acero de dragón, su mano en los hombros de un miembro de su pandilla. Parecía que estaba siendo guiado.
Fue, descubrí, la imagen que puso fin al artículo 'Villanos Se Encargan' presentado en la página principal del sitio. La pasé por alto al echar un vistazo al artículo porque el visor de imágenes flash había tardado tanto en cargarse. Había un pie de foto debajo. '¿Golpe decisivo? Las autoridades de Brockton Bay han hecho la vista gorda a los villanos locales que imponen su propia marca de justicia.’
Oh hombre. ¿Me estaba enterrando más y más profundo?
Esa misma galería de imágenes tenía una toma de largo alcance de la misma escena, tomada sin la lente magnificadora, mostrando a Lung y su lacayo en medio de los Muelles y un escuadrón armado de sus hombres, con las armas desenvainadas, pero no apuntadas contra nada. Eso fue... enormemente decepcionante. Él había escapado.
“Buenos días”, Lisa me saludó.
Me volví para verla venir de la cocina. Llevaba el pelo recogido en una desordenada cola de caballo y tenía lagañas en las comisuras de sus ojos.
“Buenos días. Brian dijo que tenía algo que hacer esta mañana, así que hoy les conseguí el desayuno. Lo siento si no obtuve el café exactamente correcto.”
“Eres un ángel”, me revolvió el cabello, luego se fue para tomar el café.
Todavía estaba navegando cuando ella regresó. Se inclinó, cruzó los brazos sobre el respaldo del sofá y miró por encima del hombro un momento.
“Piratas de pelo rosa cantantes e intentos de supervillanos yakuza ciegos.”[1]
Eché un vistazo al televisor, y efectivamente, había una niña pequeña con una peluca rosa y un disfraz de pirata. Sonreí y sostuve el control remoto, “Puedes cambiar el canal.”
Mientras tomaba el control remoto, mi teléfono celular zumbó en el cojín del sofá a mi lado.
Brian me había enviado un mensaje de texto:
termine temprano. dos no aparecieron. quieres venir a las 11:00? o puedo recogerte @ departamento
Miré el reloj. 9:45. Usé la computadora portátil para descubrir la ruta de autobús más rápida a su lugar. Estaba en el centro, y podría llegar allí para las once si me fuera en veinte minutos. Un poco corto de tiempo, pero podría lograrlo. Lo había hecho varias veces antes de la escuela, cuando me había esforzado demasiado en una carrera matutina y tenía que caminar a casa.
Envié mi respuesta:
Suena bien. Tomaré el autobús.
Una vez que verifiqué que el mensaje había sido enviado, corrí hacia el baño y abrí la ducha. Pasé una eternidad poniendo el agua a una temperatura tolerable, me quité la ropa de correr y me metí, solo para que la ducha cambiara bruscamente de una temperatura tibia a agua helada.
Me encantaba el departamento, no me encanta el calentador de agua.
Tuve que bailar alrededor del chorro de aerosoles inductores de hipotermia para llegar a los controles e intentar convencerlos de que tuvieran una temperatura decente. Finalmente me conformé con una temperatura soportablemente fría, lavé con champú y metí la cabeza. Estaba temblando cuando apagué el agua.
Me sequé lo mejor que pude y me envolví en una segunda toalla limpia para calentarme. No tener grasa corporal apestaba a veces. Terminé de arreglarme y me detuve en el living por un segundo para mirar el reloj debajo del televisor. Me quedaban seis minutos para prepararme.
“Es muy cómo usas la puntuación y mayúsculas perfectas para tus textos”, Lisa sonrió mientras me dirigía a mi habitación.
Ella estaba saliendo de la cocina, sosteniendo mi teléfono celular. Le cogí el teléfono, girando mis ojos y me dirigí a mi habitación. Ella me siguió y entró.
“¿Ustedes dos serán algo?”, Preguntó ella.
“No es el plan. Solo voy a ayudar a un amigo.”
“Vamos, ambos sabemos que piensas que es guapo. Admítelo”, ella me dio la espalda, examinando el ámbar con la libélula en él que Brian me había dado. Usé esa breve ventana de privacidad para sacar un poco de ropa interior y calcetines de un cajón y empezar a vestirme.
“¿Estás usando tu poder?”, Le pregunté.
Brutus probablemente sabe que te atrae Brian. Creo que las únicas dos personas que no se dieron cuenta son Brian y tú.”
Suspiré. “Sí, creo que es un tipo muy guapo”, saqué del armario algunas de las camisas y faldas que había comprado con Lisa y las acomodé en la cama, “¿Tu no?”
“Por supuesto. Tal vez no del todo mi tipo, pero definitivamente no rechazaría a alguien como él, si estuviera haciendo lo de las relacións.”
“¿No lo haces? ¿Por qué?"
“Mi poder como que elimina el misterio de las cosas. Las relaciones son difíciles de hacer despegar, a menos que puedas comenzar con una buena dosis de autoengaño y mentiras.”
“¿Así que no vas a tener una cita nunca?”
“Dame unos años, tal vez baje mis estándares lo suficiente como para poder pasar por alto lo que mi poder me está diciendo acerca de las peculiaridades y hábitos más repugnantes y degradantes de los tipos.”
“Lamento escucharlo.” Contesté, mientras volvía a poner algo de ropa en el armario. Me sentí mal por no haber podido dar una mejor respuesta y por no haber podido tomarme el tiempo de simpatizar, pero apenas me quedaba tiempo para prepararme. Tal vez podría correr a la parada de autobús.
“Pero la diferencia clave entre tú y yo, aquí, es que Brian y yo nos mataríamos entre nosotros antes de que la relación llegara a ningún lado. ¿Pero ustedes dos? Puedo verlo funcionando.”
“¿Ese es tu poder hablando? ¿Estás diciendo que realmente le gusto?”
“Lo siento, cariño. Leer a las personas con mi poder es difícil, leer sobre sus motivaciones o emociones es más difícil, y para colmo, no creo que ni Brian sepa lo que siente de forma romántica. Puede que tengas que sacarlo de su zona de confort antes de que cualquiera de ustedes lo descubra.”
“Estás asumiendo que quiero.” Sentí una gota de agua fría en la parte posterior de mi cuello, me estremecí y me detuve para estrujarme el pelo otra vez.
“¿No es así?”, Preguntó ella. Dirigió su atención a mi selección de ropa apilada en la cama. “Estás prestando mucha atención a lo que vas a usar.”
“Siempre lo hago, incluso cuando voy a pasar tiempo contigo y con Perra. Me cuestiono y estreso por la ropa que llevo si voy caminando a la tienda de la esquina de mi casa para comprar leche y pan.”
“Justo. Aquí... Déjame elegir la ropa, y si algo sale mal, me culpas ¿Trato?” Excavó la ropa en mi armario, “Jeans y… veamos... un top para lucir ese vientre tuyo.”
Miré al top, tenía una tela gruesa que lindaba con un suéter, azul y gris con una especie de diseño de mariposa y mangas largas. El cuerpo real de la camisa, sin embargo, no parecía llegar mucho más allá de mi caja torácica. “Todavía hace un poco de frío.”
“Usa una sudadera o una chaqueta, entonces. Pero solo si prometes quitártela cuando llegues allí.”
“Bien.” No tuve tiempo para discutir y comencé a vestirme.
Empezó a guardar lo que había dejado en la cama: “Brian es un tipo que aprecia ser práctico. Eso es algo que le gusta de ti, y lo dijo. Y aunque creo que es jodidamente fantástico que vayas un paso más allá para verte bien, puedes hacerlo con ropa que tenga sentido para el trabajo liviano. Jeans, sí. ¿Falda? No tanto.”
“Supongo que no estaba siendo práctica en este momento.” Bajé el top y me miré en el espejo en la puerta del armario. Estar de acuerdo con este top había sido un impulso en el momento en que había estado comprando con Lisa. En verdad usarlo era algo completamente diferente; la parte inferior del top se detuvo a 3 centímetros de mi ombligo.
“Tienes cosas en mente con la escuela y tu padre, y el romance y mierdas.” Ella me respondió. Antes de que pudiera discutir que no había romance, ella me dio un empujón, “¡Ahora vete! ¡Diviertete!”
Lo tomé como una señal para apresurarme hacia el frente del departamento, donde me puse las zapatillas de correr. Agarré mis llaves y mi billetera de mi mochila, agarré mi sudadera de un gancho junto a las escaleras, luego bajé las escaleras y salí por la puerta con todo en mis manos. Cuando salí, puse las llaves y la billetera en los bolsillos y me puse la sudadera. Necesité un poco de fuerza de voluntad, pero dejé abierta la sudadera.
Una relación con Brian era, obviamente, una idea terrible. Solo esperaba estar con los Undersiders por otras dos semanas o un mes. Más que eso, y probablemente asumiría que no iba a conseguir información sobre su jefe, en ese momento me llevaría lo que tenía al Protectorado. Suponiendo que hubiera suficiente interés por parte de Brian para que hubiera una relación, la idea de salir sin un futuro era deprimente. Simplemente terminaría siendo sal en la herida para todos los involucrados.
Pero estaba tratando de no pensar en eso. Realmente no necesitaba que Lisa leyera mis dudas y se diera cuenta de que al menos parcialmente se basaban en el hecho de que estaba planeando traicionarla a ella y a los demás. Si no pensaba en ello, sería mucho más difícil para mí darle alguna pista.
Sí. Totalmente la razón por la que estaba evitando pensar en eso. Nada que ver con el hecho de que me sentía cada vez más pésima y ambivalente sobre la idea de entregar amigos a las autoridades.
Corrí parte del camino hasta la parada del autobús, me detuve cuando me di cuenta de que no quería sudar, luego tuve que correr otra vez cuando llegué cerca del ferry y vi el autobús al final de la calle. Hice un gesto para que el autobús se detuviera al acercarse y me subí.
La ruta del autobús que tuve que tomar para llegar a Brian fue un ejemplo de por qué mi papá quería que el ferry volviera a funcionar. Tuve que ir al oeste, transferirme a un autobús diferente, ir hacia el sur, luego bajar y caminar hacia el este por cinco minutos para llegar al lugar donde quería estar, al sureste del centro, donde los edificios de oficinas daban paso a los apartamentos. y condominios.
Era un marcado contraste con el área donde yo vivía. No era perfecto, sinceramente, y podías ver cosas como las etiquetas de las pandillas de Imperio Ochenta y Ocho o ventanas rotas aquí y allá. Aun así, ese tipo de cosas era tan raro como encontrar una casa sin basura en el patio o una casa con cosas obviamente rotas o arruinadas en mi vecindario. Incluso el escalón más bajo que conduce a la puerta principal de mi casa estaba podrido, así que no podía jactarme de tener uno de esos lugares agradables, no vergonzosos. Si lo arreglabas, algo más se rompería inevitablemente, entonces te acostumbrabas a cosas como el escalón roto, aprendías a saltarte al segundo, o entrabas y salías por la puerta trasera de la cocina como lo hacía yo.
Brockton Bay había sido originalmente un gran puesto de comercio y puerto, cuando Estados Unidos estaba siendo colonizado y, como resultado, algunos de los edificios eran bastante viejos. Lo que vi cuando entré en la zona donde Brian se alojaba era una guerra entre el pasado y el presente. Los edificios antiguos se habían arreglado y mantenido hasta el punto de que eran atractivos, en su mayoría configurados como condominios de estilo victoriano. Pero donde otras ciudades podrían trabajar para integrar esto con los otros edificios del centro de la ciudad, parecía que el planificador de la ciudad o los desarrolladores habían incluido edificios altos de piedra o vidrio con la intensión de ser para ser discordantes a propósito. Todo se veía bien, pero no se veía todo bien junto.
El edificio de apartamentos de Brian era uno de los modernos. Tal vez de ocho a diez pisos de altura, no conté, era en su mayoría de piedra, y había una ventana del piso al techo detrás de cada uno de los balcones. Dos pequeños árboles de pino en macetas enmarcaban la entrada. Brian estaba sentado al lado de uno de los árboles, vistiendo ropas muy similares a la primera vez que lo vi, una camiseta azul acero, jeans oscuros y botas desgastadas. Estaba apoyado contra la pared, con los ojos cerrados, solo disfrutando del sol. Se había peinado las trenzas y llevaba el pelo recogido en una coleta larga y suelta, que se abría en todas direcciones por debajo del elástico. Un poco de pelo se había escapado del elástico y soplaba con la brisa, rozando su pómulo. Parecía tan despreocupado por el cosquilleo del pelo que sospeché que podría estar dormido.
Me sorprendió que pudiera relajarse así. Me parecía que relajarse así en cualquier área urbana, incluso en un barrio más agradable del centro de la ciudad, era una pedir problemas. De acuerdo, tal vez no había asaltos o gente sin hogar molestando a transeúntes aquí, pero el Imperio Ochenta y Ocho basaba sus operaciones principales en algún lugar en esta área general, y Brian era negro.
Tal vez podría salirse con la suya porque medía un metro ochenta y estaba en forma. Incluso si me dieras mi cuchillo, bastón y una buena razón, estaba bastante segura de que no querría meterme con su siesta.
“Perdón por despertarte”, le dije, viendo si podía provocar una respuesta.
Incluso antes de que abriera los ojos, me ofreció esa sonrisa amplia y cordial que parecía tan fuera de lugar en su cuerpo de metro ochenta. Era una sonrisa que no ocultaba nada, tan honesta y sin protección como cabría esperar de un niño de diez años que descubrió que acababa de desenvolver el regalo exacto que quería para su cumpleaños.
“No estaba durmiendo”, se puso de pie, “Imaginé que te esperaría aquí en lugar de arriesgarme a que vengas y no supieras cómo ubicarme mientras cargaba cosas arriba.”
“Ah. Gracias.”
“Todavía tengo dos muebles en el auto. Déjame agarrarlos y nos iremos hacia arriba.” Se dirigió en dirección a una camioneta que estaba estacionada frente al edificio.
“¿Tienes un auto?”
“De alquiler. No tiene sentido que tenga un automóvil, especialmente porque la mitad de lo que conduciría sería para ir al escondite. Se lo robarían, en primer lugar, y no me gusta dejar un número de matrícula para que la gente rastree, si las cosas se ponen feas.”
Sonreí ante la palabra 'escondite'. “Lo entiendo. Coche malo.”
Me di una patada. ¿Por qué sigo cayendo en el lenguaje de los hombres de las cavernas a su alrededor?
Sin embargo, lo tomó con calma. “Coche malo. Costoso.”
“Dice el tipo que no se preocupa por pagar quince dólares por café en el paseo marítimo.”
“Touche.” Abrió el baúl. Había dos cajas de cartón adentro, ambas de ocho o diez centímetros de grosor. Una de ellos, sin embargo, era un cuadrado de tal vez mas de un metro de lado.
“¿Necesitas una mano?”
“Traeré las cajas”, dijo, inclinándose para comenzar a sacar la caja de cartón más grande de la parte posterior. Se detuvo para entregarme sus llaves. “Tú cierra la puerta del auto detrás de mí, ¿Y puedes abrir la puerta del edificio?”
Observé los músculos de sus hombros moviéndose bajo la tela de su camiseta mientras sacaba las dos cajas del baúl. Sus hombros eran anchos, noté, pero no de la misma forma en que lo verías con personas que se ejercitaban solo para verse musculosos. Ese tipo de bulto generalmente me parecía un poco grotesco, de una manera que no podía definir. El cuerpo de Brian era más el producto de años de ejercicio regular con propósito y aplicación. Miré las líneas de sus hombros y espalda y, más abajo, su cintura y caderas, como si pudiera darle sentido, definir ese punto donde su cuerpo era diferente, donde era más atractivo que la mayoría.
“Um”, le dije, recordándome a mí misma que me había hecho una pregunta, “Claro. Voy a abrir las puertas.”
Maldita sea, Lisa, ¿en qué me hiciste pensar?
[1] Una versión muy bizarra de Lazy Town, de seguro.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.22 00:49 master_x_2k Interludio V

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

Interludio V

"¿Esto es lo que querías?", El adolescente con barba en su mentón y la capucha arriba, le entregó la bolsa de papel.
Manos anchas con las uñas arruinadas y podridas de color marrón recorrieron el contenido. “Lo es. Aquí.” La voz era ligeramente acentuada, las palabras y los sonidos eran muy cuidadosos, como si no se sintiera cómodo con el inglés.
El joven extendió la mano y sus ojos se agrandaron cuando un manojo de billetes se presionó en sus manos.
“Esto es... más de lo que pensé que sería.”
“¿Te estás quejando?”
El joven negó con la cabeza.
Gregor el Caracol se metió las manos en los bolsillos, como para esconder las uñas y los bultos que le salpicaban el dorso de las manos como costras. Cada uno de las protuberancias duras, que podrían haber sido conchas o escamas, ninguna más grande que un dólar de plata, tenía una prominente forma de espiral. Por mucho que pudiera meterse las manos en los bolsillos, no podía ocultar su rostro. No tenía cabello en la cabeza, ni siquiera cejas o pestañas, y las protuberancias duras le cubrían la cara como un caso terminal de acné. Lo más extraño y desconcertante de todo era el hecho de que su piel pálida era lo suficientemente translúcida como para poder ver las sombras de su esqueleto, sus dientes y la lengua en su boca.
“Como puedes ver”, dijo Gregor, sin ninguna afectación, “sería difícil para mí entrar a una tienda y hacer simples compras. No me gusta depender de mis amigos para esto. Me hace sentir en deuda con ellos, y eso no es bueno para las amistades. Si estás interesado en repetir este tipo de transacción, estando de guardia para hacer diligencias por mí durante un tiempo, podría arreglarse.”
“¿En serio?” El chico se frotó la barbilla, “¿Por cuánto tiempo?”
“Hasta que llamé y no puedas o no quieras hacer mi mandado. Si esto sucediera más de una vez, o si la razón no fuera buena, encontraría a otra persona, como lo hice con la última persona.”
“¿No lo lastimaste ni nada?”
“No. No lo hice. Decidió que prefería pasar la noche con su novia. No lo he llamado nuevamente.”
“¿Esto no será nada ilegal?”
“No. Sin drogas, sin prostitutas, sin armas.”
“Entonces me llamas, salgo corriendo y te consigo alimentos, o ropa, o comida para llevar, o champú, o lo que sea, y me pagas tres-”
“Eso es cuatro. Y no tengo pelo, así que no necesitarías preocuparte por el champú.”
“Claro. Lo siento. Entonces, ¿cuatrocientos dólares cada vez? ¿Cuál es el truco?”
“Sin trucos. Tengo dinero, me gusta que las cosas sean convenientes. Solo una pequeña posibilidad de problemas. Mi primer asistente, ella renunció porque estaba preocupada de que mis enemigos la usen para llegar a mí. No negaré que esto es posible.”
“¿Tienes enemigos?”
“Sí. Pero todavía no ha habido un caso en que alguno de mis asistentes tuvo problemas con ellos.”
“¿Alguno de ellos se metió en problemas?”
“El último asistente, el chico con la novia. Pensó que podría conseguir más dinero, porque podría ir a la policía y contarles lo que sabía de mí. Tuvo la suerte de intentar esto cuando estaba de buen humor. Yo lo disuadí. Trabajó para mí durante dos meses después de eso sin ninguna queja. No fuimos amistosos, fue puro negocio. Recomendaría, amablemente, que no intentes lo mismo.”
“Oye. Vive y deja vivir, ¿verdad?”
“Ese es un buen dicho.”
“Bueno. Quiero ir a la universidad este otoño, y esto suena muchísimo mejor que trabajar por el salario mínimo de durante cincuenta horas a la semana. Aquí, mi número de teléfono celular”, él entregó su teléfono.
Gregor el Caracol se tomó un segundo para poner el número en su propio teléfono. “Lo tengo. Llamaré.”
Fueron cada uno por su camino.
Gregor caminó por las calles laterales del centro de Brockton Bay con la capucha de su sudadera proyectando su rostro en la sombra. Cualquiera que se cruzara en su camino y mirara debajo de su capucha se apresuró a mirar hacia otro lado. Avergonzado, asustado. Aquellos que lo vieron desde lejos lo consideraban también como monstruoso, pero de una manera diferente. Para ellos, él era simplemente uno de los obesos mórbidos. Un hombre en de entre veinte largos o pocos treinta, casi tres veces el peso que debería tener para su altura de metro setenta y ocho. Su peso, lo sabía, era una de las cosas raras en este mundo moderno que alguien podría usar para burlarse de él abiertamente.
Le había llevado años llegar a aceptar esto. El ser uno de los monstruos.
Cuando llegó a su destino, el palpitante latido de la música llegó a sus oídos. El club estaba a dos cuadras de Lord Street, y había una línea que se extendía por el costado del edificio. Letras amarillas que brillaban intensamente en una letra casi intencionalmente simple deletreaban 'Palanquin'.
Se saltó la línea y se dirigió directamente hacia la puerta de entrada. Un fornido portero hispano con una barba que trazaba los bordes de su mandíbula desabrochó la cerca de la cadena para dejarlo pasar.
“¿Qué demonios?”, Se quejó una de las chicas que estaba al frente de la fila. “Estuvimos esperando cuarenta y cinco minutos, ¿Y dejaste entrar a ese gordo de mierda?”
“Fuera de la fila”, dijo el portero, su voz aburrida.
“¿Qué carajo? ¿Por qué?”
“Acabas de insultar al hermano del dueño, idiota”, le dijo el portero, “Fuera de la fila. Tú y tus amigos están vetados.”
Gregor sonrió y negó con la cabeza. La línea que el portero había usado era basura, por supuesto, él no era el hermano del propietario. Pero fue agradable ver a uno de los imbéciles recibiendo lo que merecían.
Había trabajado como gorila para clubes que buscaban a alguien más exótico y llamativo, cuando se estaba poniendo de pie por primera vez, por lo que sabía que la línea que veías por la puerta rara vez indicaba cuántas personas había en el interior. Un club vacío podría tener una fila de personas esperando para entrar, para dar la imagen correcta. A pesar de que era martes por la noche, Palanquin no tenía necesidad de tales engaños. Estaba lleno de gente. Gregor navegó con cuidado entre la multitud de bailarines y personas que sostenían tragos, hasta que llegó a una escalera custodiada por un portero. Al igual que con la puerta de entrada, su entrada a la escalera era automática, incuestionable.
El balcón del piso de arriba no estaba lleno de gente, y los que estaban presentes, una docena más o menos, estaban casi deshuesados ​​en su letargo. Sobre todo chicas, yacían boca abajo en los sofás y en las cabinas de todo el balcón que daba a la pista de baile. Solo tres personas estaban más o menos alerta cuando Gregor se acercó.
“¡Gregor, mi muchacho!” Newter sonrió de oreja a oreja. Gregor captó el más breve destello de disgusto en la cara de una de las chicas que estaban sentadas con Newter, mientras lo miraba. Ella era una rubia con lápiz labial azul y reflejos rosados ​​en su cabello. Si Gregor hubiera estado trabajando como portero, habría revisado su identificación, la habría comprobado dos veces, y aunque pareciera real, la habría echado de todas maneras por ser demasiado joven. Ella no podría haber tenido más de dieciséis años.
Aún así, eso era más o menos la edad de Newter, y no podía culpar al chico por estar interesado en alguien de su edad.
La otra chica, de cabello oscuro, tenía un aspecto europeo en sus facciones. Ella no mostró tal disgusto. Cuando ella le sonrió, no había señales de que la expresión fuera forzada. Eso fue raro e interesante.
“Traje tu cena”, dijo Gregor.
“¡Buen hombre! ¡Trae una silla!”
“Los otros también querrán su comida.”
“Levanta una silla, vamos. Aquí tengo dos chicas deslumbrantes, y no me creen cuando les estoy hablando de algunos de los trabajos más geniales que hemos realizado. Necesito respaldo aquí, hermano.”
“Yo no creo que sea una buena idea hablar de estas cosas”, dijo Gregor. Él permaneció de pie.Newter tomó la bolsa y agarró un sándwich de adentro. “Todo bien. Faultline se unió a la conversación hace un rato, por lo que obviamente no le parece un problema. No van a hablar, ¿verdad, Laura? ¿Mary?”
Cada chica negó con la cabeza cuando Newter les preguntó por su nombre. Eso le permitió a Gregor etiquetar a la chica de cabello oscuro como Laura y la chica con el lápiz labial azul como Mary.
“Si Faultline dijo que estaba bien”, dijo Gregor. Cogió la bolsa de Newter y encontró su propio sándwich. “Laura y Mary, lo siento, los otros sándwiches que tengo aquí están reservados. Podría ofrecerles algo del mío, si quisieran.”
“Está bien, no tengo hambre”, respondió Laura, “Me gusta tu acento. ¿Es noruego?”
Gregor terminó su primer bocado, tragó saliva y negó con la cabeza, “No estoy seguro. Pero he hablado con un experto y él dice que el otro idioma que hablo es islandés.”
“¿No lo sabes?”
“No”, respondió Gregor.
Su respuesta brusca solo detuvo la conversación por un momento antes de que Newter lo pusiera en marcha de nuevo, “De acuerdo, hermano, diles a estas chicas contra quién nos enfrentamos el mes pasado.”
“¿El trabajo de la caja de juguetes?”, Preguntó Gregor, “¿con el mercado negro de Artesanos? No habia nadie-”
“El otro. El trabajo en Filadelfia.”
“Ah. Chevalier y Myrddin.”
Newter juntó sus manos, meciéndose en su asiento, “¡Te lo dije!”
“Y los vencieron”, dijo la chica de cabello oscuro, incrédula.
“¡No perdimos!” Gritó Newter.
“Estuvo muy cerca”, Gregor agregó sus propios dos centavos. “Chevalier es el líder del Protectorado en Filadelfia. Myrddin lidera el Protectorado de Chicago. Estas son personas que el mundo entero reconoce. Obtuvieron puestos protegiendo ciudades grandes en Estados Unidos porque son fuertes, porque son inteligentes y talentosos. Cumplimos el trabajo, como siempre hacemos, y nos marchamos.”
Newter se echó a reír, “Paguen.”
Ni Laura ni Mary parecían molestas cuando metieron la mano en el bolsillo y el bolso, respectivamente, y sacaron algunos billetes.
“¿Cuál fue la apuesta?” Preguntó Gregor.
“Les dije que no tenían que pagar si mentía.”
“¿Y si no estuvieras mintiendo? ¿Pagan más?”
“Ninguna penalización. Obtuve compañía y conversación por un tiempo”, sonrió Newter. Extendió la mano hacia la parte posterior de la cabina, agarró una bolsa que estaba allí y sacó un par de cucharas de plástico y una botella de agua. Con un gotero de agua que sacó de su bolsillo, extrajo agua de la botella y colocó unas gotas en cada cuchara. El último paso fue sumergir la punta de la lengua en cada gota de agua.
“Lámanlo”, les dijo a las chicas.
“¿Eso es todo?”, Le preguntó Laura.
“Es suficiente. Más, y es posible que vuelen por un tiempo inconvenientemente largo. Eso justo allí”, señaló Newter a la cuchara con la punta de la cola, “Es un poco menos de una hora de viaje psicodélico. Sin resaca, sin efectos secundarios, no es adictivo, y no se puede sufrir una sobredosis. Créeme, he intentado hacer que alguien tenga una sobredosis antes, en una situación de combate, y no pude lograrlo.”
Mary fue la primera en tomar la cuchara y meterla en su boca. Momentos después, sus ojos se abrieron de par en par y ella cayó inerte sobre el respaldo de la cabina.
“Oye”, dijo Laura, volviéndose hacia Gregor. Metió la mano en el bolsillo, encontró un recibo y un bolígrafo, y garabateó en la parte posterior en blanco del papel. Ella se lo entregó. “Mi número. Si quieres hablar, o, ya sabes, algo más.”
Ella le guiñó un ojo y luego se metió la cuchara en la boca.
Gregor parpadeó en una leve confusión mientras su cabeza cayó hacia atrás.
“Parece que has causado una buena impresión, Gregster”, se rió entre dientes.
“Tal vez”, dijo Gregor. Puso la mitad de su sándwich que quedaba en la bolsa de papel, luego hizo una bola con la envoltura. Después de un momento de vacilación, arrugó el recibo con el número de Laura en la bola. Lo lanzó a un cubo de basura a medio camino a través de la habitación.
“¡Oye! ¿Qué diablos?”
“No creo que yo le gustara porque soy yo”, dijo Gregor, “creo que le gustaba porque soy un monstruo."
“Creo que te estás saboteando, hombre. Esta buena. Mírala.”
Gregor lo hizo. Ella era atractiva. Él suspiró.
“Newter, ¿sabes lo que es un devoto?”
Newter negó con la cabeza.
“Es un término del argot para alguien que se siente atraído por personas con discapacidades debido a la discapacidad. Creo que se trata de poder, atracción por alguien porque de alguna manera son débiles. Creo que es probable que esta Laura me considere débil por la forma en que me veo, la forma en que puedo tener problemas día a día, y esto es atractivo para ella de una manera similar a la que un lisiado o un ciego seria para un devoto. Esto no me atrae.”
“De ninguna manera. Tal vez le gustes por la persona que está debajo.”
“No me vio lo suficiente como para saber quién podría ser esa persona”, respondió Gregor.
“Creo que te estás menospreciando. Yo aprovecharía esa oportunidad.”
“Eres una persona más fuerte que yo de muchas maneras, Newter. Debería llevarle la cena a los demás”, Gregor se dio vuelta para irse.
“Oye, haz una señal a Pierce para que envíe a otra chica o dos, ¿quieres?”
Gregor hizo lo que le pidió, llamando la atención del portero al pie de las escaleras. El portero, a su vez, llamó la atención de un grupo de chicas en la pista de baile.
Mientras las chicas se abrían paso, Gregor se volvió hacia Newter, “¿Estás feliz?”
“Oh hombre. No vas a entrar en una fase filosófica de nuevo, ¿verdad?”
“Te ahorraré eso. ¿Lo estás?”
“Tipo. Mírame. Tengo dinero para gastar, tengo a las chicas más calientes de la ciudad pidiendo probarme. ¡Literalmente queriendo probarme! ¿Qué piensas?”
“¿Estás feliz, entonces?”
“La época de mi vida, hermano.” Newter abrió sus brazos para saludar a un trío de chicas cuando llegaron a la cima de las escaleras.
“Me alegra.” Gregor se giró y entró al pasillo en la parte posterior del balcón. Cuando la puerta se cerró tras él, el sonido de la música detrás de él se atenuó.
Su siguiente parada fue la primera puerta a su izquierda. Él golpeó.
“Adelante.”
La habitación tenía una cama a cada lado, en las esquinas opuestas. Un lado de la habitación estaba atestado de carteles, fotos, una estantería repleta de libros, una computadora Apple con dos estantes para CD que se alzaban sobre ella y dos sistemas de altavoces. La música de los altavoces de la computadora apenas logró ahogar la música del club de abajo. La chica que estaba recostada en la cama tenía una densa capa de pecas en la cara y las manos, y cabello castaño rizado. Las revistas estaban amontonadas a su alrededor en la cama, amenazando con derrumbarse al menor movimiento.
El otro lado de la habitación era espartano. Nada adornaba las paredes, no había libros, ni computadora o parafernalia de computadora. Había una cama, una mesita de noche y una cómoda. El único toque de personalidad era una colorida colcha y una funda de almohada. Gregor sabía que había sido un regalo de Faultline. La propietaria no habría salido a buscarla ella misma. La residente de ese lado de la habitación estaba sentada en la esquina, mirando a la pared. Ella era rubia, el tipo de cabello rubio platinado que raramente duraba pasando la pubertad. Su suéter púrpura era un poco demasiado grande para ella, cayendo sobre sus manos, y sus jeans claros estaban claramente destinados a ser más cómodos que a la moda.
“Traje tu cena, Emily.”
“Gracias”, le respondió la chica pecosa. Cogió el sándwich que le lanzó y comenzó a pelar el paquete.
“¿Está bien?”, Le preguntó, haciendo un gesto a la chica de la esquina.
“No es uno de sus mejores días.”
El asintió.
“Elle”, habló, suavemente, “¿Puedo acercarme?”
Habían aprendido por las malas, que cuanto más distante estaba la niña, más fuerte era su poder. Esto la hacía particularmente peligrosa cuando estaba tan perdida que no podía reconocerlo. Una cruel ironía, observó Gregor, que prácticamente no tenía ningún poder cuando era más ella misma. Era un problema al que esperaban encontrar una respuesta, algún día.
La chica en la esquina se volvió para mirarlo a los ojos. Lo tomó por consentimiento, se le acercó y le puso un sándwich en las manos.
“Come”, la instruyó.
Ella lo hizo, casi mecánica en sus movimientos.
Después de que Faultline lo enlistó a él y a Newter, un trabajo los había llevado a un asilo de alta seguridad. Habían estado allí para interrogar a alguien sobre los Dragonslayers, un grupo de villanos que utilizaba tecnología de Artesano robada del Artesano más poderoso y de mayor perfil del mundo para el hurto y el trabajo mercenario. Su invasión del asilo no había ido tan bien como podría haberlo hecho, y había llevado a un cierre de alta tecnología de la instalación. No solo extendió su misión por varias horas, sino que también generó problemas con uno de los residentes, una parahumana que aparentemente tenía que ser movida regularmente, para que su influencia sobre su entorno no se extendiera más allá de los límites de su celda, convirtiéndola en una un problema serio para el personal, otros residentes y espectadores involuntarios.
Al final, después de tratar con el escuadrón enviado del Protectorado de Boston y obtener la información que necesitaban sobre los Dragonslayers, habían reclutado a la chica.
Miró y esperó lo suficiente para asegurarse de que estaba en camino de terminar su sándwich, luego se dio vuelta para irse. Emily le dio un pequeño saludo con la mano en señal de despedida, y él asintió una vez en reconocimiento.
Su última parada fue la oficina al final del pasillo del segundo piso. Miró por la ventana, luego se dejó entrar tan silenciosamente como pudo.
Faultline, propietaria de Palanquin y varias otras empresas de cobertura en Brockton Bay, estaba sentada en un gran escritorio de roble. Frente a ella, en medio de los libros de contabilidad, cuadernos y libros de texto de la universidad, había algo similar a un xilófono, una serie de varillas alineadas una al lado de la otra, atadas firmemente a una tabla.
Faultline estaba en su ropa profesional; una camisa de vestir blanca con las mangas arremangadas y pantalones negros metidos en brillantes botas de montar negras con dedos de acero. Su ondulado cabello negro estaba recogido en una cola de caballo. No llevaba máscara: los empleados de Palanquin que se aventuraban tan lejos como esta oficina estaban demasiado bien pagados para traicionarla. Sus rasgos eran tal vez demasiado agudos como para llamarlos convencionalmente atractivos, pero Gregor sabía que ella era ciertamente más atractiva que Newter o él mismo.
Mientras Gregor observaba, ella cerró los ojos, luego deslizó su mano por los extremos superiores de las varillas. La energía roja y azul crepitaba, y piezas de madera, metal, piedra y plástico en forma de moneda caían al escritorio. Otras varillas, varias de las cuales eran de madera verde, quedaron intactas.
“Carajo”, murmuró. Barrió los trozos de varios materiales en forma de moneda en un cubo de basura que estaba al lado de su escritorio. Echando un vistazo hacia donde estaba Gregor justo al lado de la puerta, levantó una ceja.
“No deseaba interrumpirte.”
“No te preocupes por eso. Tal vez distraerme ayudará.”
“Si estás segura.” Se acercó al escritorio, dejando la bolsa de papel sobre ella, “Eran las siete en punto, nadie había comido todavía. Nos conseguí unos sandwiches.”
“Gracias. ¿Cómo está Elle?”
“Spitfire dijo que estaba teniendo un mal día, pero que ha comido ahora. Quizás mañana será mejor.”
Faultline suspiró, “Esperemos. Es muy fácil volverse unido a esa chica, ¿sabe a qué me refiero?”
“Sí.”
“¡Carajo!”, Maldijo, mientras pasaba la mano por las varillas y, una vez más, la madera verde se negaba a cortarse.
“¿Qué estás haciendo?”
“Hemos hablado sobre el efecto Manton.”
“La regla que impide que algunos poderes afecten a los seres vivos. Has estado tratando de eliminar esas restricciones de ti misma.”
“Sin suerte. Es cuestión de tiempo antes de que tengamos un trabajo, las cosas se pongan feas, y sea demasiado débil, debido a esta limitación arbitraria.”
“Me resulta difícil creer que cualquiera que haya derrumbado un edificio sobre alguien pueda llamarse a sí mismo débil.”
“Eso fue más suerte que cualquier otra cosa", suspiró, mientras ajustaba las posiciones de las varillas.
“Si tú lo dices.”
“No es que no haya precedente para esto. Sabemos a ciencia cierta que algunas capas que alguna vez fueron retenidas por el efecto Manton han descubierto una forma de evitarlo o superarlo. Narwhal es el caso más obvio.”
“Sí.”
“Hay una rama teórica que dice que el efecto Manton es un bloqueo psicológico. Que, debido a nuestra empatía por los seres vivos, detenemos nuestros poderes en un nivel instintivo. O, tal vez, nos retenemos contra otros seres vivos porque hay una limitación impuesta inconscientemente que nos impide herirnos con nuestros propios poderes, y es demasiado general, abarcando a otros seres vivos en lugar de solo a nosotros mismos.”
“Ya veo.”
“Así que estoy tratando de engañar a mi cerebro. Con esta configuración, paso de material inorgánico a material orgánico muerto a tejidos vivos. Madera verde, en este caso. O lo mezclo para que vaya de uno a otro sin ningún patrón. Si puedo engañar a mi cerebro para que cometa un error, anticipando el material equivocado, tal vez pueda atravesar ese bloqueo mental. Hacerlo una vez, y sería más fácil para futuros intentos. Esa es la teoría, de todos modos.”
Ella lo intentó de nuevo. “¡Mierda!”
“No parece estar funcionando.”
“No me digas. Hazme un favor. Reorganiza estos. No me dejes verlos.”
Se acercó al escritorio, desató las varillas, las barajó y luego las ató en su lugar mientras ella estaba sentada allí con los ojos cerrados.
“Adelante”, le dijo.
Lo intentó de nuevo, con los ojos cerrados. Cuando ella los abrió, ella maldijo varias veces seguidas.
Gregor dio un paso alrededor del escritorio, la agarró por el cuello con su mano izquierda, y la sacó de la silla. La empujó al suelo y se subió encima de ella para que él estuviera a montando sobre ella, sus rodillas presionando sus brazos hacia abajo. Su agarre se apretó incrementalmente.
Los ojos de Faultline se agrandaron y su rostro comenzó a cambiar de color mientras luchaba. Le puso las rodillas en la espalda, pero uno podría haber tenido más éxito golpeando un lecho de agua. El efecto fue el mismo. Debajo de su piel, que era más dura de lo que uno podría imaginar, su esqueleto, músculos y órganos flotaban en un mar de fluidos viscosos. Su esqueleto, había aprendido, era más parecido al de un tiburón que un humano. Era un cartílago flexible que se doblaba donde el hueso se rompería y cicatrizaba más rápido que el hueso. Había sido atropellado por un automóvil y se puso de pie poco después. Sus patadas no tendrían mucho efecto.
“Lo siento”, le dijo.
Su lucha gradualmente se debilito. Tardó un tiempo antes de que empezara a flaquear.
Esperó un segundo más, luego la soltó. Ella comenzó a toser mientras vertía aire en sus pulmones.
Esperó pacientemente a que se recuperara. Cuando ella parecía tener más o menos el control de su propia respiración, habló: “Hace meses, estábamos hablando sobre este tema, el efecto Manton. Tu mencionaste cómo podría ser posible que alguien como nosotros tenga un segundo evento detonante. Un cambio radical o mejora en sus poderes como resultado de un momento de vida o muerte. Tal podría explicar cómo romper la regla de Manton.”
Ella asintió, tosiendo de nuevo.
“No habría funcionado si te hubiera advertido de antemano. Lo siento.”
Ella negó con la cabeza, tosió una vez, y luego le respondió con voz ronca: “No funcionó de todos modos.”
“Lo siento.”
“¿Y si hubiera funcionado, gran lunático? ¿Qué esperabas que te hiciera? ¿Corta tu mano? ¿Matarte?”
“Pensé que tal vez mi mano o mi brazo, en el peor caso. No creo que me mates, incluso en un momento como ese. Has hecho mucho por mí. Incluso si resultara imposible volver a conectarlo, no diría que es una mano muy atractiva”, examinó la mano que acababa de utilizar para estrangular a Faultline, “Perderla, por algo en lo que has estado trabajando durante mucho tiempo no es algo lamentable.”
“Idiota”, se puso de pie, tosiendo de nuevo, “¿Cómo diablos se supone que me vaya a enojar contigo cuando dices algo así?”
Él permaneció en silencio.
“Bueno, o eso no va a funcionar, o necesito algo que me acerque aún más a la muerte... en cuyo caso lo estoy tachando de la lista de todos modos.” Ella movió su silla y se sentó en su escritorio, empujando el aparato con las barras en la basura. “Me gusta estar viva demasiado para bailar en ese filo de la navaja.”
“Sí”, su voz era tranquila.
“Gracias, por cierto, por intentar eso”, le dijo, mientras vaciaba la bolsa de un sándwich y medio. Le devolvió el medio sándwich de Gregor a la bolsa y dejó la suya a un lado, sin abrir. “Creo que fuera fácil.”
Él sacudió la cabeza.
“Así que, estoy devolviendo el favor, entonces. Siéntate.”
Él acercó una silla y se sentó al otro lado del escritorio.
“Hace un año, accediste a darme una parte de tus ganancias en nuestro pequeño grupo, si las usaba para responder algunas preguntas que teníamos.”
“Recuerdo.”
“Hablaré con los demás sobre esto, pronto, pero ya que tú fuiste el que más pagó, pensé que era correcto que primero lo compartiera contigo.” Abrió un cajón y sacó un archivo. Ella lo empujó sobre el escritorio. “Esto es lo que he encontrado, hasta ahora.”
Él abrió el archivo. La primera página era una imagen, de alta resolución, de una 'u' estilizada, o una 'c' girada noventa grados en el sentido contrario a las agujas del reloj. Tocó su brazo, donde un tatuaje idéntico a la imagen lo marcaba.
“Sea quien sea”, explicó Faultline, “Ya sea una o varias personas, es muy, muy bueno para cubrir sus huellas.”
Pasó las páginas. El siguiente conjunto de páginas eran imágenes, informes de la escena del crimen, archivos oficiales y artículos de noticias sobre varios parahumanos, cada conjunto de páginas relacionadas con uno específico. El primero era un hombre monstruo con un caparazón parecido al de un escarabajo cubriendo su cuerpo. Gregor mismo era el segundo.
“Tú y Newter, como ya sabes, no están solos. De manera constante, los parahumanos han aparecido en toda América del Norte. Amnesia retrógrada, todos marcado por el mismo tatuaje que se encuentra en varias partes de su cuerpo. Cada uno fue abandonado en un lugar apartado en un área urbana. Callejones, zanjas, tejados, debajo de puentes.”
“Sí”. Gregor pasó más páginas. Cada conjunto de páginas tenía más personas como él.
“Aquí está la cosa, sin embargo. Al principio, la mayoría eran extraños en apariencia. Hasta cuatro de cada cinco parahumanos monstruosos, si puedes disculpar el término, siguen el patrón, y ese número podría aumentar si tuviera la oportunidad de examinar o conseguir una entrevista decente con los demás. El tatuaje, la amnesia, sus primeros recuerdos es despertar en algún lugar de una ciudad extraña.”
“¿Al principio, dijiste?”, Preguntó Gregor, “¿Esto cambió?”
“Pasa a la pestaña roja.”
Encontró la pestaña roja que sobresalía y se volvió hacia esa página. Una imagen de alta calidad de una atractiva chica pelirroja.
“Ella apareció en Las Vegas. Todo el negocio de los casinos ha mordido el polvo, casi, desde que los parahumanos que pueden jugar con las probabilidades o hacer trampa comenzaron a aparecer. Pero aún hay juegos clandestinos. Ella participó en algunos, y le pusieron una recompensa a su cabeza en cuestión de días. Se está llamando a sí misma Shamrock, y yo apostaría buen dinero en el hecho de que tiene poderes que le permiten manipular probabilidades.”
“Ya veo. ¿Por qué estamos hablando de ella?”
“Siguiente página.”
Pasó la página. “Ah”
Era una imagen granulada de una cámara de vigilancia. Shamrock estaba en medio de cambiarse de ropa en lo que parecía un estacionamiento subterráneo, y, aunque parcialmente oscurecido por la correa de su sostén, el tatuaje era visible en su omoplato. Una 'u' estilizada.”
“Esa es la pieza del rompecabezas número uno. Dadas las fechas, y eres libre de mirarlas en tu propio tiempo, pasando por los primeros avistamientos, las personas que aparecen con estos tatuajes son cada vez menos monstruosas con cada año que pasa. No siempre, pero es una tendencia. Entonces, boom, encontramos a Shamrock. No hay características extrañas de que hablar.”
Dio vuelta unas páginas.
“Pieza número dos. Me temo que es uno de esos casos en que las cosas se han cubierto demasiado bien para que podamos verificarlas, pero te diré lo que escuché. Tallahassee, Florida, hace solo tres meses, circuló un rumor sobre alguien que se hacía llamar Dealer.”
“¿Qué estaba traficando?”
“Poderes.”
“Poderes”, se hizo eco de Gregor.
“Pagale una cantidad en el vecindario de treinta y cinco mil dólares, el vendedor te da algo para beber, y te unes a las filas de los héroes y villanos en la comunidad de capas. Poderes en una botella.”
“Ya veo. ¿Cómo se relaciona esto?”
“Porque una persona que afirma ser cliente hizo una publicación en un blog sobre su transacción. Está cerca del final de ese archivo. En su publicación, describió que Dealer tenía un maletín de metal lleno de frascos. Grabado en el interior de la tapa...”
“El mismo símbolo que el tatuaje”, adivinó Gregor.
Faultline asintió, “Y eso es lo que sabemos.”
“Ya veo. ¿Podemos rastrear a este individuo con el blog?”
“Él está muerto. Asesinado por dos capas sin nombre menos de un día después de que hizo la publicación.”
“Ah.”
“Lo que creo es que alguien ha descubierto cómo las personas obtienen poderes, y han hecho un negocio de ello. Pero los primeros intentos no fueron tan bien. Podría ser que, si la química es mala, las personas que beben esas cosas se vuelven como tú, como Newter, como Sybill y Scarab.”
“Entonces esta persona o personas. Crees que están experimentando. Han estado perfeccionando su trabajo y los cambios físicos se han reducido.”
“Y este Dealer era su vendedor, o más probablemente, alguien que se robó parte de su trabajo e intentó sacar provecho de él. Las personas con las que hizo negocios no se hicieron los tatuajes.”
La silla de Gregor gimió dolorosamente mientras se inclinaba hacia atrás.
“¿Qué sigue?”
“Nadie ha visto u oído hablar de este Dealer desde que el blogger fue asesinado. El Dealer está muerto o está manteniendo un bajo perfil. Entonces seguimos nuestra otra pista. Tengo investigadores privados buscando a Shamrock. Estoy pensando en concluir nuestro contrato con Coil aquí, entonces, si tenemos la suerte de que nuestros detectives la encuentren antes que los cazarrecompensas, le hacemos una visita. O puede decirnos algo, o podemos ofrecerle un puesto en el equipo.”
“O ambos”, dijo.
“En un mundo ideal”, Faultline sonrió.

Capítulo Anterior < Indice > Capítulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.06.16 00:40 master_x_2k Colmena I

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

Colmena I

El lugar era olvidable. Un lugar de mal muerte en una larga calle de negocios de mala. Todo estaba deteriorado. Era difícil de adivinar si las tiendas y restaurantes con las que uno se cruzaría estaban abiertos o no.
El pub tenía un cartel que decía 'Somer's Rock'. Había barras de hierro en las ventanas y las cortinas estaban cerradas, pero hubiera sido más inusual si ese no fuera el caso. Era ese tipo de área. La pintura del exterior se estaba pelando, y el óxido de los barrotes había sangrado sobre la pintura gris blanquecina debajo de las ventanas.
Cuando entramos, quedó claro que Somer's Rock era un libro que debería ser juzgado por su portada. Era oscuro, lúgubre y deprimente. El suelo de madera estaba manchado del mismo gris oscuro que el mostrador de la barra, las cortinas y los manteles eran de color verde oscuro, y el único color o brillo real, por así decirlo, era la luz amarilla emitida por las antiguas bombillas quemadas.
Había tres personas en Somer's Rock cuando llegamos. Una de ellas era una chica de unos veintitrés años con aspecto huraño, cabello castaño y un uniforme de mesera ligeramente arrugado, que nos miró cuando entramos, pero no hizo ningún intento por darnos la bienvenida. Había dos gemelos idénticos detrás de la barra en el rincón más alejado, probablemente sus hermanos mayores, que se ocupaban de lavar los vasos y nos ignoraban intencionalmente. Uno de ellos vestía una camisa de vestir y un delantal, parecía el barman, mientras que el otro tenía una camiseta negra debajo de una camisa hawaiana. Además del contraste en la moda, eran idénticos en altura, corte de pelo, rasgos y expresión.
Habían reunido un grupo de mesas con sillas dispuestas a su alrededor, pero pasamos junto a ellas hasta un cubículo en la esquina. Tattletale, Perra, Grue, Regent y yo nos acomodamos en los desgastados bancos acolchados. En realidad, los estaba llamando así en mi cabeza, porque no eran Lisa, Brian, Rachel y Alec. Todos estábamos de traje.
Cuando nos acomodamos, la chica con la expresión arisca se acercó a nosotros, dejó su bloc de notas sobre la mesa y me miró, la mirada en sus ojos casi desafiante. Ella no dijo una palabra.
“¿Coca-Cola?”, Me aventuré, sintiéndome incómoda bajo la mirada.
“No, Skitter”, Tattletale me dio un codazo, “Ella es sorda. Si quieres algo, escríbelo en el bloc.”
Para demostrarlo, extendió la mano sobre la mesa, tomó el bloc y escribió ‘té, negro’. Seguí su ejemplo y anoté mi orden, luego pasé la nota sobre la mesa a los chicos y a Perra. La chica me dio una mirada fea mientras se alejaba con nuestras órdenes.
Había pasado una semana desde el incidente con Bakuda. Lisa y Brian se habían detenido varias veces mientras yo pasaba mis días en la cama, dándome actualizaciones sobre la situación a medida que se desarrollaba. En un momento dado, incluso trajeron a Alec y Perra, y me sentí muy aliviada de que mi padre no hubiera estado en casa en ese momento. Alec y Perrano eran los amables invitados que Lisa y Brian eran, y yo sospechaba que su presencia y personalidades habrían planteado más preguntas con mi padre de las que habrían respondido.
Al parecer, alguien en el CGP había llamado a mi yo de traje 'Skitter'. Lung había oído algo al respecto, y ahora se había extendido por la ciudad después de su escape, lo que implicaba que probablemente me estaba buscando. Como un artículo de periódico planteó nuestra posible participación en los bombardeos que tuvieron lugar, como adversarios de Bakuda, mi nuevo nombre había aparecido una vez más, por lo que parecía que se estaba volviendo permanente. No me gustaba, pero no amaba ninguno de los nombres que se me ocurrían, así que podía soportarlo.
Parecía que habíamos llegado unos minutos antes, porque el resto de los invitados llegaron en cuestión de segundos el uno del otro, mientras la camarera nos trajo nuestras bebidas.
Kaiser entró por la puerta con una chica en cada brazo, rubias con medidas como modelos de Playboy. Kaiser llevaba una armadura de la cabeza a los pies, elaboradamente trabajada y coronada con una corona de cuchillas. El líder de Imperio Ochenta y Ocho. Las gemelas usaban los nombres de Fenja y Menja[1], y estaban vestidas con una armadura al estilo valkiria con innumerables alas de acero, junto con yelmos de cara cerrada. Tenía que admitir que a Kaiser le gustaban sus pesos pesados. Estas dos podían crecer hasta tener tres pisos de altura, y eran cien veces más resistentes cuando lo hacían.
Purity entró unos pocos pasos detrás de él con varios otros siguiéndola. Estaba vestida con un traje blanco sin marcas ni símbolos, pero la tela brillaba suavemente. Su pelo blanco y sus ojos brillaban también, pero era más como si estuvieran hechos de magnesio caliente que cualquier otra cosa. No podía mirar en su dirección sin tener manchas en mis ojos, y mi máscara tenía lentes tintados diseñados para reducir el brillo.
Las personas que habían venido con Purity eran otros miembros de Imperio Ochenta y Ocho. Krieg, Night, Fog y Hookwolf.[2] Era interesante de ver, porque hasta donde yo sabía, aunque cada uno de ellos había sido miembro de Imperio Ochenta y Ocho en algún momento, Purity había echo su propio camino, mientras que Night y Fog se habían separado para formar su propio duo en Boston no mucho después. Todos reunidos, aparentemente.
Ni siquiera era el equipo completo de Kaiser. Aparte de la rara excepción como Lung reclutando a Bakuda cuando estaba en Cornell, parecía que la mayoría de los grupos reclutaban nuevos miembros desde dentro de su propia ciudad. Kaiser era diferente. Era uno de los villanos estadounidenses más conocidos con una agenda de supremacía blanca, y las personas que compartían sus ideales o bien eran reclutados de otros estados o acudían a él. La mayoría no se quedó con él demasiado tiempo, por la razón que sea, pero aún así lo convirtió en el residente de Brockton Bay con el más músculo parahumano a su entera disposición.
Kaiser se sentó en un extremo de la mesa en el centro de la sala, su gente encontró asientos y sillas en las mesas detrás de él. Sin embargo, Purity no se relajó ni pidió bebidas. Se sentó en una silla unos metros detrás de Kaiser, se cruzó de brazos y cruzó un tobillo sobre el otro, sentándose para ver el proceso. A partir de mi investigación en línea y de buscar artículos de periódicos antiguos, sabía que Purity podía crear luz y cargarla con energía cinética. Ella era como una linterna humana, si la luz de la linterna pudiera atravesar las paredes de ladrillo y destrozar los autobuses de la ciudad a la mitad. En cuanto a potencia de fuego bruta, estaba cerca de la parte superior de la lista, una torre de artillería voladora.
Coil[3] entró después del Imperio Ochenta y Ocho, más llamativo porque estaba solo. Sin respaldo, sin mostrar fuerza. Era más alto que Grue, pero estaba delgado hasta el punto de ser esquelético. Su traje ceñido lo cubría de la cabeza a los pies, carecía incluso de agujeros para los ojos y aberturas para la nariz y la boca, y la forma en que se adhirió a su piel te permitia ver sus costillas y articulaciones individuales. El traje era negro, y el único diseño era una serpiente blanca, con su cabeza comenzando en la frente de Coil, la cola extendiéndose por la parte posterior de su cabeza, dando vueltas y vueltas por todo su cuerpo antes de finalmente terminar en uno de sus tobillos. Se sentó al final de la mesa frente a Kaiser.
“¿Qué puedes decirme sobre él?”, Le susurré a Tattletale.
“¿Coil? No puedo decir cuales serán sus poderes, pero él es uno de los jugadores más poderosos de la ciudad. Se considera un maestro de ajedrez. Ya sabes, como un maestro estratega, táctico. Controla más de la mitad del centro de la ciudad con escuadrones de personal de primera clase con equipo de última tecnología. Ex militares de todo el mundo. Si siquiera tiene poderes, es el único en su organización que los tiene.”
Asenti. Casi lo contrario de Kaiser en ese departamento. Pude haber preguntado más, pero otros entraban a la habitación.
Faultline. La conocí de mi investigación. Tenía veintitantos años y su pelo negro y liso estaba recogido en una coleta larga y erizada. Su disfraz era extraño, se aproximaba a algo así como una mezcla de antidisturbios, un uniforme de artes marciales y un vestido. Cuatro personas entraron a la habitación con ella, y los dos tipos del grupo fueron instantáneamente las personas más raras de la sala. Los conocía por su nombre también. Newter no llevaba puesta una camisa, zapatos o guantes, lo que hacía que fuera más evidente que su piel era de color naranja neón de pies a cabeza. Tenía ojos azul claro, cabello rojo oscuro que parecía mojado y una cola prensil de metro y medio de largo. Gregor el Caracol tenía obesidad mórbida, estatura promedio, sin pelo en todo el cuerpo. Su piel era de un blanco lechoso y ligeramente translúcida, por lo que podía ver sombras debajo de ella donde estaban sus órganos. Al igual que alguien más podría tener acné malo, tenía trozos de concha o escamas que le costraban la piel. Parecían casi percebes, pero tenían forma de espiral.
No hubieras pensado que eran cercanos por su lenguaje corporal, el silencio y la gran diferencia en apariencia, pero ambos tenían tatuajes a juego. El de Newter estaba justo encima de su corazón, mientras que el de Gregor estaba en su brazo. Parecía el símbolo griego 'Omega', pero al revés. Tal vez una 'u' estilizada.
Las otras dos chicas en el grupo de Faultline eran muy normales en contraste; Labyrinth vestía una túnica verde oscura y una máscara con líneas por todas partes. Spitfire vestía un traje rojo y negro con una máscara de gas.
Me sorprendió cuando Faultline caminó deliberadamente por nuestra mesa camino a su asiento, tomando el camino más largo. Cuando pasó junto a nosotros, nos miró a Tattletale y a mí, y nos miró con desprecio un poco antes de tomar la silla a la derecha de Kaiser.
“Voy a ir antes de que se lleven todos los asientos, ¿está bien?” Grue habló, y el resto de nosotros asintió. Grue se sentó entre Faultline y Coil.
“¿Qué fue eso con Faultline y tú?”, Murmuré a Tattletale, “¿Historia?”
“Nada importante”, respondió ella.
Regent se inclinó hacia adelante. “Ella y Tattletale han estado peleándose un poco. Faultline subió la apuesta cuando nos sacó a Spitfire cuando estábamos en el medio de intentar reclutarla. No puedo decir por qué a Faultline no le gusta Tattle, pero sé que Tattletale odia cuando las personas actúan como si fueran más inteligentes que ella, y Faultline es más inteligente que ella. Ay. Carajo, eso dolió.”
Tattletale lo había pateado debajo de la mesa.
“Son mercenarios, ¿verdad?”, Le pregunté.
Tattletale asintió, “La Cuadrilla de Faultline hace todo menos asesinato. Puedes decir que su personalidad apesta, puedes decir que sus poderes apestan, pero admito que es muy buena para encontrar fortalezas ocultas en las personas que trabajan para ella. ¿Ves esos dos tipos? Cuando se trata de poderes, fueron poco privilegiados. Se convirtieron en monstruos que no podían vivir en la sociedad normal, terminaron sin hogar o viviendo en las alcantarillas. Hay una historia detrás de ello, pero se convirtieron en un equipo, ella los hizo efectivos, y hasta ahora solo han echado a perder uno o dos trabajos.”
“Entendido”, dije, “Impresionante.”
“Sin embargo, ten en cuenta que no hemos echado a perder ninguno. Llevamos un 100%.”
“Han hecho algo así como tres veces más trabajos que nosotros”, señaló Regent.
“Pero no hemos fallado en ningún trabajo, es lo importante”, enfatizó Tattletale.
Llegó otro grupo, y era como si vieras una ola de disgusto en las caras de la habitación. Había visto referencias en la web y artículos de noticias sobre estos tipos, pero no eran del tipo de los que tomas fotos. Skidmark, Moist, Squealer.[4] Dos hombres y una chica, todos demostrando que las capas no eran necesariamente atractivas, exitosas o inmunes a las influencias del abuso de sustancias. Adictos serios y traficantes que pasaron a tener superpoderes.
Skidmark llevaba una máscara que cubría la mitad superior de su rostro. La mitad inferior era de piel oscura, con los labios y los dientes muy agrietados que se parecían más a los pistachos que a cualquier otra cosa. Se acercó a la mesa y tomó una silla. Antes de que pudiera moverla, sin embargo, Kaiser pateó la silla fuera de su alcance, haciéndola caer de costado, deslizándose por el suelo.
“¿Qué mierda?” Gruñó Skidmark.
“Puedes sentarte en un cubículo”, dijo Kaiser. A pesar de que su voz era completamente tranquila, como si estuviera hablando con un extraño sobre el clima, se sintió amenazante.
“Esto es porque soy negro, ¿verdad? De eso se trata, ¿verdad?”
Aún en calma, Kaiser respondió: “Puedes sentarte en un cubículo porque tú y tu equipo son perdedores patéticos y trastornados a los que no vale la pena hablar. ¿Las personas en esta mesa? No me gustan, pero los escucharé. Ese no es el caso contigo.”
“Andate a la mierda. ¿Qué hay con este tipo?” Skidmark señaló a Grue, “Ni siquiera sé su nombre, y él está sentado.”
Faultline le respondió: “Su equipo atracó al Banco Central de Brockton Bay hace una semana. Han enfrentado a Lung varias veces en el pasado y todavía están aquí, lo cual es mejor que la mayoría. Ni siquiera contando los eventos de hace una semana, él sabe sobre el ABB y puede compartir esa información con el resto de nosotros.” Ella le dio a Grue una mirada que dejaba en claro que no tenía otra opción si quería sentarse en la mesa. Él agachó la cabeza con la menor señal de asentimiento en respuesta. Discutimos las cosas de antemano y acordamos qué detalles compartiríamos.
“¿Qué has hecho que valga un asiento en esta mesa?”, Le preguntó a Skidmark.
“Tenemos territorio-“
“No tienes nada”, respondió Grue, alzando la voz y con sus poderes distorsionados. “Son cobardes que toman las áreas que a nadie más le importan, fabrican drogas y se las venden a los niños.”
“Vendemos a todos, no solo-”
“Encuentra un cubículo”, la voz que gruñía de Grue lo interrumpió. Skidmark lo miró y luego miró a los demás sentados alrededor de la mesa. Todos quietos, cada conjunto de ojos que podía ver detrás de las máscaras lo estaba mirando fijamente.
“Putos. Todos ustedes, les arde el culo roto”,[5] gruñó Skidmark, caminando hacia la cabina donde ya estaban sentados sus compañeros de equipo.
La mesera recogió la silla caída y la devolvió a su posición en la mesa, sin mirar a nadie a los ojos mientras se acercaba a la mesa donde estaba sentada la gente de Kaiser, dejaba su libreta y esperaba a que todos escribieran sus órdenes. Me di cuenta por qué el pub tenía una camarera sorda.
“Tomaré una silla, creo”, alguien habló desde la puerta. La mayoría de las cabezas se volvieron para ver a una figura masculina vestida de negro con una máscara roja y sombrero de copa. Me dio una especie de vibra Baron Samedi.[6] Sus compañeros de equipo lo siguieron a la habitación, todos con trajes a juego de rojo y negro, que diferían solo en el diseño. Una chica con un motivo solar, un hombre con armadura voluminosa y una máscara cuadrada, y una criatura tan grande que tenía que arrastrarse sobre sus manos y rodillas para atravesar la puerta. Era difícil de describir, se aproximaba a algo así como un gorila sin pelo de cuatro brazos, con un chaleco, máscara y polainas en el estilo rojo y negro que llevaba su equipo, garras de seis pulgadas que se volcaban en cada uno de los dedos de las manos y los pies.
“Los viajeros, ¿no?” Coil habló, su voz suave, “No son locales.”
“Podrías llamarnos nómades. Lo que estaba sucediendo aquí era demasiado interesante como para dejarlo pasar, así que decidí detenernos para una visita.” El tipo con sombrero de copa realizó la primera reverencia realmente formal que había visto en mi vida. “Me hago llamar Trickster.”[7]
“¿Conoces las reglas aquí?” Grue le preguntó a Trickster.
“Hemos estado en lugares similares. Puedo adivinar. Sin peleas, sin poderes, sin tratar de provocar a otros para que causen problemas, o todos los demás en la sala dejan de lado todas sus diferencias para derribarte.”
“Suficientemente cerca. Es importante tener un terreno neutral para reunirse, tener una discusión civilizada.”
“No voy a discutir eso. Por favor, continúa como si yo no estuviera aquí.”
Cuando Trickster se sentó en una silla y apoyó los pies en la mesa, nadie se quejó, aunque parecía que Skidmark quería matar a alguien. El resto de los Viajeros se instaló en un stand no lejos de nosotros. El gorila estaba sentado en el suelo y todavía era lo suficientemente grande como para estar a la altura de sus compañeros de equipo.
Coil bajó la cabeza asintiendo con la cabeza y agitó los dedos. Cuando habló, su voz era suave, “Esos deberían ser todos. Parece que Lung no vendrá, aunque dudo que ninguno de nosotros se sorprenda, dado el tema de la discusión de esta noche.”
“El ABB”, respondió Kaiser.
“Treinta y cinco personas confirmadas muertas y más de un centenar hospitalizado en la última semana. Presencia armada en las calles. Continuos intercambios de disparos entre miembros de ABB y las fuerzas combinadas de la policía y el ejército. Han atacado nuestros negocios y han bombardeado lugares donde creen que podríamos operar. Se han apoderado de nuestros territorios, y no hay indicios de que pretendan detenerse en el corto plazo”, aclaró Coil la situación para todos los presentes.
Es un inconveniente”, dijo Kaiser.
“Están siendo imprudentes”, dijo Faultline. Ella lo hizo sonar como si eso fuera un crimen a la par con gatitos asesinos.
Coil asintió, “Lo cuál es la verdadera preocupación. El ABB no puede sostener esto. Algo cederá, se autodestruirán tarde o temprano, y es probable que dejen de ser un problema. Si las cosas hubieran sido diferentes, podríamos ver esto como algo bueno. Nuestro problema es que las acciones del ABB llaman la atención sobre nuestra bella ciudad. Seguridad nacional y las fuerzas militares están estableciendo una presencia temporal para ayudar a mantener el orden. Los héroes están acudiendo en masa a la ciudad para apoyar al Protectorado a recuperar el control de la situación. Está dificultando los negocios.”
“Bakuda está en el centro de esto”, Grue se unió al diálogo, “Lung puede ser el líder, pero todo depende de la chica. Ella ‘reclutaba’ orquestando allanamientos en las casas de las personas mientras dormían, sometiéndolos e implantándoles bombas en la cabeza. Luego usó esas bombas para obligar a sus víctimas a secuestrar más. No menos de trescientos en total ahora. Todos y cada uno de sus soldados saben que si no obedecen, Bakuda puede detonar las bombas. Todos ellos están dispuestos a arriesgar sus vidas, porque las alternativas son la muerte segura o ver a sus seres queridos morir por su fracaso. Derribarla es nuestro objetivo final, pero ella arregló sus bombas para que se disparen cuando se detiene su corazón, por lo que es un poco más complicado que un simple asesinato.”
Extendió la mano hacia la oscuridad que envolvía su pecho y retiró un paquete. “Grabó en video la emboscada que hizo contra mi grupo hace una semana y la dejó atrás cuando corrió. He hecho copias. Tal vez lo encuentren útil para entenderla mejor.”
Grue entregó un CD a todos en la mesa.
Esta fue nuestra demostración de fortaleza. El video mostraba todo, desde el punto en que Bakuda había licuado a Park Jihoo hasta la segunda bomba que había detonado entre sus filas. Cuando la segunda bomba se disparó en medio del grupo de Bakuda, la cámara se detuvo brevemente, grabó el sonido de las armas y todo se oscureció por el poder de Grue, pero no nos mostró corriendo. No reveló nuestras debilidades, la suerte que habíamos tenido al escapar, o lo malas que realmente habían sido nuestras circunstancias. Dejó que todos supieran contra qué nos habíamos enfrentado, les hizo saber que salimos bien y que habíamos podido asistir a esta reunión. Eso haría tanto por nuestra reputación como cualquier otra cosa.
No estaba 100% recuperada de mi conmoción cerebral, y Alec se quejaba de pinchazos en el brazo todavía, pero Brian había enfatizado lo importante que era que asistiéramos, dar la ilusión de que nuestro equipo estaba intacto. Al ver a los otros grupos con sus sutiles exhibiciones, supe que tenía razón.
“Así que,” Coil dejó que las palabras quedaran suspendidas en el aire mientras él hacía crujir cada uno de los nudillos en su mano derecha individualmente, “¿Estamos de acuerdo? No se puede permitir que el ABB continúe operando.”
Hubo asentimientos y murmullos de acuerdo alrededor de la mesa, algunos de los varios villanos se reunieron alrededor de la habitación.
“Entonces sugiero que establezcamos una tregua. No solo todos aquí, sino también entre nosotros y la ley. Me pondría en contacto con las autoridades y les haría saber que hasta que se aclare este asunto, nuestros grupos restringirán nuestra actividad ilegal a solo lo que es absolutamente esencial para nuestro negocio, y haremos cumplir lo mismo para aquellos que hacen negocios en nuestros territorios. Eso permitiría a las fuerzas policiales y militares concentrarse por completo en el ABB. No habría violencia, luchas internas entre nuestros grupos, apropiaciones de territorio, robos o insultos. Nos unimos a los que podemos tolerar para garantizar la victoria e ignoramos a aquellos con quienes no podemos cooperar.”
“Solo voy a decir que mi grupo no se involucrará directamente en esto sin una razón”, dijo Faultline, “No iremos en contra del ABB a menos que se interpongan en mi camino o alguien pague mis tarifas. Es la única política viable cuando eres una capa de alquiler. Y para que quede claro, si el ABB paga, mi equipo estará al otro lado de las cosas.”
“Desafortunado, pero tú y yo podemos hablar después de que termine esta reunión. Prefiero mantener las cosas simples” dijo Coil, “¿Estás de acuerdo con los otros términos?”
“¿Mantenerse por lo bajo, sin armar un escándalo con otros grupos? Eso es status quo con mi grupo de todos modos.”
“Bueno. ¿Kaiser?”
“Creo que eso es aceptable”, estuvo de acuerdo Kaiser.
“Estaba hablando con mi grupo sobre hacer algo no muy diferente de lo que Coil acaba de proponer”, Grue dijo: “Sí, estamos bien con eso.”
“Claro”, dijo Trickster, “No es un problema. Cuenten con nosotros.”
Se estrecharon manos alrededor de la mesa.
“Divertido”, murmuró Tattletale.
Me alejé de la escena para mirarla, “¿Qué?”
“Aparte de Grue y tal vez Faultline, todo el mundo ya está tramando cómo pueden usar esta situación para su beneficio, o joder a los demás.”
Regresé a la escena, los villanos sentados alrededor de la mesa. Me di cuenta de cuánto potencial destructivo se había acumulado en la sala.
Esto podría ponerse complicado.
[1] Fenja y Menja (la “j” se pronuncial como una “i”) eran gigantes de la Cancion de Grotti, un mito nordico, que daban servicio a un rey que desperdiciaba sus dones y por ello calló del poder.
[2] Krieg: lit. batalla en aleman. Nigh y Fog: Noche y Niebla. Hookwolf viene del wolfsangel o gancho de lobo, un símbolo alemán a veces asociado con los nazis.La imagen del lobo también hace alusión a Fenris, el lobo gigante de la mitología nordica.
[3] Coil: lit. espiral o resorte
[4] Skidmark: las manchas que uno hace en los calzones. Moist: lit. húmedo. Squealer: lit. Chilladora
[5] Lo crean o no esto es una traducción bastante literal de lo que dice.
[6] Una figura del vudú que se ve como un hombre negro con pintura de calavera en la cara, traje y sombrero de gala.
[7] El pícaro divino, embaucador o trickster es una figura presente en diversas mitologías el mas conocido trickster hoy es el dios nordico Loki. El termino se usa de forma genérica para la gente que hace tretas.

Capítulo Anterior < Indice > Capitulo Siguiente

submitted by master_x_2k to Parahumanos [link] [comments]


2018.05.08 19:18 victoriaval Cómo sacar el mayor partido a tus redes sociales

En este post vamos a hablar a fondo sobre cómo utilizar las redes sociales para conseguir nuestros objetivos.
Espero que os aporte información útil y os invito a aportar todo lo que sintáis en los comentarios, experiencias, trucos, preguntas…
Empezamos !….
PARA QUÉ SIRVEN LAS REDES SOCIALES? Las Redes Sociales tienen muchos usos y muy diversos.
➜ Nos sirven para entretenernos.
➜ Para informarnos
➜ Podemos exponer nuestros servicios y captar clientes.
➜ Posicionar una marca.
➜ Ganar autoridad sobre un nicho de mercado.
➜ Conocer gente
➜ Formación.
➜ Instpiración, coger ideas.
➜ Conocer productos nuevos.
➜ Publicidad
➜ Para testar una idea y saber si tiene público nuestra idea.
Estas utilidades entre otras, hay mil más.
Para qué utilizas las redes sociales tu? Pregúntate cuales son tus hábitos y tu actividad. Observa a tu entorno, que hace en las Redes?
Indaga en qué tipos de fotos tienen más engagement, más me gusta, comentarios, compartidas….
IDENTIFICA Y BUSCA A TU PÚBLICO OBJETIVO Lo primero que tenemos que hacer es conocer PERFECTAMENTE a nuestro cliente.
★ QUIEN ES? CÓMO SE LLAMA?
Vamos a ponerle un nombre gracioso para cuando nos hagamos una foto, vídeo, frase o texto nos estemos dirigiendo a nuestro AVATAR.
★ ES HOMBRE O MUJER?
★ QUE EDAD TIENE?
[email protected], [email protected], [email protected]?
★ TIENE HIJOS? CUANTOS?
★ DONDE VIVE?
★HA ESTUDIADO? UNIVERSIDAD?
★ CUÁNTO TIEMPO LIBRE TIENE?
★ A QUÉ HORA SE CONECTA A LAS REDES SOCIALES?
★ QUÉ LE GUSTA HACER PARA DIVERTIRSE?
★ TRABAJA, ESTUDIA, DESEMPLEADA, AMA DE CASA?
★ QUÉ HORARIO TIENE?
★ CUÁNTO GANA? NECESITA DINERO EXTRA?
★ CUÁL ES SU HOBBIE?
★ HACE ALGÚN DEPORTE?
★ QUÉ LE PREOCUPA?
★ QUÉ LE GUSTARÍA MEJORAR?
★ QUÉ LE QUITA EL SUEÑO?
★ CÓMO LE PODEMOS AYUDAR?
★ CÓMO PODEMOS CONTACTAR CON ELLOS?
★ QUÉ CAPRICHOS TIENE?
★ EN QUÉ CREE? RELIGIÓN, POLÍTICA, …. TIPOS DE REDES SOCIALES. Lo primero que tenemos que saber es que una red social es para socializarse, para hablar, compartir. Recuerda red ” social” !
➤ SOCIAL
FACEBOOK TUMBLR ➤ MIXTAS
FACEBOOK ➤ COMUNICACIÓN Y MENSAJERÍA
SKYPE WHATS APP TELEGRAM INSTAGRAM FACEBOOK MESENGER TWITTER LINE SNAPCHAT ➤ PROFESIONALES
LINKEDIN XING VIADEO ABOUT.ME FRIENDSANDJOB WOMENALIA UNIVERSIA YAMMER ➤ FOTOS
INSTAGRAM ➤ VIDEO JUEGOS
WIPLEY ➤ PERROS
DOGSTER ➤ OCIO
➤ INFORMACIÓN Y NOTICIAS
➤ CONTACTOS
BADOO MEETIC ➤ MÚSICA
SPOTIFY
SOUND CLOUD
➤ VÍDEOS
Youtube Vimeo. INSTAGRAM FLICKR SLIDERSHARE ➤ VIAJES
REDES SOCIALES MÁS UTILIZADAS 2015
RED SOCIAL % QUE USA LA RED SOCIAL % QUE SE CONECTA DIARIAMENTE FACEBOOK 58 % 70 % LINKEDIN 23 % 13 % PINTEREST 21 % 17 % INSTAGRAM 23 % 49 % TWITTER 19 % 36 % Estos datos han cambiado en 2017 Noviembre
RED SOCIAL % QUE USA LA RED SOCIAL % QUE SE CONECTA DIARIAMENTE FACEBOOK 58 % 70 % LINKEDIN 23 % 13 % PINTEREST 21 % 17 % INSTAGRAM 23 % 49 % TWITTER 19 % 36 % El 71% de los clientes que tienen una experiencia positiva en las redes sociales, recomendarán la marca a otros usuarios. Es 40 veces más probable que se comparta el contenido visual que cualquier otro tipo de contenido. Un 96% de las personas que hablan de las marcas, no las siguen en las redes sociales. Únicamente un 22% de los negocios se encuentran satisfechos con su tasa de conversión. El primer resultado en una búsqueda de Google tiene un CTR (clickthrough rate) de 34,36% Se realizan más de 100 mil millones de búsquedas en Google cada día. Un 51% de los usuarios de smartphones han descubierto una empresa o producto nuevo al realizar búsquedas desde su teléfono inteligente. MEDIDAS DE 10 REDES SOCIALES Cada red social tiene sus medidas y características.
Para ser profesional vamos a utilizar las correctas.
Vamos a pensar en la estrategia antes de compartir
Hacer un calendario editorial con una intención clara.
Siempre utiliza LA LLAMADA A LA ACCIÓN, Qué quieres que haga tu cliente cuando entre? cuando vea la foto? que te llame?, vaya a tu blog? te deje su teléfono? te deje su correo? compre?
Tamaño de la Imagen de Perfil o Usuario de las 10 REDES SOCIALES Generalmente se muestran como cuadradas o redondas. Twitter : 400px x 400px Facebook : 180px X 180px Instagram : 110px x 110px Pinterest : 180px X 180px LinkedIn : 400px x 400px YouTube : 800px x 800px Google+ : 250px x 250px Vero : 1200px x 1200px Tumblr : 128px x 128px Flickr: de 800px x 640px, a 1024px 640px TAMAÑO DE LAS PUBLICACIONES DE TODAS LAS REDES SOCIALES Twitter: 506px x 253px; 1024px x 512px. Facebook: 1200px x 900px; cualquier otro tamaño lo escala, pero según nuestra práctica lo recomendable para que se visualice bien en todos los dispositivos es 470px x 246px para las pequeñas y 1024px x 512px para las grandes. Instagram: 1080px x 1080px – Imagen miniatura Instagram: 161px x 161px – Videos Instagram: 1080px x alto proporcional Pinterest: 600px x altura escalada (Pin ampliado); 736px x 1104px. – Imagen pin miniatura Pinterest: 238px de ancho LinkedIn: 550px x 375px; 1100px x 750px; YouTube: 16:9 (relación aspecto del Video); para que sea HD: 1280px x 720px. Google+: 497px x 373px, 994px x 746px, 506px de ancho y alto proporcional, puede ser de hasta 2048px x 2048px. – Videos Google+: 506px x 284px Medium: 900px ancho por cualquier altura Tumblr: 500px x 750px; máximo 1280px x 1920px Flickr: de 800px x 640px, a 1024px 640px Snapchat: 1080px x 1920px MEDIDAS DE FACEBOOK Tamaño Foto Perfil de Facebook: Se muestra en 160 x 160 píxeles en ordenador y en 140 x 140 píxeles en móvil. Tiene que ser de 180 x 180 píxeles como mínimo.
Tamaño Portada de Facebook: Se muestra de 851 píxeles de ancho por 315 píxeles de alto en ordenador y de 640 por 360 píxeles de alto en smartphones. Tiene que ser de 399 píxeles de ancho por 150 píxeles de alto como mínimo.
RECUERDA CÓMO SE COLOCA LA FOTO DE PERFIL PARA NO TAPAR LAS LETRAS
Consejo.- Centrar la parte importante y siempre piensa en móvil.
UTILIZA TAMBIÉN LOS VÍDEOS PARA PERFIL Y PORTADA. DE MINUTO MÁXIMO Y QUE REPRESENTE LO QUE TU AVATAR NECESITA.
Cuidado que va a ser nuestra carta de presentación!!! UTILIZA VÍDEOS EN DIRECTO!! ES LO QUE MÁS CONVIERTE AHORA MISMO Por órden de conversión:
Vídeos
Imágenes
Imágenes con texto
Textos
Comparte en Grupos que tengan que ver con nuestro nicho e invitar a personas con el perfil de nuestro Avatar. Ponte un objetivo, por ejemplo 10 grupos por la mañana y 10 por la noche. Respeta a la gente del grupo. Para triunfar tiene que ser divertido, ameno, dar información, entretener, provocar una emoción y tocar su dolor.
Usa los textos con PALABRAS PODEROSAS para la venta.
Vamos a pedir que nos compartan. Vamos a presentarnos SIN VENDER! Provoca una conversación, recuerda es una red social. Utiliza los Hastags “#”, sin abusar, de forma profesional. MEDIDAS PARA INSTAGRAM Tamaño Foto de Perfil de Instagram: como mínimo 150×150 pixels
Medidas Imagen de Portada de Instagram: Por lo menos 399 pixels de ancho y 150 pixels de alto
Para fotos de perfil y fotos de portada de Instagram, utiliza PNG.
Tamaño Fotos de Instagram en pixeles: para obtener la mejor resolución, las dimensiones recomendadas para fotos en Instagram son de 1200 x 1200. VÍDEOS de 1 minuto como máximo
UTILIZA las historias de Instagram, convierten mucho.
Utiliza los Hastags “#”, sin abusar, de forma profesional. Hasta 30 en Instagram, utiliza la creatividad, sé diferente. Usa el hastag de tu nombre y marca. BUSCAMOS A NUESTRO AVATAR.
App DE NOFOLLOW, para ver quien te ha eliminado
ESTRATEGIAS Y MEDIDAS PARA YOUTUBE Tamaño Portada de Youtube: 2,560 x 1,440 px
Tamaño Foto de Perfil de Youtube: YouTube utiliza automáticamente la imagen de perfil de Google+ asociada con el canal
Dispositivos (al igual que en Google Plus, se ajusta automáticamente la imagen) Tablet Display: 1,855 x 423 px Mobile Display: 1,546 x 423 px TV Display: 2,560 x 1,440 px Desktop Display: 2,560 x 423 px
Título de video: hasta 100 caracteres Descripción del video: hasta 5 mil caracteres. Dimensiones del video: 2,560 x 1,440 px
Tamaño de la Miniaturas Tengan una resolución de 1280 x 720 (con una anchura mínima de 640 píxeles). Se suban en uno de estos formatos de imagen: JPG, GIF, BMP o PNG. con un límite de 2 MB.
Trucos.-
LAS MINIATURAS SON COMO CUANDO VAMOS A UN VIDEO CLUB que elegimos la película por la portada, puedes tener un contenido espectacular pero si no llegas a la gente, no sirve para nada.
Etiquetas de canal y de vídeo: Las palabras con las que defines tu vídeo
Descripción
Ordenada, con símbolos pero que no parezca una feria, utiliza las PILIAPP y la extensión de GOOGLE CRHOME,
Recuerda a tus seguidores tu facebook, tu correo, tu blog, teléfono, el resto de redes sociales.
Cuándo va a ser tu próximo vídeo?
Crea tu marca personal, como tu eres, gana seguridad, cuida la luz, el audio, la estética, los detalles hacen que una persona se quede o se vaya.
Listas de Reproducción,. Ordena tu contenido, piensa en tu usuario, tu avatar.
Invita a que se suscriban y compartan. Si no lo pides, hay mucha gente que no lo saben TWITTER, MEDIDAS Y TRUCOS Fotos de Perfil para Twitter: 400 x 400 px Portadas para Twitter: 1500 x 500 px Imagen in-stream para Twitter: El tamaño del preview es más grande
Haz storytelling, la nueva tendencia en marketing de contenido: utilizar videos o imágenes para contar una historia Es la nueva forma de hacer publicidad y sin caer en el antiguo spot de TV. Sigue y comparte contenido de personas afines a tu nicho de mercado Presentate!, habla, habla…. Utiliza bien los hastags ESTÉTICA DE TUS REDES SOCIALES Antes de hacer nada busca, imagina y crea una buena estética para tu contenido y marca.
Colores que tengan que ver contigo.
Rojo El color de la energía, fuerza y pasión. En marketing se usa para llamar la atención y estimular la mente de los consumidores.
Amarillo Entusiasmo y juventud, creatividad, energía
Verde Naturalidad y crecimiento. Es ideal para empresas que se relacionan con el medio ambiente y la naturaleza. Frescura, tranquilidad, confianza. Verde de los hospitales y el mundo sanitario
Naranja Diversión, vitalidad y sociabilidad. Suele ser utilizado por empresas relacionadas con el entretenimiento o la comida.
Morado Riqueza, sabiduría, misterio. En el caso de una empresa podría transmitir un mensaje de exclusividad o de alto nivel.
Rosa Amor, romance, paz. Lo usan empresas cuyo público objetivo son las mujeres jóvenes.
Blanco El blanco representa simplicidad, pureza, verdad, limpieza, higiene. De ahí que sea utilizado por empresas relacionadas con la salud, y por aquellas que quieran proyectar simplicidad.
Negro El negro representa poder, valentía, elegancia, sobriedad. En el caso de una empresa podría transmitir un mensaje de seriedad. En cuanto al marketing algunas empresas lo utilizan para enviar un mensaje de exclusividad, de estatus, de alta calidad, y también para añadir un toque de misterio.
submitted by victoriaval to u/victoriaval [link] [comments]


2017.08.18 19:56 Subversivos Es la guerra santa, idiotas.

Después de cada atentado de terroristas islámicos en Europa, cuatro artículos ya clásicos de Arturo Pérez-Reverte sobre el asunto, publicados en los últimos diez años (el primero apareció en febrero de 2006, como lúcido pronóstico de lo que estaba por venir) suelen ser difundidos profusamente en las redes sociales, algunas veces con alteraciones ajenas al autor. Zenda ha reunido para sus lectores los textos originales, por orden cronológico.
POR QUÉ VAN A GANAR LOS MALOS
2 de febrero de 2006
De la movida mahometana me quedo con una foto. Dos jóvenes tocados con kufiyas alzan un cartel: Europa es el cáncer, el Islam es la respuesta. Y esos jóvenes están en Londres. Residen en pleno cáncer, quizá porque en otros sitios el trabajo, la salud, el culto de otra religión, la libertad de sostener ideas que no coincidan con la doctrina oficial del Estado, son imposibles. Ante esa foto reveladora -no se trata de occidentalizar el sano Islam, sino de islamizar un enfermo Occidente-, lo demás son milongas. Los quiebros de cintura de algunos gobernantes europeos, la claudicación y el pasteleo de otros, la firmeza de los menos, no alteran la situación, ni el futuro. En Europa, un tonto del haba puede titular su obra Me cago en Dios, y la gente protestar en libertad ante el teatro, y los tribunales, si procede, decidir al respecto. Es cierto que, en otros tiempos, en Europa se quemaba por cosas así. Pero las hogueras de la Inquisición se apagaron -aunque algún obispo lo lamente todavía- cuando Voltaire escribió: «No estoy de acuerdo con lo que usted dice, pero lucharé hasta la muerte para que nadie le impida decirlo».
Aclarado ese punto, creo que la alianza de civilizaciones es un camelo idiota, y que además es imposible. El Islam y Occidente no se aliarán jamás. Podrán coexistir con cuidado y tolerancia, intercambiando gentes e ideas en una ósmosis tan inevitable como necesaria. Pero quienes hablan de integración y fusión intercultural no saben lo que dicen. Quien conoce el mundo islámico -algunos viajamos por él durante veintiún años- comprende que el Islam resulta incompatible con la palabra progreso como la entendemos en Occidente, que allí la separación entre Iglesia y Estado es impensable, y que mientras en Europa el cristianismo y sus clérigos, a regañadientes, claudicaron ante las ideas ilustradas y la libertad del ciudadano, el Islam, férreamente controlado por los suyos, no renuncia a regir todos y cada uno de los aspectos de la vida personal de los creyentes. Y si lo dejan, también de los no creyentes. Nada de derechos humanos como los entendemos aquí, nada de libertad individual. Ninguna ley por encima de la Charia. Eso hace la presión social enorme. El qué dirán es fundamental. La opinión de los vecinos, del barrio, del entorno. Y lo más terrible: no sólo hay que ser buen musulmán, hay que demostrarlo.
En cuanto a Occidente, ya no se trata sólo de un conflicto añejo, dormido durante cinco siglos, entre dos concepciones opuestas del mundo. Millones de musulmanes vinieron a Europa en busca de una vida mejor. Están aquí, se van a quedar para siempre y vendrán más. Pero, pese a la buena voluntad de casi todos ellos, y pese también a la favorable disposición de muchos europeos que los acogen, hay cosas imposibles, integraciones dificilísimas, concepciones culturales, sociales, religiosas, que jamás podrán conciliarse con un régimen de plenas libertades. Es falaz lo del respeto mutuo. Y peligroso. ¿Debo respetar a quien castiga a adúlteras u homosexuales? Occidente es democrático, pero el Islam no lo es. Ni siquiera el comunismo logró penetrar en él: se mantiene tenaz e imbatible como una roca. «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia», ha dicho Omar Bin Bakri, uno de sus los principales ideólogos radicales. Occidente es débil e inmoral, y los vamos a reventar con sus propias contradicciones. Frente a eso, la única táctica defensiva, siempre y cuando uno quiera defenderse, es la firmeza y las cosas claras. Usted viene aquí, trabaja y vive. Vale. Pero no llame puta a mi hija -ni a la suya- porque use minifalda, ni lapide a mi mujer -ni a la suya- porque se líe con el del butano. Aquí respeta usted las reglas o se va a tomar por saco. Hace tiempo, los Reyes Católicos hicieron lo que su tiempo aconsejaba: el que no trague, fuera. Hoy eso es imposible, por suerte para la libertad que tal vez nos destruya, y por desgracia para esta contradictoria y cobarde Europa, sentenciada por el curso implacable de una Historia en la que, pese a los cuentos de hadas que vocea tanto cantamañanas -vayan a las bibliotecas y léanlo, imbéciles- sólo los fuertes vencen, y sobreviven. Por eso los chicos de la pancarta de Londres y sus primos de la otra orilla van a ganar, y lo saben. Tienen fe, tienen hambre, tienen desesperación, tienen los cojones en su sitio. Y nos han calado bien. Conocen el cáncer. Les basta observar la escalofriante sonrisa de las ratas dispuestas a congraciarse con el verdugo.
ES LA GUERRA SANTA, IDIOTAS
1 septiembre de 2014
Pinchos morunos y cerveza. A la sombra de la antigua muralla de Melilla, mi interlocutor –treinta años de cómplice amistad– se recuesta en la silla y sonríe, amargo. «No se dan cuenta, esos idiotas –dice–. Es una guerra, y estamos metidos en ella. Es la tercera guerra mundial, y no se dan cuenta». Mi amigo sabe de qué habla, pues desde hace mucho es soldado en esa guerra. Soldado anónimo, sin uniforme. De los que a menudo tuvieron que dormir con una pistola debajo de la almohada. «Es una guerra –insiste metiendo el bigote en la espuma de la cerveza–. Y la estamos perdiendo por nuestra estupidez. Sonriendo al enemigo».
Mientras escucho, pienso en el enemigo. Y no necesito forzar la imaginación, pues durante parte de mi vida habité ese territorio. Costumbres, métodos, manera de ejercer la violencia. Todo me es familiar. Todo se repite, como se repite la Historia desde los tiempos de los turcos, Constantinopla y las Cruzadas. Incluso desde las Termópilas. Como se repitió en aquel Irán, donde los incautos de allí y los imbéciles de aquí aplaudían la caída del Sha y la llegada del libertador Jomeini y sus ayatollás. Como se repitió en el babeo indiscriminado ante las diversas primaveras árabes, que al final –sorpresa para los idiotas profesionales– resultaron ser preludios de muy negros inviernos. Inviernos que son de esperar, por otra parte, cuando las palabras libertad y democracia, conceptos occidentales que nuestra ignorancia nos hace creer exportables en frío, por las buenas, fiadas a la bondad del corazón humano, acaban siendo administradas por curas, imanes, sacerdotes o como queramos llamarlos, fanáticos con turbante o sin él, que tarde o temprano hacen verdad de nuevo, entre sus también fanáticos feligreses, lo que escribió el barón Holbach en el siglo XVIII: «Cuando los hombres creen no temer más que a su dios, no se detienen en general ante nada».
Porque es la Yihad, idiotas. Es la guerra santa. Lo sabe mi amigo en Melilla, lo sé yo en mi pequeña parcela de experiencia personal, lo sabe el que haya estado allí. Lo sabe quien haya leído Historia, o sea capaz de encarar los periódicos y la tele con lucidez. Lo sabe quien busque en Internet los miles de vídeos y fotografías de ejecuciones, de cabezas cortadas, de críos mostrando sonrientes a los degollados por sus padres, de mujeres y niños violados por infieles al Islam, de adúlteras lapidadas -cómo callan en eso las ultrafeministas, tan sensibles para otras chorradas-, de criminales cortando cuellos en vivo mientras gritan «Alá Ajbar» y docenas de espectadores lo graban con sus putos teléfonos móviles. Lo sabe quien lea las pancartas que un niño musulmán -no en Iraq, sino en Australia- exhibe con el texto: «Degollad a quien insulte al Profeta». Lo sabe quien vea la pancarta exhibida por un joven estudiante musulmán –no en Damasco, sino en Londres– donde advierte: «Usaremos vuestra democracia para destruir vuestra democracia».
A Occidente, a Europa, le costó siglos de sufrimiento alcanzar la libertad de la que hoy goza. Poder ser adúltera sin que te lapiden, o blasfemar sin que te quemen o que te cuelguen de una grúa. Ponerte falda corta sin que te llamen puta. Gozamos las ventajas de esa lucha, ganada tras muchos combates contra nuestros propios fanatismos, en la que demasiada gente buena perdió la vida: combates que Occidente libró cuando era joven y aún tenía fe. Pero ahora los jóvenes son otros: el niño de la pancarta, el cortador de cabezas, el fanático dispuesto a llevarse por delante a treinta infieles e ir al Paraíso. En términos históricos, ellos son los nuevos bárbaros. Europa, donde nació la libertad, es vieja, demagoga y cobarde; mientras que el Islam radical es joven, valiente, y tiene hambre, desesperación, y los cojones, ellos y ellas, muy puestos en su sitio. Dar mala imagen en Youtube les importa un rábano: al contrario, es otra arma en su guerra. Trabajan con su dios en una mano y el terror en la otra, para su propia clientela. Para un Islam que podría ser pacífico y liberal, que a menudo lo desea, pero que nunca puede lograrlo del todo, atrapado en sus propias contradicciones socioteológicas. Creer que eso se soluciona negociando o mirando a otra parte, es mucho más que una inmensa gilipollez. Es un suicidio. Vean Internet, insisto, y díganme qué diablos vamos a negociar. Y con quién. Es una guerra, y no hay otra que afrontarla. Asumirla sin complejos. Porque el frente de combate no está sólo allí, al otro lado del televisor, sino también aquí. En el corazón mismo de Roma. Porque -creo que lo escribí hace tiempo, aunque igual no fui yo- es contradictorio, peligroso, y hasta imposible, disfrutar de las ventajas de ser romano y al mismo tiempo aplaudir a los bárbaros.
SOBRE IDIOTAS, VELOS E IMANES
29 de septiembre de 2014
Vaya por Dios. Compruebo que hay algunos idiotas –a ellos iba dedicado aquel artículo– a los que no gustó que dijera, hace cuatro semanas, que lo del Islam radical es la tercera guerra mundial: una guerra que a los europeos no nos resulta ajena, aunque parezca que pilla lejos, y que estamos perdiendo precisamente por idiotas; por los complejos que impiden considerar el problema y oponerle cuanto legítima y democráticamente sirve para oponerse en esta clase de cosas.
La principal idiotez es creer que hablaba de una guerra de cristianos contra musulmanes. Porque se trata también de proteger al Islam normal, moderado, pacífico. De ayudar a quienes están lejos del fanatismo sincero de un yihadista majara o del fanatismo fingido de un oportunista. Porque, como todas las religiones extremas trajinadas por curas, sacerdotes, hechiceros, imanes o lo que se tercie, el Islam se nutre del chantaje social. De un complicado sistema de vigilancia, miedo, delaciones y acoso a cuantos se aparten de la ortodoxia. En ese sentido, no hay diferencia entre el obispo español que hace setenta años proponía meter en la cárcel a las mujeres y hombres que bailasen agarrados, y el imán radical que, desde su mezquita, exige las penas sociales o físicas correspondientes para quien transgreda la ley musulmana. Para quien no viva como un creyente.
Por eso es importante no transigir en ciertos detalles, que tienen apariencia banal pero que son importantes. La forma en que el Islam radical impone su ley es la coacción: qué dirán de uno en la calle, el barrio, la mezquita donde el cura señala y ordena mano dura para la mujer, recato en las hijas, desprecio hacia el homosexual, etcétera. Detalles menores unos, más graves otros, que constituyen el conjunto de comportamientos por los que un ciudadano será aprobado por la comunidad que ese cura controla. En busca de beneplácito social, la mayor parte de los ciudadanos transigen, se pliegan, aceptan someterse a actitudes y ritos en los que no creen, pero que permiten sobrevivir en un entorno que de otro modo sería hostil. Y así, en torno a las mezquitas proliferan las barbas, los velos, las hipócritas pasas -ese morado en la frente, de golpear fuerte el suelo al rezar-, como en la España de la Inquisición proliferaban las costumbres pías, el rezo del rosario en público, la delación del hereje y las comuniones semanales o diarias.
El más siniestro símbolo de ese Islam opresor es el velo de la mujer, el hiyab, por no hablar ya del niqab que cubre el rostro, o el burka que cubre el cuerpo. Por lo que significa de desprecio y coacción social: si una mujer no acepta los códigos, ella y toda su familia quedan marcados por el oprobio. No son buenos musulmanes. Y ese contagio perverso y oportunista –fanatismos sinceros aparte, que siempre los hay– extiende como una mancha de aceite el uso del velo y de lo que haga falta, con el resultado de que, en Europa, barrios enteros de población musulmana donde eran normales la cara maquillada y los vaqueros se ven ahora llenos de hiyabs, niqabs y hasta burkas; mientras el Estado, en vez de arbitrar medidas inteligentes para proteger a esa población musulmana del fanatismo y la coacción, lo que hace es ser cómplice, condenándola a la sumisión sin alternativa. Tolerando usos que denigran la condición femenina y ofenden la razón, como el disparate de que una mujer pueda entrar con el rostro oculto en hospitales, escuelas y edificios oficiales –en Francia, Holanda e Italia ya está prohibido–, que un hospital acceda a que sea una mujer doctor y no un hombre quien atienda a una musulmana, o que un imán radical aconseje maltratos a las mujeres o predique la yihad sin que en el acto sea puesto en un avión y devuelto a su país de origen. Por lo menos.
Y así van las cosas. Demasiada transigencia social, demasiados paños calientes, demasiados complejos, demasiado miedo a que te llamen xenófobo. Con lo fácil que sería decir desde el principio: sea bien venido porque lo necesitamos a usted y a su familia, con su trabajo y su fuerza demográfica. Todos somos futuro juntos. Pero escuche: aquí pasamos siglos luchando por la dignidad del ser humano, pagándolo muy caro. Y eso significa que usted juega según nuestras reglas, vive de modo compatible con nuestros usos, o se atiene a las consecuencias. Y las consecuencias son la ley en todo su rigor o la sala de embarque del aeropuerto. En ese sentido, no estaría de más recordar lo que aquel gobernador británico en la India dijo a quienes querían seguir quemando viudas en la pira del marido difunto: «Háganlo, puesto que son sus costumbres. Yo levantaré un patíbulo junto a cada pira, y en él ahorcaré a quienes quemen a esas mujeres. Así ustedes conservarán sus costumbres y nosotros las nuestras».
LOS GODOS DEL EMPERADOR VALENTE
13 de septiembre de 2015
En el año 376 después de Cristo, en la frontera del Danubio se presentó una masa enorme de hombres, mujeres y niños. Eran refugiados godos que buscaban asilo, presionados por el avance de las hordas de Atila. Por diversas razones –entre otras, que Roma ya no era lo que había sido– se les permitió penetrar en territorio del imperio, pese a que, a diferencia de oleadas de pueblos inmigrantes anteriores, éstos no habían sido exterminados, esclavizados o sometidos, como se acostumbraba entonces. En los meses siguientes, aquellos refugiados comprobaron que el imperio romano no era el paraíso, que sus gobernantes eran débiles y corruptos, que no había riqueza y comida para todos, y que la injusticia y la codicia se cebaban en ellos. Así que dos años después de cruzar el Danubio, en Adrianópolis, esos mismos godos mataron al emperador Valente y destrozaron su ejército. Y noventa y ocho años después, sus nietos destronaron a Rómulo Augústulo, último emperador, y liquidaron lo que quedaba del imperio romano.
Y es que todo ha ocurrido ya. Otra cosa es que lo hayamos olvidado. Que gobernantes irresponsables nos borren los recursos para comprender. Desde que hay memoria, unos pueblos invadieron a otros por hambre, por ambición, por presión de quienes los invadían o maltrataban a ellos. Y todos, hasta hace poco, se defendieron y sostuvieron igual: acuchillando invasores, tomando a sus mujeres, esclavizando a sus hijos. Así se mantuvieron hasta que la Historia acabó con ellos, dando paso a otros imperios que a su vez, llegado el ocaso, sufrieron la misma suerte. El problema que hoy afronta lo que llamamos Europa, u Occidente (el imperio heredero de una civilización compleja, que hunde sus raíces en la Biblia y el Talmud y emparenta con el Corán, que florece en la Iglesia medieval y el Renacimiento, que establece los derechos y libertades del hombre con la Ilustración y la Revolución Francesa), es que todo eso –Homero, Dante, Cervantes, Shakespeare, Newton, Voltaire– tiene fecha de caducidad y se encuentra en liquidación por derribo. Incapaz de sostenerse. De defenderse. Ya sólo tiene dinero. Y el dinero mantiene a salvo un rato, nada más.
Pagamos nuestros pecados. La desaparición de los regímenes comunistas y la guerra que un imbécil presidente norteamericano desencadenó en el Medio Oriente para instalar una democracia a la occidental en lugares donde las palabras Islam y Rais –religión mezclada con liderazgos tribales– hacen difícil la democracia, pusieron a hervir la caldera. Cayeron los centuriones –bárbaros también, como al fin de todos los imperios– que vigilaban nuestro limes. Todos esos centuriones eran unos hijos de puta, pero eran nuestros hijos de puta. Sin ellos, sobre las fronteras caen ahora oleadas de desesperados, vanguardia de los modernos bárbaros –en el sentido histórico de la palabra– que cabalgan detrás. Eso nos sitúa en una coyuntura nueva para nosotros pero vieja para el mundo. Una coyuntura inevitablemente histórica, pues estamos donde estaban los imperios incapaces de controlar las oleadas migratorias, pacíficas primero y agresivas luego. Imperios, civilizaciones, mundos que por su debilidad fueron vencidos, se transformaron o desaparecieron. Y los pocos centuriones que hoy quedan en el Rhin o el Danubio están sentenciados. Los condenan nuestro egoísmo, nuestro buenismo hipócrita, nuestra incultura histórica, nuestra cobarde incompetencia. Tarde o temprano, también por simple ley natural, por elemental supervivencia, esos últimos centuriones acabarán poniéndose de parte de los bárbaros.
A ver si nos enteramos de una vez: estas batallas, esta guerra, no se van a ganar. Ya no se puede. Nuestra propia dinámica social, religiosa, política, lo impide. Y quienes empujan por detrás a los godos lo saben. Quienes antes frenaban a unos y otros en campos de batalla, degollando a poblaciones enteras, ya no pueden hacerlo. Nuestra civilización, afortunadamente, no tolera esas atrocidades. La mala noticia es que nos pasamos de frenada. La sociedad europea exige hoy a sus ejércitos que sean oenegés, no fuerzas militares. Toda actuación vigorosa –y sólo el vigor compite con ciertas dinámicas de la Historia– queda descartada en origen, y ni siquiera Hitler encontraría hoy un Occidente tan resuelto a enfrentarse a él por las armas como lo estuvo en 1939. Cualquier actuación contra los que empujan a los godos es criticada por fuerzas pacifistas que, con tanta legitimidad ideológica como falta de realismo histórico, se oponen a eso. La demagogia sustituye a la realidad y sus consecuencias. Detalle significativo: las operaciones de vigilancia en el Mediterráneo no son para frenar la emigración, sino para ayudar a los emigrantes a alcanzar con seguridad las costas europeas. Todo, en fin, es una enorme, inevitable contradicción. El ciudadano es mejor ahora que hace siglos, y no tolera cierta clase de injusticias o crueldades. La herramienta histórica de pasar a cuchillo, por tanto, queda felizmente descartada. Ya no puede haber matanza de godos. Por fortuna para la humanidad. Por desgracia para el imperio.
Todo eso lleva al núcleo de la cuestión: Europa o como queramos llamar a este cálido ámbito de derechos y libertades, de bienestar económico y social, está roído por dentro y amenazado por fuera. Ni sabe, ni puede, ni quiere, y quizá ni debe defenderse. Vivimos la absurda paradoja de compadecer a los bárbaros, incluso de aplaudirlos, y al mismo tiempo pretender que siga intacta nuestra cómoda forma de vida. Pero las cosas no son tan simples. Los godos seguirán llegando en oleadas, anegando fronteras, caminos y ciudades. Están en su derecho, y tienen justo lo que Europa no tiene: juventud, vigor, decisión y hambre. Cuando esto ocurre hay pocas alternativas, también históricas: si son pocos, los recién llegados se integran en la cultura local y la enriquecen; si son muchos, la transforman o la destruyen. No en un día, por supuesto. Los imperios tardan siglos en desmoronarse.
submitted by Subversivos to Albedrio [link] [comments]


2016.06.01 16:04 Zalogon Primaria 2

春 Primavera

訓読み- はる
音読み- シュン
Ejemplos
春(はる) Primavera
青春(せいしゅん) La primavera de la vida; La juventud

夏 Verano

訓読み- なつ
音読み- カ
Ejemplos
夏(なつ) Verano
夏休み(なつやすみ) Summer break
冷夏(れいか) Colder than usual summer

秋 Otoño

訓読み- あき
音読み- しゅう
Ejemplos
秋(あき) Otoño
秋風(あきかぜ) brisa de otoño
千秋楽(せんしゅうらく) Dias finales de un evento (google images muestra sumo y conciertos)

冬 Invierno

訓読み- ふゆ
音読み- トウ
Ejemplos
冬(ふゆ) Invierno
冬休み(ふゆやすみ) Winter break
冬眠(とうみん) Hibernación

光 Luz

訓読み- ひかり
音読み- コウ
Ejemplos
光(ひかり) Luz
光る(ひかる) Brillar
観光(かんこう) Sightseeing
光景(こうけい) Una vista; escena; espectáculo
戦争のおそろしい光景 Una horrible vista de la guerra

風 Viento

訓読み- かぜ
音読み- フウ
Ejemplos
風 (かぜ) Viento
風のタクト The wind waker
台風(たいふう) Huracán
風景(ふうけい) Paisaje
風邪(かぜ) Resfriado
風邪を引く Contraer un resfriado
お風呂(おふろ) Bathtub
和風(わふう) Japanese-Style

晴 Cielo Despejado

訓読み- はれ
音読み- セイ
Ejemplos
素晴らしい(すばらしい) Maravilloso
晴れ(はれ) Día despejado
今日は晴れだ Hoy está despejado
晴れる(はれる) El cielo se despeja
明日晴れるでしょう Mañana estará despejado
快晴(かいせい) Cloudless

雲 Nube

訓読み- くも
音読み- No importa tanto
Ejemplos
雲(くも) Nube
黒雲(くろくも) Nube negra

雪 Nieve

訓読み- ゆき
音読み- セツ
Ejemplos
雪(ゆき) Nieve
大雪(おおゆき) Heavy snow
吹雪(ふぶき) Blizzard
降雪(こうせつ) Snowfall

朝 Mañana

訓読み- あさ
音読み- チョウ
Ejemplos
朝(あさ)Morning
今朝(けさ) This morning
翌朝(よくあさ) The Next Morning
毎朝(まいあさ) Todas las mañanas
朝ごはん(あさごはん)
朝日(あさひ) Rising sun
朝刊(ちょうかん) Morning Edition
朝食(ちょうしょく) Desayuno dicho de forma fancy

昼 noon

訓読み- ひる
音読み- No importa tanto
Ejemplos
昼ごはん(ひるごはん)
お昼(ひる) Lunch
昼食(ちゅうしょく) Lunch dicho de forma fancy; almuerzo (hotels would use this word)
昼食をとる To have lunch
昼寝(ひるね) Siesta
昼休み(ひるやすみ) noon break; lunch break

夜 Noche

訓読み- よる
音読み- ヤ
Ejemplos
夜(よる) Noche
昨日の夜 Anoche
今夜(こんや) Tonight
昨夜(さくや) Anoche (Formal).
昨夜(ゆうべ) Evening
夜神月(やがみライト)Yagami light

午 AM/PM

訓読み-
音読み- ゴ
Ejemplos
午前(ごぜん) AM
午後(ごご) PM

明 Brillante/Claro

訓読み- あか・あき・あ
音読み- メイ
Ejemplos
明るい(あかるい) Brillante
明らか(あきらか)な Evidente; Claro
説明(せつめい) Explicación
明日(あした) Tomorrow
明けましておめでとう(あけましておめでとう) Happy new year!
発明(はつめい) Invento
エジソンは伝統を発明した Edison Inventó la luz eléctrica

星 Estrellas y planetas

訓読み- ほし
音読み- セイ
Ejemplos
星(ほし) Estrella
惑星(わくせい) Planeta
衛星(えいせい) Satélite natural
人工衛星(じんこうえいせい) Satélite artificial
火星(かせい) Marte
火星人(かせいじん) Marciano
ナメク星人(なめくせいじん) La raza de Pikkoro
星空(ほしぞら) Cielo estrellado
星座(せいざ) Constelación
図星(ずぼし) Blanco (en arquería)
図星に当たる Atinarle al blanco

野 Campo

訓読み- No importa tanto pero se lee como の en apellidos comunes
音読み- ヤ
Ejemplos
野菜(やさい) Fruta
野球(やきゅう) Baseball
野郎(やろう) Cabrón; asshole
分野(ぶんや) Campo de estudio académico
音楽の分野 El campo musical

原 Origen/Original

訓読み- はら
音読み- ゲン
Ejemplos
原(はら) terreno; Campo
平原(へいげん) Planicie
原因(げんいん) Origen; Causa; Fuente
原子力(げんし) Átomo
原爆(げんばく) Bomba atómica
原稿(げんこう) Original Draft; Manuscript
原住民(げんじゅうみん) Aboriginal

岩 Boulder

訓読み- いわ
音読み- ガン
Ejemplos
岩(いわ) Boulder
溶岩(ようがん) Lava
岩石(がんせき) Piedra (palabra técnica)

谷 Villa

訓読み- たに
音読み- No importa tanto
Ejemplos
渋谷(しぶや) Shibuya
谷間(たにま) Cleavage

海 Mar

訓読み- うみ
音読み- カイ
Ejemplos
海(うみ) Mar
海岸(かいがん) La costa; La Playa
海外(かいがい) Overseas
海軍(かいぐん) La marina
海底(かいてい) El fondo del mar

池 Estanque

訓読み- いけ
音読み- チ
Ejemplos
池(いけ) Estanque
電池(でんち) Batería

公 Públic

訓読み- No importa tanto
音読み- コウ
Ejemplos
公開(公開)する Abrir al público

園 Parque

訓読み- No importa tanto
音読み- エン
Ejemplos
公園(こうえん) Parque
学園(がくえん) Campus
庭園(ていえん) Jardín
楽園(らくえん) Paraíso
遊園地(ゆうえんち) Parque de diversiones
動物園(どうぶつえん) Zoológico

東 Este

訓読み- ひがし
音読み- トウ
Ejemplos
東(ひがし) Este
東京(とうきょう) Tokyo
関東(かんとう) La región de Kanto
東洋(とうよう) Oriente
中東(ちゅうとう) Middle-East
東口(ひがしぐち) East Entrance

西 Oeste

訓読み- にし
音読み- セイ・サイ
Ejemplos
西(にし) Oeste
西洋(せいよう) Occidente
関西(かんさい) La región de Kansai
西側(にしがわ) West side
大西洋(たいせいよう) Oceano atlántico
西口(にしぐち) West entrance

南 Sur

訓読み- みなみ
音読み- ナン
Ejemplos
南(みなみ) Sur
南米(なんべい) Sudamerica
南極(なんきょく) Polo Sur
南口(みなみぐち) South Entrance

北 Norte

訓読み- きた
音読み- ホク
Ejemplos
北(きた) Norte
北東(ほくとう) Noreste
北西(ほくせい) Noroeste
北極(ほっきょく) Polo Norte
北海道(ほっかいどう) Hokkaido
北斗の拳(ほくとのけん) Fist of the north star
北口(きたぐち) North Entrance

時 Tiempo

訓読み- とき
音読み- ジ
Ejemplos
時々(ときどき) De vez en cuando; From time to time
同時に(どうじに) At the same time
時間(じかん) Tiempo
4時間(よじかん) 4 Horas
時代(じだい) Periodo/Era
江戸時代 Periodo Edo
時計(とけい) Reloj
当時(とうじ) En esos tiempos; En esos días; En esa época

分 Conocimiento/Minuto/Parte/Dividir

訓読み- わ
音読み- フン・プン
Ejemplos
分かる(わかる) Entendesaber. Una interpretación de este verbo que yo encuentro mas larga aunque mas acertada es "X se encuentra en mi conocimiento", por eso se usa la particula が y no を.
1分(いっぷん) 1 minuto
5時1分です。Son las 5 con 1 minuto.
5分間(ごふんかん) Un lapso de 5 minutos.
気分(きぶん) Mood; Feeling
X~たい気分だ Feeling like doing X
イタリアンが食べたい気分だ Feeling like having italian today.
気分爽快(きぶんそうかい) Sentirse renovado, recargado, etc.
私はプールでひと泳ぎしたあと、気分爽快だった。Me sentí renovado después de un chapuzón en la alberca.
山で美味しい空気を吸うと気分も爽快です。Al respirar el delicioso aire de la montaña te sentirás de maravilla
彼女の笑顔の明るさがいつも私気分をよくしてくれる。El brillo de su sonrisa siempre me levanta el ánimo
気分が悪い(きぶんがわるい) Tener un malestar (físico o emocional)
あの男を一目見るだけで気分が悪くなると彼女が言った。Ella dijo que tan solo ver a aquel hombre le ocasionaba un malestar
あの~ 気分が悪いです。Maestra, me siento mal D:
食べ過ぎて気分が悪い。Comí de mas D:
多分(たぶん) Maybe; I think this is the case; about 75% chance
半分(はんぶん) La mitad
十分(じゅうぶん) Suficiente. No confundir con 十分(じゅっぷん) que significa 10 minutos.
それだけで十分だ。Solo con eso es suficiente.
部分(ぶぶん)Parte; sección
パズルのここの部分が仕上がらない No puedo completar esta parte del puzzle
川のこの部分は水深が深い La profundidad es lata en esta parte del río
レポートのこの部分は省略できる。Se puede omitir esta parte del reporte
数学の部分に満点をとれた。Tuve puntuación perfecta en la sección de matemáticas.
Alguienの分(Alguienのぶん) De parte de alguien mas
俺の分もよつばがふってくれ。Saluda de mi parte también, Yotsuba. (よつばと Capitulo 1)
Nota: Este kanji puede reemplazar el kanji 別 en el verbo "dividir" 別れる(わかれる)

週 Semana

訓読み- No tiene
音読み- シュウ
Ejemplos
週末(しゅうまつ) Fin de semana
来週(らいしゅう) Next week
先週(せんしゅう) Last week
一週間(いっしゅうかん) One week
今週中に(こんしゅうじゅうに) Within this week

曜 Kanji exclusivo para los días de semana

訓読み- No tiene
音読み- ヨウ
Ejemplos
日曜日(にちようび) Literally SUN-DAY. MIND=BLOWN
月曜日(げつようび) Lunes. como la Luna
火曜日(かようび) Martes. Rojo como el fuego del planeta marte (?)
水曜日(すいようび) Wednesday. W as in Water :0
木曜日(もくようび) Jueves. No se me ocurre un mnemonic para este :'0
金曜日(きんようび) El día dorado
土曜日(どようび) Sábado. Día para no trabajar y quedarse tirado en el suelo (?)
Nota: se puede quitar el 日 al final de cualquier día para hacerlo mas corto.

今 Ahora

訓読み-いま
音読み-コン
Ejemplos
今(いま) Ahora
今日(きょう) Hoy
今夜(こんや) Tonight
今週(こんしゅう) Esta semana
今月(こんげつ) Este mes
今年(ことし) Este año
今回(こんかい) Esta vez
今度(こんど) a coming something/Next time
ごめんね。また今度ね Sorry, maybe next time...
今度の週末 this coming weekend
今度の選挙 This coming election/next election

元 En un principio/Ex-

訓読み- もと
音読み- ゲン
Ejemplos
元々(もともと)Originalmente; en un principio
元々の計画 El plan inicial
元社長(もとしゃちょう) Ex-presidente de la compañía
元気(げんき) vitalidad;tu ki original de bienestar (?)
地元(じもと) Local
地元の野球チーム El equipo local de baseball
足元注意(あしもとちゅうい) Watch your step!
天元突破(てんげんとっぱ) TENGEN TOPPA

間 Periodo de tiempo

訓読み- あいだ
音読み- カン・ケン
Ejemplos
間(あいだ) Periodo de tiempo entre evento A y evento B
時間(じかん) Tiempo
瞬間(しゅんかん) momento
間に合う(まにあう) Lograr algo a tiempo
人間(にんげん) Humano

親 Amable/Padres

訓読み- おや・した
音読み- シン
Ejemplos
親しい(したしい) íntimo; cercano
親切(しんせつ)な Amable
両親(りょうしん) ambos padres
親友(しんゆう) Amigo íntimo

父 Padre

訓読み- ちち
音読み- ジ
Ejemplos
父(ちち) Padre
父親(ちちおや) Padre
お父さん(おとうさん) Papá
親父(おやじ) my old man (or anyone's)

母 Madre

訓読み- はは
音読み- ボ
Ejemplos
母(はは) Madre
母親(ははおや) Madre
お母さん(おかあさん) Mamá
母国語(ぼこくご) Lengua Madre

兄 Hermano mayor

訓読み- あに
音読み- キョウ・ケイ
Ejemplos
兄(あに) Hermano mayor(Humilde)
お兄さん(おにいさん) Hermano mayor (respect)
兄貴(あにき) ANIKI (Como Simon le dice a Kamina
義兄(ぎけい) Cuñado

弟 Hermano menor

訓読み- おとうと
音読み- ダイ・デ
Ejemplos
弟(おとうと) Hermano menor
兄弟(きょうだい) Siblings
弟子(でし) Estudiante (extra formal)

姉 Hermana mayor

訓読み- あね
音読み- シ
Ejemplos
姉(あね) Hermana mayor (humilde)
お姉さん(おねえさん) Hermana mayor (Respect).
姉ちゃん(ねえちゃん) Usado para disrespect; el equivalente en japónes a decirle a alguien mamacita en la calle D:
義姉(ぎし) Cuñada

妹 Hermana menor

訓読み- いもうと
音読み- マイ
Ejemplos
妹(いもうと) Hermana menor
姉妹(しまい) hermanas

自 Propio

訓読み- みずか
音読み- ジ
Ejemplos
自ら(みずから) Por cuenta propia
自ら勉強をする Estudio por cuenta propia (Nadie me lo ordenó)
自分で(じぶんで) Por mi mismo
自分で勉強をする Estudio por mi mismo (Porque hay que estudiar)
自由(じゆう) Libertad
自身(じしん) Confidence
自業自得(じごうじとく) Pagar las consecuencias de las propias acciones

友 Amigo

訓読み- とも
音読み- ユウ
Ejemplos
友達(ともだち) Amigo
親友(しんゆう) Amigo cercano
友人 Amigo(formal)

体 Cuerpo

訓読み- からだ
音読み- タイ
Ejemplos
具体的に(ぐたいてきに) Concretamente; Específicamente
体(からだ) Cuerpo
体育(たいいく) Educación física
死体(したい) Cadaver
体力(たいりょく) Energía física del cuerpo
体重(たいじゅう) Peso
液体(えきたい) Líquido
全体(ぜんたい) The whole thing
国民全体(こくみんぜんたい) The entire nation

毛 Pelo

訓読み- け
音読み- モウ
Ejemplos
髪の毛(かみのけ) cabello. Literal: El pelo del cabello (???)
眉毛(まゆげ) Cejas
毛皮(けがわ) Pelaje
毛布(もうふ) Blankie

頭 Cabeza

訓読み- あたま
音読み- トウ・ズ
Ejemplos
頭(あたま) Cabeza
頭がいい(あたまがいい) Ser inteligente
頭が悪い(あたまがわるい) Ser tonto
頭痛がする(ずつうがする) Tener jaqueca
没頭(ぼっとう) Estar metido metafóricamente en algo.
彼女は仕事に没頭していた。Estaba metida en su trabajo.
頭に来る(あたまにくる) Irritar (Literal: me llega a la cabeza)
あいつは頭にくるやつだ。 Ese tipo es irritante.

顔 Cara

訓読み- かお
音読み- No importa tanto
Ejemplos
顔(かお) Cara
笑顔(えがお) Sonrisa
顔をする(かおをする) hacer una expresión facial
似顔絵(にがおえ) Retrato
横顔(よこがお) Cara de perfil
顔色が悪い(かおいろがわるい) Tener la cara pálida; verse enfermo

首 Cuello

訓読み- くび
音読み- シュ
Ejemplos
首(くび) Cuello
手首(てくび) Wrist
足首(あしくび) Tobillo
首になる(くびになる) Ser despedido
カナダ首相(かなだしゅしょう) Primer ministro de Canadá
乳首(ちくび) Nipple

声 Voz

訓読み- こえ
音読み- セイ
Ejemplos
声(こえ) Voz
声優(せいゆう) ActoActriz de voz

心 Corazón

訓読み- こころ
音読み- シン
Ejemplos
心(こころ) Corazón en sentido metafórico; Mente
心臓(しんぞう) Corazón en sentido literal; El órgano que bombea sangre.
心配(しんぱい) Angustia
安心(あんしん) Alivio
決心(けっしん)する To make up your mind; Tomar una decisión importante.
関心(かんしん) Concernar
関心がありません。No me concierna.
愛国心(あいこくしん) Patriotismo

思 Creer

訓読み- おも
音読み- シ
Ejemplos
思う(おもう) Creer
思い出す(おもいだす) Recordar
思い出(おもいで) un recuerdo
不思議(ふしぎ)な Fantástico; Místico; Maravilloso; Misterioso; Grandioso
不思議な旅は始まるぜ!UN GRANDIOSO VAJE EMPEZARA! (HOY ES LA OPORTUNIDAD, LUCHA HASTA EL FINAAAAL!)
思想(しそう) Ideología

考 PensaPoner tu cerebro a trabajar

訓読み- かんが
音読み- コウ
Ejemplos
考える(かんがえる) Pensar
考え(かんがえ) Pensamiento
考慮に入れる(こうりょにいれる) Tomar a consideración
私は全てを考えに入れた。Tomé todo a consideración.

才 Genio/Edad

訓読み- No tiene.
音読み- サイ
Ejemplos
天才(てんさい) Genio; no el que sale de la lámpara lmao, sino un intelectual.
25才(25さい) 25 Años de edad.
才能(さいのう) Talento; habilidad

言 Decir

訓読み- い・こと
音読み- ゲン
Ejemplos
言う(いう) Decir
言葉(ことば) Palabra
言語(げんご) Idioma
助言(じょげん) Consejo
宣言(せんげん) Declaración; Proclamación

記 Documentación

訓読み- No imp
音読み- キ
Ejemplos
記者(きしゃ) Reportero
記録(きろく) Record
日記(にっき) Diario
記事(きじ) An article
記念(きねん) Memorial
記憶(きおく) Recuerdo; Memoria

話 Hablar

訓読み- はな
音読み- ワ
Ejemplos
話す(はなす) Hablar
話(はなし) Algo que dices
俺の話を聞いてくれよ! Por favor escucha mi historia.
昔話(むかしばなし) Cuento folklório
電話(でんわ) Teléfono
会話(かいわ) Conversación
話題(わだい) el tema de la conversación
話題を変える Cambiar de tema

書 Escribir

訓読み- か
音読み- ショ
Ejemplos
書く(かく)
辞書(じしょ) Diccionario
書類(しょるい) Documentos
図書館(としょかん) Biblioteca
領収書(りょうしゅうしょ) Recibo
誓約書(せいやくしょ) Juramento

読 Leer

訓読み- よ
音読み- ドク
Ejemplos
読む(よむ) Leer
読書(どくしょ) Lectura (Actividad)
訓読み Kun'yomi
音読み Onyomi
購読(こうどく) Suscripción

聞 OíPreguntar

訓読み- きく
音読み- ブン
Ejemplos
聞く(きく) OíPreguntar
聞きたいことがある Hay algo que te quiero preguntar
聞こえる(きこえる) Ser audible
新聞(しんぶん) Periódico
盗み聞き(ぬすみぎき) Eavesdrop

国 País

訓読み- くに
音読み- コク
Ejemplos
国(くに) País
外国(がいこく) Foreign country
中国(ちゅうごく) China
天国(てんごく) Heaven
お前のドリルで天国をつけ! Pierce the heavens with your drill!
国際的(こくさいてき) Internacional
国民(こくみん) El pueblo; La gente que vive en el lugar
全国(ぜんこく) Nationwide

語 Idioma

訓読み- かた
音読み- ゴ
Ejemplos
言語(げんご) Idioma
日本語(にほんご) japonés
英語(えいご) Inglés
スペイン語(スペインご) Español.
フランス語(グランスご) francés
物語(ものがたり) Story
語る(かたる) Contar; narrar; mencionar; hablar de
夢は真実を語る。Los sueños dicen la verdad
祖母は私にシンデレラの物語を語ってくれた。Mi abuela me contó la historia de la cenicienta.
政治については語りたくない。 No quiero mencionar nada de política.
同意語(どういご) sinónimo
対義語(たいぎご) antónimo
同音異義語(どうおんいぎご) homónimo

算 Calcular

訓読み- No importa tanto
音読み- サン
Ejemplos
計算(けいさん)する Calcular
予算(よさん) Estimar

数 Números

訓読み- かず・かぞ
音読み- スウ
Ejemplos
数(かず) Número
数える(かぞえる) Contar
数え切れない(かぞえきれない) Incontable
数学(すうがく) Matemáticas
数字(すうじ) Dígitos
多数(たすう) Majority; un gran numero
少数(しょうすう) Minority

理 Reason

訓読み- No tiene
音読み- リ
Ejemplos
理由(りゆう) Razón; Motivo
理解(りかい) Entender
料理(りょうり)する Cocinar
心理学(しんりがく) psicología
地理(ちり) Geografía

科 SCIENCE

訓読み- No tiene
音読み- カ
Ejemplos
科学(かがく) ciencia
科学のためです。For science.
科学者(かがくしゃ) científico
科目(かもく) Clase/Materia (de la escuela).
教科書(きょうかしょ) Libro de texto

社 Empresa

訓読み- no importa tanto
音読み- シャ
Ejemplos
会社(かいしゃ) Empresa
社長(しゃちょう) El jefe de la empresa
会社員(かいしゃいん) Miembro de la empresa
株式会社(かぶしきがいしゃ) Corporación.

会 To meet

訓読み- あ
音読み- カイ
Ejemplos
会う(あう) To meet
会社(かいしゃ) Empresa
社会(しゃかい) Sociedad
会話(かいわ) Conversación
会議(かいぎ) A meeting; Conferencia

図 Mapa; Provide; Sin vergüenza xD

訓読み- はか・ずう
音読み- ズ
Ejemplos
地図(ちず)Mapa
図面(ずめん) Diagrama
便宜を図る(べんぎをはかる) Proveer conveniencia
旅行者の便宜を図って、高速道路沿いに多くの休憩場所がある。For the convenience of travelers, there are many rest stops along the freeway.
自殺を図る(じさつをはかる) Attempt suicide
図々しい(ずうずうしい) Shameless
なんて図々しい奴だ!You have a lot of nerve!
彼は図々しくも金を貸せと行った。 He had the nerve to ask for money!
図々しいことを言うな! No digas cosas sin vergüenza! D:<
彼女が図々しく振舞っていることを皆が知っていた。Everyone knew about her shameless behaviour.
意図(いと) Intention (Formal); Aim
彼は君仕事を妨害する意図など持っていない。He has no intention to interfere with your business.

画 proyecto; brush stroke

訓読み- No importa tanto
音読み- ガ・カク
Ejemplos
映画(えいが) Película (Imagen proyectada :0)
映画館(えいがかん) Cine (Lugar)
画面(がめん) Pantalla
総画数(そうかくすう) Brush stroke count
「道」という漢字の総画数は何画ですか Cuantos trazos tiene el kanji de "michi"?
計画(けいかく) KEIKAKU. TL NOTE: KEIKAKU MEANS PLAN
計画通り All according to keikaku; just as planned
企画(きかく) un proyecto
彼女はこの企画で重要な役割を演じた。She played an important role in this project.
彼は企画部門に属している。 Forma parte de la división de planeación (del proyecto).
この企画はもう一度想を練り直せ You should revise this proyect.
漫画(まんが) Manga; comic
漫画家(まんがか) Mangaka

工 Construcción

訓読み- No tiene
音読み- コウ
Ejemplos
工事(こうじ) Construction work
人工的(じんこうてき)な Man-made
大工(だいく) Carpintero
工場(こうじょう) Factoría
この工場では自動車の部品を製作している。Esta factoría manufactura partes de automóviles.

作 Make

訓読み- つく
音読み- サク
Ejemplos
作る(つくる) To make
鳥はきに巣を作る。Las aves hacen nidos en árboles.
作品(さくひん) Artwork (book, film, composition, creative stuff.)
彼の素晴らしい作品は際立っている。His wonderful work stands out
作家(さっか) Autor
手作り(てづくり) Handmade
作戦(さくせん) Strategy
操作(そうさ) Operation (machines)
このCDプレイヤーの操作の仕方がわからない。No entiendo el método de operación de este reproductor de CD's
この機械の操作は私には難しすぎる。The operation of this machine is too difficult.
製作(せいさく) Manufacture
作画(さくが) SAKUGA. EPIC ANIMATION!

楽 Diversión

訓読み- たの
音読み- ガク・ラク
Ejemplos
楽(らく) Algo que no requiere esfuerzo; Chill; Easy
この坂道はきついよ。でも帰りは楽だよね。This hill was intense! But going back will be a breeze!
色々な電気製品のおかげでかじが楽になった。Gracias a varios productos eléctricos, las labores del hogar se han vuelto fáciles.
私は楽ではない生き方をすると思う I have a fancy to live the hard way.
そのいいお知らせを聞いて、気が楽になった。Me calmé al escuchar las buenas noticias.
この色は眼に楽だ。 This color is easy on the eyes.
楽しい(たのしい) Divertido
楽しみ(たのしみ) Something to look forward to.
それは楽しみです。I'm looking forward to that.
パーティーが楽しみだ I'm looking forward to the party.
私は釣りが大きな楽しみだ。 Disfruto mucho pescar
楽しみにする(たのしみにする) Esperar (algo bueno); anticipar
楽しみにしてください。Please look forward to it (En anime, a veces lo dicen en el next episode preview, como diciendo "no se lo pierdan :D")
音楽(おんがく) Música
音楽家(おんがくか) Musician

歌 Cantar

訓読み- うた
音読み- カ
Ejemplos
歌う(うたう) Cantar
私は彼のピアノ伴奏で歌いたい。Quiero cantar con su acompañamiento de piano.
歌手(かしゅ) Cantante
歌詞(かし) Lyrics
歌(うた) Canción
僕は彼女の歌のピアノ伴奏をした。Acompañé su canción con mi piano.
主題歌(しゅだいか) Theme song

絵 Picture

訓読み- え
音読み- エ
Ejemplos
絵(え) Picture; dibujo; pintura
彼女は壁にかかっている絵を描いた。Ella pintó la imagen que cuelga en la pared.
油絵(あぶらえ) Oil painting
似顔絵(にがおえ) Retrato
絵の具(えのぐ) Paint

色 Color

訓読み- 色
音読み- シキ
Ejemplos
色(いろ) Color
頭の色は灰色だった。
色々(いろいろ)な Varios
景色(けしき) Paisaje
日本は景色の美しさで有名だ Japón es Famoso por la belleza de sus paisajes.
茶色(ちゃいろ) Color café (lol, ellos le dicen color té.); marrón

紙 Papel

訓読み- かみ
音読み- シ
Ejemplos
紙(かみ) Papel
手紙(てがみ) Carta
折り紙(おりがみ) Origami

黄 Amarillo

用紙(ようし) Blank Form
訓読み- き
音読み- No importa tanto
Ejemplos
黄色(きいろ) Amarillo
黄道帯(こうどうたい) Zodiaco

黒 Negro

訓読み- くろ
音読み- コク
Ejemplos
黒い(くろい) Negro
黒板(こくばん) Blackboard
黒板必ずしも黒いとは限らない。Los blackboard no son necesariamente black.
黒人(こくじん) Black Person
黒雲(くろくも) Nube negra
黒白(くろしろ) Black and white (Also in the sense of right and wrong)
黒白ぶちの犬を飼っています Tengo un perro blanco y negro
白黒を明らかしよう。 Let's make clear what's right and wrong.
政治家としてお金を受け取るのは時として白黒つけにくいこともある。Accepting money as a politician is sometimes a gray area.
黒鉛(こくえん) Graphite

形 Forma

訓読み- かたち・かた
音読み- ケイ・ギョウ
Ejemplos
形(かたち) Forma; Imagen; shape 神は自分の形に人を創造された Dios creó al hombre en su imagen.
人形(にんぎょう) Doll
形容詞(けいようし) Keiyoushi (i adjective)
三角形(さんかくけい) Forma triangular
四角形(しかくけい) Forma Cuadrada
菱形(ひしがた) Forma de rombo/Diamante (usualmente el hishi es kana)
ハート形(はーとがた) Forma de corazón
星形(ほしがた) Forma de estrella
整形(せいけい) Cirugía plástica

点 Punto

訓読み- つ
音読み- テン
Ejemplos
点ける(つける) Prender cosas. Usualmente se escribe en kana tho.
電気をつける Prender la luz
テレビをつける Prender le tele
火をつけるPrender Fuego
点く(つく) Se prenden las cosas (intransitivo)
部屋の電気がつかない No prende la luz de mi cuarto
危険なときには赤ランプがつきます。La luz roja se prende en emergencias.
木造建築物は火がつきやすい。El fuego se prende fácil en edificios de madera.
点(てん) Punto
この点で私たちの意見が食い違うのは確かだ。Estoy seguro que en este punto es donde nuestras opiniones difieren.
これには不明朗な点がたくさんある。Hay muchos puntos cuestionables en ésto.
彼はある点では賢明だ。El es sabio desde algunos puntos. He is clever in some ways.
彼は何事もお金という点から考える。He thinks of everything in terms of money.
私はその点を強調した。 enfaticé ese punto
知識の点では私は彼女の足元にも及ばない。 En cuestiones de conocimiento, a ella no le llego ni a los pies.
私たちは2点差で負けた Perdimos por dos puntos.
要点(ようてん) The main point. El grano xD
要点だけ話して! VE AL GRANO!
彼の話の要点が理解できなかった。No entendió el punto de la historia
彼の話は短くて要点のついた物でした。 Su historia fue corta y al grano.
お話の要点は分かりました。I see your point.
彼の話は要点を外れている. His talk is off the point. 私は要点を外さない I stick to the point.
なぜ要点を書き留めなかったのか。Por que no anotaste los puntos principales?
満点(まんてん) Perfect Score; 100%; A++
弱点(じゃくてん) Weakness
欠点(けってん) Defecto
交差点(こうさてん) Intersección de tráfico.
氷点下(ひょうてんか) Below freezing point

丸 Círculo

訓読み- まる
音読み- ガン
Ejemplos
丸(まる) Círculo
丸い(まるい) Circular
弾丸(だんがん) Bala
日の丸(ひのまる) La bandera japonesa

線 Linea

訓読み- No importa tanto
音読み- セン
線(せん) Linea
紙に線を引きなさい。Dibuja una linea en el papel
地図の青い線は川を表す。Las lineas azules del mapa muestran los ríos.
新幹線(しんかんせん) Bullet train. Very important in japan.
路線図(ろせんず) Mapa de las rutas del tren
脱線(だっせん) desviación del tren
地平線(ちへいせん) Horizonte
平行線(へいこうせん) Lineas paralelas
平行線は交差しません。Las lineas paralelas no se cruzan.
戦線(せんせん) Linea frontal de guerra
Ejemplos

直 Rectitud (Literal y moral)

訓読み- なお
音読み- ジキ・チョク
Ejemplos
を・直す(なおす) Reparar. También se usa como verbo compuesto para rehacer las cosas que no salieron bien a la primera やり直す Reintentar... 撮り直す Re-tomar la foto, etc...
が・直る(なおる) Algo se arregla
仲直り(なかなおり)する hacer las paces
正直(しょうじき)・な Honesto
素直(すなお)・な Obediente
直接(ちょくせつ) Directo. Es la palabra que Iwata-san siempre usaba en los nintendo direct.
直前(ちょくぜん)・に just before
生徒たちは試験の直前にになるまで本気になって勉強しない。 Los estudiantes no se esfuerzan en estudiar sino hasta justo antes del examen.

角 Esquina

訓読み- かど
音読み- カク
Ejemplos
角(かど) Esquina de la calle
彼は角で左に曲がった Dobló a la izquierda en la esquina
角度(かくど) Ángulo
三角(さんかく) Triángulo
四角(しかく) Cuadrado
直角(ちょっかく) Ángulo Recto

合 To match; Conjunction

訓読み- あ
音読み- ゴウ
Ejemplos
合う(あう) To match
合わせる(あわせる) Unificar
知り合う(しりあう) Get to know someone. Conocer a alguien
知り合い Un conocido. Acquaintance
付き合う(つきあう) Verse con alguien... also in the sense of dating
悪友仲間と付き合うな No salgas con mala compañía.
俺と付き合ってください。Please date me! (típica frase en anime lol)
間に合う(まにあう) To make it on time
似合う(にあう) quedar bien; to suit (e.i. esos lentes te quedan bien)
場合(ばあい) Situación/circunstancia
ないってる場合じゃない Para llorar no es el tiempo ahora (Parte del segundo op de Dragon ball Z lol)
どんな場合でも嘘は罪でしょうか? Estará mal mentir bajo cualquier circunstancia?
場合によるでしょうね Depende de la situación.
場合によって dependiendo de la situación...
その規制が当てはまらない場所がある。Hay circunstancias en las que esas reglas no aplican
都合(つごう) cuestión; conveniencia.
都合がいい Conveniente
都合のいい時に行ってください。 Por favor, ve cuando puedas.
都合が悪い Inconveniente
一身上の都合 Cuestiones personales.
彼は一身上の場合で会社をやめた。Se salió de la empresa por cuestiones personales.
試合(しあい) Partida (para concursos o deportes)
組合(くみあい) Asociación (organismo; grupo de personas)
集合(しゅうごう) Asamblea
具合(ぐあい) Estado/Condicion (de bienestamalestar) de alguien o algo. A los enfermos les preguntan 具合はどう? "Como te sientes?"
具合がいい Sentirse bien
具合が悪い Sentirse mal
パソコンは具合が悪い Mi computadora no anda bien.

計 medir

訓読み- はか
音読み- ケイ
Ejemplos
計る(はかる) Medir
時計(とけい) Reloj
計画(けいかく) Translators note: keikaku means plan.
All according to keikaku
余計(よけい)な Innecesario
余計なお世話 No te incumbe
合計(ごうけい) El total; el resultado de una operación matemática.
計算(けいさん)する Calcular

何 NANI?

訓読み- なに、なん
音読み- カ
Ejemplos
何(なに) que, cual
何時(なんじ) What time
何だと?(なんだと?) Que (dijiste)?
何とかなる algo resultará (favorable)
テストは何とかなった! No se cómo pasé mi examen!
100ドルあれば何とかなりそうだ。Me las arreglaría si tuviese 100 dólares.
幾何学(きかがく) Geometría

訓読み- こた
音読み- トウ
Ejemplos
答える(こたえる) Responder
答え(こたえ) Respuesta
口答え(くちごたえ) Answer back. Responder retóricamente.
返答(へんとう) Reply

電 Electricidad

訓読み- No importa tanto
音読み- デン
Ejemplos
電話(でんわ) teléfono
電車(でんしゃ) Tren
電気(でんき) eletricidad
電池(でんち) batería

教 EnseñaMostraHacer saber

訓読み- おし
音読み- キョウ
Ejemplos
教える(おしえる) To teach, to tell, to show something.
教師(きょうし) Maestro. Aclaración: 先生(せんせい) es honorario. 教師 solo es el nombre de la profesión.
教室(きょうしつ) Salón de clases. El shitsu de la enseñanza (?)
教科書(きょうかしょ) Textbook
教育(きょういく) Educación
教会(きょうかい) Iglesia

知 Conocer

訓読み- し
音読み- チ
Ejemplos
Xを知ってる(しってる) Conocer X. Es el verbo en forma て+いる
知らない(しらない) No conozco. El verbo en negativo
恥を知れ(はじをしれ) know shame!
知識(ちしき) Conocimiento
知り合い(しりあい) Un conocido, an acquaintance.
お知らせ(おしらせ) Anuncio. Notificación. PSA-ish. La escriben arriba de los papeles para que los leas.
身の程知らず(みのほどしらず) Ignorante de tu posición social. Alguien con mala educación.

万 10,000

訓読み- No importa tanto
音読み- マン
Ejemplos
万歳(ばんざい) BANZAI!! HURRA!
一万円(いちまんえん) 10,000 yen

毎 Todos los X

訓読み- No importa tanto
音読み- マイ
Ejemplos
毎日(まいにち) todos los días
毎朝(まいあさ) todas las mañanas

回 Vez/Girar

訓読み- まわ
音読み- カイ
Ejemplos
を・回す(まわす) yo giro
が・回る(まわる) gira solito
今回(こんかい) Esta vez
毎回(まいかい) Todas las veces
もう一回(もういっかい) Una vez más
前回(ぜんかい) La vez pasada.
塩を回して(しおをまわして) pasame la sal (tiene sentido con girar porque decimos rola la sal, lol)
それこっちにまわして pasame eso porfa

半 Mitad

訓読み- なか
音読み- ハン
Ejemplos
半ば(なかば) in the middle, halfway (mid-30s, middle of June, mid-century)
2時半(にじはん) 2:30
半分(はんぶん) one half
半年(はんとし) half a year
半額(はんがく) Half the price

当 Atinar

訓読み- あ
音読み- トウ
Ejemplos
を・当てる(あてる) Atinar as in "atínale el numero que estoy pensando"
が・当たる(あたる) to hit (the nail on the head), to correspond to something exactly.To win (a prize)
本当(ほんとう) for realz!! hontou ni hontou! de veritas de veritas
適当(てきとう)な Apropiado
当然(とうぜん) obviamente; naturalmente
Manly face Simon: 当然だ!人間はそこまで愚かじゃない
当日(とうじつ) That (previously mentioned) day; el día en el que se llevaron a cabo los eventos de los que se hablan.
お弁当(おべんとう) Obento; el lunch kawaii

番 Número

訓読み- No importa tanto
音読み- バン
Ejemplos
番号(ばんごう) Número
交番(こうばん) police box
Number+番目(ばんめ) = Ordinal number

組 Group of people

訓読み- くみ・ぐも
音読み- ソ
Ejemplos
番組(ばんぐみ) Programa de televisión
この番組はご覧のスポンサーの提供でお送りします
組織(そしき) una organización (e.i. mafia)
組合(くみあい) asociación

交 Intersectar

訓読み- ま・まじ
音読み- コウ
Ejemplos
交わる(まじわる) to intersect
を・交ぜる(まぜる) I mix
が・交じる(まじる) It's mixed
交通(こうつう) Tráfico
交差点(こうさてん) Intersección vial
交換(こうかん) Intercambio
等価交換(とうかこうかん) Intercambio equivalente, regla de alquimia

通 Cruzar

が・通る(とおる) Cruzar
を・通す(とおす) I make something go in or through - either literally (i.e. threading a needle, escorting a guest inside) or figuratively (to force one's opinion through a meeting or to keep crying all night)
通う(かよう) Commute
通り(とおり) street; avenue suffix
計画通り(けいかくどおり) Just as planned!
思い通り(おもいどおり) Just as I thought!
その通り(そのとおり) That's right
交通(こうつう) Tráfico
普通(ふつう)Normal
情報通(じょうほうつう) Well informed person
通報(つうほう) Reportar
警察に通報するな No le reportes a la policía! >:0

道 Camino ó way of doing

訓読み- みち
音読み- ドウ
Ejemplos
道(みち) Un camino
歩道(ほどう) Sidewalk
近道(ちかみち) shortcut
X道どう The ways of the X... The discipline of X
X県道 (けんどう) Kendo. the ways of the ken (sword) 柔道(じゅうどう) Judo 武道(ぶどう) Martial arts
道徳(どうとく)

場 Lugar

訓読み- ば
音読み- ジョウ
Ejemplos
場所(ばしょ) Lugar
場合(ばあい) in the case that
現場(げんば) current place/ you are here in maps
駐車場(ちゅうしゃじょう) Estacionamiento
立場(たちば) standpoint
Xの立場からして〜
登場人物(とうじょうじんぶつ) Character

地 Area geografica

訓読み- No tiene
音読み- チ・ジ
Ejemplos
地理(ちり) Geografía
地球(ちきゅう)Earth
地図(ちず) Mapa
地震(じしん) Terremoto
地域(ちいき) District/Zone
地帯(ちたい) a geographical district or zone - emphaizes a physical location: the tropics, the steppes. ちたい is much bigger and broader than 地域.
地面(じめん) Suelo

方 way of doing/person

訓読み- かた
音読み- ホウ
Ejemplos
方(かた) Forma formal para decir "persona"
次の方どうぞ。
ギターの描きかた the way of playing guitar, how to play the guitar
方法(ほうほう) method
仕方(しかた) way to do something
方向(ほうこう)Direction
Xの方(ほう)がY- X(sustantivo) es mas Y(adjetivo)

京 Capital

訓読み- No importa tanto
音読み- キョウ
Ejemplos
東京(とうきょう) Tokyo
東京都(とうきょうと) La capital Tokio
京都(きょうと) Kyoto, la antigua capital.

市 Ciudad

訓読み- No importa tanto
音読み- シ
Ejemplos
市長(しちょう) Alcaldde
市民(しみん) Ciudadanos
X市(し) XCity. Sufijo
株式市場(かぶしきしじょう) stock market

里 hometown

訓読み- さと
音読み- リ
郷里(きょうり) One's hometown
里心(さとごころ) Home sickness
里心がついています。
人里離れた(ひとざとはなれた) Alejado del mundo
彼女は田舎の人里離れた家に住んでいる。Vive en una casa alejada del mundo
万里の長城(ばんりのちょうじょう) La gran muralla china
千里の道も一歩から(せんりのみちもいっぽから) - Un viaje largo comienza con un paso. Roma no se hizo en un día

家 hogar

訓読み- いえ
音読み- カ
Ejemplos
家(いえ) hogar
家族(かぞく) familia
作家(さっか) Autor
政治家(せいじか) Político
専門家(せんもんか) Especialista
家庭的(かていてき) Hogareño
家庭(かてい) Family you're living with, vivienda.

寺 Templo

訓読み- てら
音読み- ジ
Ejemplos
寺(てら) Templo
X寺(じ) Sufijo de templo

店 Tienda

訓読み- みせ
音読み- テン
Ejemplos
店(みせ) Tienda in general
店員(てんいん) Clerk
支店(してん) Rama de otra tienda
商店街(しょうてんがい) shopping district

訓読み- No importa tanto
音読み- モン
Ejemplos
専門(せんもん) Especialidad
何専門?なんせんもん?

室 sala/salón (Sufijo)

訓読み- No importa tanto
音読み- シツ
Ejemplos
教室(きょうしつ) Salón de clases
職員室(しょくいんしつ) Staff room
待合室(まちあいしつ) sala de espera
更衣室(こういしつ) clothes-changing room

戸 Puerta japonesa

訓読み- と
音読み- No importa tanto
Ejemplos
戸(と) Puerta estilo japonés
江戸(えど) Japan's edo period
戸籍(こせき) Family register. What japanese use instead of social insurance number for Identification purposes.
井戸(いど) un pozo
戸棚(とだな) Cupboard

台 Counter for big machines

訓読み- No importa tanto
音読み- タイ・ダイ
Ejemplos
台所(だいどころ) Cocina
一台(いちだい) One big machine
台風(たいふう) typhoon
台湾(たいわん) Taiwan

汽 Vapor

訓読み- No tiene
音読み- キ
Ejemplos
蒸気(じょうき) Vapor
雲は蒸気の固まりである。
汽車(きしゃ) Tren de vapor
汽船(きせん) Barco de Vapor

船 Ship

訓読み- ふね
音読み- セン
Ejemplos
船(ふね) Barco
宇宙船(うちゅうせん) Space ship
風船(ふうせん) Globo de para FIESTAS, de JUGUETE. (I know, this is counterintuitive lol. El globo aerostático es 気球[ききゅう])

弓 Arco

訓読み- ゆみ
音読み- キュウ
Ejemplos
弓(ゆみ) Arco
弓道(きゅうどう) Arquería

矢 Flecha

訓読み- や
音読み- No importa tanto
Ejemplos
矢(や) Arrow
弓矢(ゆみや)Bow and arrow

刀 Katana

訓読み- かたな・そり
音読み- トウ
Ejemplos
刀(かたな) Katana
剃刀(かみそり) Navaja. Usually just カミソリ

牛 Vaca

訓読み- うし
音読み- ギュウ
Ejemplos
牛(うし) Vaca
牛乳(ぎゅうにゅう) Leche de vaca
牛肉(ぎゅうにく) Beef

馬 Caballo

訓読み- うま
音読み- バ
Ejemplos
馬(うま) Caballo
馬鹿(ばか) バ〜カ!
競馬(けいば) Competencia de caballos

魚 Pez

訓読み- さかな
音読み- ギョ
Ejemplos
魚(さかな) Pez
銀魚(ぎんぎょ) Goldfish

鳥 Pájaro

訓読み- とり
音読み- チョウ
Ejemplos
鳥(とり) pajaro
焼き鳥(やきとり) roasted chicken.
鳥肌(とりはだ) Piel de gallina, goosebumps
七面鳥(しちめんちょう) pavo

鳴 Sonido de animal/alarma

訓読み- な
音読み- メイ
鳴く(なく) Animal sound, pokemon sound, cuack, moo, chirp. etc
鳴る(なる) An alarm ringing
Ejemplos

羽 Wings

訓読み- はね・は
音読み- No importa tanto
Ejemplos
羽(はね) Alas
羽目(はめ) Predicamento

肉 Carne

訓読み- No importa tanto
音読み- ニク
Ejemplos
肉(にく) Carne
筋肉(きんにく) Músculo
キン肉マン El hombre músculo
皮肉(ひにく) Sarcasmo
豚肉(ぶたにく) Carne de cerdo
牛肉(ぎゅうにく) Carne de res
焼肉(やきにく) roast beef

米 Arroz/Américo

訓読み- こめ
音読み- ベイ・マイ
Ejemplos
米(こめ) Arroz
Mamá: deja de quejarte y come tu 米
玄米(げんまい) brown rice
欧米(おうべい) Europe/USA
中米(ちゅうべい) Latin america
南米(なんべい) Southamerica

麦 wheat

訓読み- むぎ
音読み- No importa tanto
Ejemplos
麦(むぎ) Wheat
小麦粉(こむぎこ) flour

茶 Té

訓読み- No tiene
音読み- チャ・サ
Ejemplos
お茶(おちゃ) Té
茶色(ちゃいろ) Café
喫茶店(きっさてん) Coffee shop
緑茶(りょくちゃ) Té verde
紅茶(こうちゃ) Black tea

食 Comida

訓読み- たべ・く
音読み- ショク
Ejemplos
食べる(たべる) Comer
食う(くう) Deborar
人食い(ひとくい)X El X debora gente
食べ物(たべもの) Comida
夕食(ゆうしょく) evening meal
和食(わしょく) Comida japonesa
洋食(ようしょく) Comida occidental
軽食(けいしょく) Light meal. Snack
糧食(りょうしょく) Proviciones

活 Forma de vida

訓読み- No importa tanto
音読み- カツ
Ejemplos
生活(せいかつ) Forma de vida
新生活(しんせいかつ) Nueva forma de vida ドイツでの生活はどう? Como es la vida en Alemania? 生活費(せいかつひ) Costo de vida 彼は生活のために働く He works for a living 彼は質素な生活を送った Vivió de forma sencilla. 楽しみのない生活は嫌です! No quiero una ida sin diversión 大学生活 University life
活動期間(かつどうきかん) El periodo de actividad.
El 活動期間 de My Chemical Romance fue del 2001 al 2013.
活躍(かつやく) Active career. Realizarse

用 Utilización

訓読み- もち
音読み- ヨウ
Ejemplos
用いる(もちいる) utilizar. Mas formal que 使う
用事(ようじ)がある To have stuff to do. Errands.
X用(よう) para X uso
用法(ようほう) Forma de uso. Utilización.
利用(りよう) to utilize. Usually used in the sense of, 'Only students/Japanese/Scientologists can utilize this swimming pool.'
用意(ようい) AlistaPreparar. 用意 puts emphasis on preparing things in advance so they can be used when the time comes.
位置について、用意、ドン En sus marcas, listos, fuera!
用意周到(よういしゅうとう) Thorougly prepared

前 Antes/Delante

訓読み- まえ
音読み- ゼン
Ejemplos
X前(まえ) X time ago. hace x tiempo
二日前(ふつかまえ) two days ago
三日前(みっかまえ) three days ago
2、3日前(に、さんにちまえ) hace 2-3 días. a couple days ago.
一種間前いっしゅかんまえ hace una semana
2ヶ月前(にかげつまえ) Hace dos meses
4年まえ(よねんまえ)
Xの前(まえ)に Delante de X
前日ぜんじつ Previous day
前の月(まえのつき) Previous month
前年(ぜんねん) Previous year
午前(ごぜん) AM
名前(なまえ) Nombre
お前(おまえ) You, informal
建前(たてまえ) The way you behave in public. Opposite to 本音.
この前(まえ). El otro día.
Gracias por tu ayuda この前

後 Después/Atrás

訓読み- あと・のち・うし
音読み- ゴ・コウ
Ejemplos
後(あと)で Después
その後 Después. Se puede leer como あと o ご. ご Es mas formal
後ろ(いしろ) Atrás
後(あと)X- Queda/falta X tiempo
後二時間(あとにじかん) Quedan/faltan dos horas
X後(ご)- X tiempo después
数分後(すうぶんご) Varios minutos después
数年後(すうねんご) Hace varios años
2時間後(にじかんご) Dos horas después
10年後(じゅうねんご) 10 años después
午後(ごご)PM
最後(さいご)Last
後輩(こうはい) kouhai. Lo opuesto de senpai

内 Entre

訓読み- うち
音読み- ナイ
Ejemplos
内(うち)
温かい内に食べて Eat it while it's warm
案内(あんない) guía
X以内(いない) within
内緒(ないしょ) Confidential.

外 Fuera

訓読み- そと・はず
音読s, etc.)
販売(はんばい) Sales

引 Pull

訓読み- ひ
音読み- イン
Ejemplos
引く(ひく) Pull
引っ張る(ひっぱる) Arrastrar
引き金(ひきがね) Gatillo
引き金を引く Jalar el gatillo
割引(わりびき) Descuento
引っ越す(ひっこす) Mudarse
引力(いんりょく) Gravedad... Celestial bodies ar attracted to each other
取引(とりひき) Negociacion/acuerdo entre empresas

切 Cortar

訓読み- き
音読み- セツ
Ejemplos
を・切る(きる) Yo corto
が・切れる(きれる) Es cortado
張り切り(はりきり) Cortarse el estómago con una espada para suicidarse
大切(たいせつ)な (emotionally) Important
売り切れ(うりきれ) sold out
裏切り者(うらぎりもの) TRAIDOR
submitted by Zalogon to KanjiEntendible [link] [comments]


2016.05.21 19:15 ShaunaDorothy Ciudad Juárez: Capitalismo y terror misógino Obreros: ¡Luchar por los derechos de la mujer! (2003)

https://archive.is/ny8po
Ciudad Juárez: Capitalismo y terror misógino
Obreros: ¡Luchar por los derechos de la mujer!
Se adjunta una corrección
Reproducido de Espartaco No. 21, otoño-invierno de 2003.
En la última década y media, alrededor de 500 mujeres jóvenes han desaparecido en Ciudad Juárez, México; entre estos casos 370 son homicidios registrados que presentan un patrón donde se tortura, mutila, viola, quema y/o estrangula a la víctima. La mayoría eran morenas, delgadas, con cabello largo. Muchas trabajaban en maquiladoras. Varios grupos de familiares de las víctimas se han organizado para intentar encontrar a las desaparecidas y no dejar que sean olvidadas. El informe reciente de Amnistía Internacional, así como varios libros que se han publicado, han detallado la negligencia por parte del gobierno y la policía en la investigación de estos crímenes. Por fin, después de ser aclamado en Europa y en partes de América, el poderoso documental Señorita Extraviada producido por Lourdes Portillo en 2001 se pudo ver por la televisión mexicana en septiembre.
La fronteriza Ciudad Juárez, en el estado de Chihuahua, es conocida por estos brutales crímenes antimujer, pero desgraciadamente lo que ocurre ahí no es singular. Artículos en distintos periódicos locales de las zonas maquiladoras en el norte del país e incluso en urbes como Monterrey testifican que se han presentado varios casos semejantes a los que comenzaron y siguen registrándose en Juárez. El 15 de septiembre La Jornada informó que "los homicidios de mujeres jóvenes y pobres, con rastros de violación sexual, se multiplican en Argentina, el sur de España y Guatemala. La impunidad es norma y las respuestas oficiales van de la ineficacia a los indicios de complicidad."
Ha habido una serie de declaraciones acerca de las muertas de Juárez, ¡culpando a las jóvenes por lo que les pasa! Francisco Barrio, ex gobernador de Chihuahua y actual coordinador de la bancada del PAN en la cámara de diputados, dijo que las matanzas ocurren porque "las muchachas se mueven en ciertos lugares, frecuentan a cierto tipo de gentes [sic]". Jorge López Molinar, ex subprocurador de justicia de Chihuahua, dijo que la posible solución sería que "se autoaplicara un toque de queda". El 27 de septiembre un hombre encontró el cuerpo de una mujer que había sido estrangulada con la correa de un bolso; estaba semidesnuda, con el pantalón y la pantaleta debajo de las rodillas y la blusa arriba de los senos. El cuerpo era de Erika Pérez de 29 años. El procurador de justicia de Chihuahua, José Silva Solís, ¡declaró que "no fue atacada sexualmente y murió por sobredosis"!
Cualquiera que conozca algo de México sabe que el machismo reina en este país de explotación y opresión capitalista. La iglesia inculca el papel sumiso de la mujer; no existe el derecho democrático al aborto; la violencia contra las mujeres se da en seis de cada diez hogares. La mujer obrera y campesina vive doblemente oprimida, como esclava de los esclavos.
Víctor Ronquillo en su libro Las muertas de Juárez (1999) describe el odio contra la mujer y nota que los asesinatos representan una amenaza para todas:
"La forma en que son abandonados los cuerpos, los rastros de tortura, los vestigios de un rito personal: el seno derecho cercenado y el pezón izquierdo arrancado a mordidas. El fuego que inmola a la víctima. Todo ello revela un mensaje cuyo primer destinatario son las próximas víctimas."
La franja fronteriza: Superexplotación imperialista
En 1960, Ciudad Juárez era una pequeña ciudad de 250 mil habitantes en la frontera con Estados Unidos. Hoy tiene una población de más de 1.2 millones de personas, atraídas por la posibilidad de empleos en las fábricas maquiladoras. Después de que se terminó el programa Bracero de EE.UU., que había funcionado como una válvula de escape para la crisis del desempleo en México, el gobierno mexicano abrió la primera zona de libre comercio en 1965. Inversionistas extranjeros que ponían una fábrica en México cerca de la frontera con Estados Unidos eran inmunes a aranceles (para las partes que importaban) y no tenían que pagar otros impuestos. Esto se extendió con el Tratado de Libre Comercio de 1994 que convirtió a todo México en fuente de enormes ganancias imperialistas basadas en el trabajo miserablemente remunerado de los obreros mexicanos. Las secciones mexicana, estadounidense y canadiense de la Liga Comunista Internacional escribimos en una declaración conjunta en 1991: "El TLC fortalecerá a la burguesía estadounidense contra sus rivales comerciales imperialistas, a la vez que someterá a las masas trabajadoras del continente a una mayor explotación. Llamamos a los trabajadores mexicanos, estadounidenses y canadienses a oponerse conjuntamente a este pacto antiobrero" (ver "Alto al TLC, rapiña a México por el imperialismo EE.UU." en Espartaco No. 2, verano-otoño de 1991).
El gobierno derechista y clerical de Fox y su pandilla de seminaristas asegura que México sea un lugar muy atractivo para la inversión extranjera y para los patrones chupasangre mexicanos mientras ataca los derechos de todos los trabajadores y los sectores de la sociedad especialmente oprimidos como los indígenas, las mujeres y los homosexuales. La privatización de las industrias nacionalizadas que busca Fox golpearía a millones con el hambre y el desempleo. La recesión económica ya ha causado el cierre de muchas maquiladoras y despidos en masa, especialmente en la zona fronteriza. Desde el año 2000 hasta la mitad del 2003 se perdieron 700 mil empleos (¡uno de cada diez!) en el sector manufacturero de México (El Norte, 1° de septiembre de 2003). Esto sucede en el contexto de la peor crisis de desempleo en seis años. Las mujeres, quienes en general ocupan los puestos menos calificados y fácilmente sustituibles, son las más afectadas.
La incorporación de la mujer a la clase obrera
Guillermina Valdez Villalva, fundadora del Centro de Orientación para la Mujer Obrera en Juárez dijo:
"Cuando las plantas llegaron a la ciudad, siempre esperamos que contratarían a los hombres desempleados. Pero muy pronto descubrimos que…mujeres jóvenes entre las edades de 16 y 21 años eran las únicas contratadas."
—citado en "Lucha de clases en los talleres de sudor globales", Women and Revolution No.34, primavera de 1988
El trabajo en las maquiladoras se caracteriza por ser mecánico y repetitivo. Lo que importa es tener dedos ágiles, ser joven y tener mucha necesidad para estar dispuesta a soportar lo peor. Un buen componente de las mujeres que trabajan en la frontera dejaron sus comunidades campesinas y/o indígenas con la esperanza de ya no estar sometidas al núcleo familiar, aunque suelen mandar parte del dinero que ganan a sus padres o hermanos. En la frontera también hay hombres y mujeres que trataron de cruzar a los EE.UU. para trabajar y no lo lograron o fueron deportados.
El libro de Sandra Arenal, Sangre Joven, recopila una serie de conversaciones con obreras que expresan fuerza y coraje acerca de sus experiencias al llegar a las maquilas. Se cuentan historias de supervisores que deciden desnudar al personal de vez en cuando para asegurarse de que nadie haya robado alguna de las prendas de ropa que cosen. Una obrera de la industria electrónica tiene que soldar en una jornada 2 mil piezas de tamaño apenas visible. Los dolores por movimientos repetitivos y enfermedades causadas por los materiales del trabajo son comunes.
"Mi hermana empezó a trabajar en SILVANIA el 30 de enero de 1974, de ahí pasó a TUBOS ELÉCTRICOS en 1981 y luego a la planta de la HONEYWELL de Juárez donde falleció. La causa de su enfermedad, según el hematólogo que la vio en el hospital fue que tenía una anemia en cuarto grado, provocada por la acetona que es la sustancia que ella venía manejando diariamente en su trabajo....¡Tenía solamente treinta años! Durante el sepelio supe que en esos mismos días había muerto otra operadora."
Una joven de 22 años que llevaba seis años en las maquilas dice haber "durado más que otras". Tiene dedos con deformaciones en los huesos y en las dos manos tiene un enorme callo de color café amarillento que va de la punta del dedo pulgar, por el dorso, casi hasta la muñeca. Mirando sus manos con tristeza, dice: "¡No me van a pagar mis manos!"
Los orígenes de la opresión de la mujer
En nuestro artículo "Explotación capitalista y terror antimujer" (Espartaco No. 13, otoño-invierno de 1999), donde analizamos los ataques en contra de las mujeres en la zona maquiladora de Ciudad Juárez, explicamos:
"Nosotros los comunistas luchamos por acabar con la opresión de la mujer, herencia del atraso social mantenido por la burguesía. Luchamos destacadamente por la igualdad plena para las mujeres y su total integración a la fuerza de trabajo. Llamamos por pago igual por trabajo igual y por el aborto libre, gratuito y seguro para quien lo solicite como parte de un sistema de salud gratuito y de calidad. Pero la erradicación de la opresión a la mujer requiere de un salto inmenso de desarrollo en las condiciones materiales existentes —y esto sólo puede lograrse mediante una revolución socialista, no sólo en México sino mediante la creación de una economía internacionalmente planificada basada no en la ganancia capitalista sino en la satisfacción de las necesidades de todos—. En otras palabras, la liberación de la mujer no puede llevarse a cabo aparte de la emancipación de la clase obrera."
Una de las ironías de la historia es que la opresión especial de la mujer se vincula con uno de los primeros avances sociales: el desarrollo de la tecnología más allá de lo necesario para la subsistencia mínima que caracterizaba a las sociedades de caza y recolección. La agricultura, el trabajo del metal, la domesticación de los animales y otros avances revolucionarios crearon la posibilidad de que existiera una clase dominante ociosa que viviera del trabajo de otros. La institución de la familia, que exige la monogamia y la esclavitud doméstica de la mujer, surgió para asegurar la herencia de la propiedad a través de la línea masculina. La ideología machista, propagada por la clase dominante mediante las instituciones gubernamentales, los medios y la religión, sirve para justificar la subyugación real de la mujer.
Con el crecimiento de la industria capitalista, la incorporación de la mujer a la mano de obra en las fábricas la saca de su aislamiento en la casa y provee un requisito para su emancipación: la participación en la producción social. Sin embargo, bajo el capitalismo, esto significa agregar la esclavitud asalariada a la esclavitud doméstica. La liberación completa de la mujer de esta opresión doble sólo se llevará a cabo remplazando a la familia con la socialización del trabajo doméstico. La expansión de las fuerzas productivas sentó la base para la socialización del trabajo doméstico, pero ésta no se llevará a cabo bajo el capitalismo porque la familia desempeña un papel económico importante para la burguesía. En un sistema socialista las cosas serían muy diferentes. La economía planificada permitiría remplazar las funciones económicas de la familia con guarderías de servicio las 24 horas del día, y lavanderías y comedores colectivos. ¡Liberación de la mujer mediante la revolución socialista!
El terror policiaco y las ilusiones en el estado
Lilia Alejandra tenía 17 años y era madre de un niño de tres años de edad. Trabajaba para la maquiladora Servicios Plásticos y Ensambles en Ciudad Juárez. Su cuerpo fue encontrado envuelto en una cobija el 21 de febrero de 2001 en un lote baldío sin iluminación que ella cruzaba todas las noches para regresar del trabajo a su casa. El médico forense explicó a los padres de la joven, cuando fueron a reconocer el cuerpo, que presentaba marcas de violencia física y sexual y que la causa de la muerte era estrangulación. El mismo día que Lilia Alejandra no regresó a su casa, los vecinos del lote baldío habían llamado a la policía para denunciar que una mujer estaba siendo golpeada y violada por dos hombres en un coche. Una patrulla llegó al lugar sólo después de que los vecinos hicieron una segunda llamada, y aún tardó más de una hora. El coche ya se había ido.
Diversas investigaciones y testimonios señalan el nefasto papel de los policías, los "fiscales especiales", y las agencias gubernamentales. Nos solidarizamos plenamente con los reclamos de justicia de los familiares de las víctimas y de organizaciones como las "Mujeres de Negro" y "Casa Amiga". El simple hecho de buscar algo de justicia le puede convertir a uno en blanco de ataque. Una secretaria de "Casa Amiga", que presta servicios de apoyo sicológico y realiza investigación sobre los crímenes, fue acribillada en las puertas de la oficina de la organización.
Pero la desesperación en la que viven los familiares de las mujeres desaparecidas y asesinadas en Ciudad Juárez, la indignación que sienten muchas personas alrededor del país y el temor entre las obreras de ser "una más" a menudo es canalizado hacia una de las más mortales ilusiones: la idea de que con más presencia policiaca los crímenes antimujer terminarán.
La solución no recae en presionar al estado —los destacamentos armados que una clase utiliza para mantener su poder hegemónico sobre otras— para que funcione mejor. Es necesario entender el papel social del estado capitalista en asegurar el dominio sobre la clase obrera. Una parte clave del dominio capitalista es la subyugación de la mujer; la violencia antimujer es inherentemente parte del capitalismo. Los policías, el ejército y los tribunales son y serán usados para romper las huelgas combativas que pongan en jaque a la burguesía y para perpetuar la opresión de la mujer.
Las Naciones Unidas, esa guarida de ladrones que mató a 1.5 millones de iraquíes con sus sanciones y preparó el ataque estadounidense, es ahora la excusa de "derechos humanos" para la expansión de la fuerza policiaca represiva en Juárez. La ONU envió una comisión a Juárez que ha recomendado que el FBI estadounidense entrene a policías mexicanos. Durante el movimiento por los derechos civiles en Estados Unidos, el FBI trabajó en conjunto con los fascistas del Ku Klux Klan para matar a los que luchaban por esos derechos, incluyendo a cuatro jóvenes negras en una iglesia de Birmingham, Alabama, en 1963. Esto da una idea de cuán indecente es la noción de que estas agencias imperialistas podrían defender los derechos de la mujer.
En el documental Señorita Extraviada se entrevista a una mujer de nombre María, quien fue llevada junto con otras personas a la Cárcel de Piedra en Chihuahua, bajo cargos de disturbios en la vía pública. Ahí los policías la violaron y la llevaron a una celda clandestina. Al ser liberada los denunció y, aunque se capturó a los policías, jamás fueron sentenciados. A pesar de las amenazas de muerte que ha enfrentado, valientemente y con lágrimas en los ojos cuenta su experiencia en el cuartel policial:
"Luego ya me dice uno de ellos, ‘o qué ¿quieres que te llevemos a Lomas de Poleo?’...empieza a aventarme las fotos de muchachas: 'Míralas perra, míralas perra'.... Todos la llevaban arrastrando, por los matorrales...ahí la violan...las empiezan a golpear.... Se miran en las fotos que están así riéndose por lo que está haciendo el otro.... [A las mujeres] se les miraba así su cara...así de dolor, así de sufrimiento y se les miraba así, que lloraban y gritaban."
El propósito de la policía en su conjunto, independientemente del grado de corrupción moral de los individuos que la componen, es llevar a cabo la violencia y el terror que requiere la burguesía para mantenerse en el poder. Quienes luchan por la justicia social tienen que unirse al poder social de la clase obrera. Ninguna otra fuerza puede acabar con el capitalismo ni la opresión y violencia que genera. Nos oponemos a las apelaciones al estado burgués para incrementar las fuerzas policiacas. ¡Ninguna ilusión en el puño armado de la burguesía!
Estamos por el derecho a la autodefensa armada. Por supuesto, el derecho a portar armas no traerá la emancipación de la mujer, cuya opresión está profundamente enraizada en el sistema capitalista y sus instituciones fundamentales, y dicha emancipación sólo se logrará mediante la revolución socialista. Sin embargo, el derecho a portar armas hace una diferencia obvia en la capacidad que uno tiene para defenderse. Pero las leyes que existen en México y en otros países capitalistas acerca del "control" de las armas de fuego hacen que el monopolio de las armas esté en manos del ejército, la policía y los criminales. Y es precisamente a los policías y a los criminales que las mujeres de Juárez temen, no sólo por los asesinatos, sino también por el papel que desempeñan en oposición a la organización de las obreras en las maquiladoras.
La lucha por la emancipación de la mujer
Detener esta ola de terror está en el interés de la clase obrera y los oprimidos. Las mujeres forman el 30 por ciento de la clase obrera. Son un sector doblemente oprimido del proletariado, mantenido como un estrato inferior y un ejército laboral de reserva que la burguesía usa para dividir a los obreros, mantener los salarios bajos y elevar así la explotación de todos. El destino de las mujeres y de su lucha por la completa emancipación está enlazado a la lucha de la clase proletaria contra el capitalismo.
Los espartaquistas luchamos por forjar un partido revolucionario leninista-trotskista para intervenir en las luchas sociales y así cambiar la conciencia de la clase obrera. Lenin escribió en ¿Qué hacer?, "La conciencia política de clase no se le puede aportar al obrero más que desde el exterior, esto es, desde fuera de la lucha económica, desde fuera de la esfera de las relaciones entre obreros y patronos." Así, buscamos construir una dirección para la clase obrera que luche como el defensor de todos los oprimidos. Lenin explicó que el ideal del revolucionario:
"no debe ser el secretario de tradeunión [sindicato], sino el tribuno popular, que sabe reaccionar contra toda manifestación de arbitrariedad y de opresión, dondequiera que se produzca y cualquiera que sea la capa o la clase social a que afecte; que sabe sintetizar todos estos hechos para trazar un cuadro de conjunto de la brutalidad policiaca y de la explotación capitalista; que sabe aprovechar el menor detalle para exponer ante todos sus convicciones socialistas y sus reivindicaciones democráticas, para explicar a todos y a cada uno la importancia histórico-mundial de la lucha emancipadora del proletariado."
Los militantes sindicales más conscientes deben luchar por movilizar el poder social de la clase obrera para combatir la opresión de la mujer, por organizarla en los sindicatos con salarios y derechos iguales a los de los hombres. Deben luchar por servicios médicos gratuitos y de calidad, por el derecho al aborto libre y gratuito, y por organizar destacamentos obreros para defender a las mujeres contra estos ataques. Pero las dirigencias sindicales actuales ni siquiera están interesadas en exigir camiones de transporte de personal —una prestación básica— mientras muchas obreras en Juárez son asesinadas andando por parajes solitarios camino al trabajo o de regreso a su casa. La situación de la mujer obrera es, por sí sola, una muestra de la total bancarrota, del rastrerismo y del machismo de la burocracia sindical.
Aunque una gran parte de la fuerza de trabajo en la franja fronteriza y en el país en general no está sindicalizada, la CTM es la principal central obrera en la zona de las maquiladoras. Sus burócratas gángsteres procapitalistas atados al PRI cotidianamente movilizan escuadrones de golpeadores contra las luchas obreras por mejoras salariales o democracia sindical y son tristemente célebres por sus "contratos de protección" totalmente favorables a la patronal y realizados a espaldas de los obreros. Es obvio que a la cúpula cetemista le importa un bledo la situación de la mujer obrera. Y, fuera de alguno que otro foro inofensivo que tiene más que ver con cuidar su "imagen" que con buscar algún cambio favorable a las obreras, los burócratas "independientes", leales al PRD y al sistema capitalista endémicamente antimujer, tampoco hacen nada por mejorar la situación de las obreras ni por sindicalizar a las que no lo están.
La lucha contra el imperialismo: ¡Por el internacionalismo proletario!
La obrera de la maquila gana una miseria en una empresa extranjera que produce ganancias exorbitantes para los dueños. La obrera de Juárez hace a veces hasta dos horas a pie a su trabajo, porque ni siquiera hay caminos pavimentados entre las áreas donde vive y las avenidas que sirven para los tráileres que llevan las materias primas a las fábricas. El obrero petrolero teme perder la poca estabilidad económica que ha ganado ante las amenazas de privatización e inversión extranjera. El campesino ya no puede ganarse la vida con su parcela por la competencia de las empresas agrícolas estadounidenses. La mujer indígena se encuentra obligada a mendigar fuera de un enorme edificio bancario al cual jamás la dejarían entrar.
Todas estas víctimas de la opresión imperialista deben entender que la única esperanza de liberación vendrá con la movilización del poder obrero en contra del sistema capitalista entero. Si bien el capitalista mexicano puede estar resentido por haber quedado atrás en la lucha internacional por el dominio, éste no es amigo de los oprimidos, y no puede dirigir una lucha antiimperialista. De hecho, la burguesía nacional no podría sostenerse sin el apoyo de sus amos imperialistas.
Los revolucionarios nos basamos en la teoría de León Trotsky de la revolución permanente, cuya premisa básica es que, en la época del imperialismo, los países de desarrollo capitalista tardío no pueden alcanzar el nivel general de productividad económica de los países avanzados. Las fuerzas productivas son el esqueleto que sostiene toda la superestructura de las relaciones legales, políticas, religiosas y culturales en la sociedad. Si bien la opresión de la mujer en los países industrializados muestra los límites de libertad y progreso social bajo el capitalismo, en los países del "Tercer Mundo" como México la situación de la mujer está profundamente arraigada en la "tradición" precapitalista y el atraso religioso. Así, la lucha por la emancipación de la mujer será una fuerza motriz indispensable para la revolución.
Ningún ala de la burguesía puede desempeñar un papel progresista o revolucionario. No puede traer ningún avance significativo para la mujer y todos los oprimidos. El hecho de que el PRD nacionalista burgués a menudo pose como defensor de la mujer es simplemente un testimonio del brutal atraso ideológico de sus oponentes burgueses. Un ejemplo de esto fue el escándalo que ocasionó la "Ley Robles" introducida por el PRD en el DF hace un par de años. Mientras defendemos contra los ataques clericales el derecho que otorga esta ley de aborto en casos de malformación del producto o peligro para la mujer, notamos que el PRD ha dejado en claro su oposición al derecho al aborto libre. En general, la clase capitalista se opone al acceso libre al aborto porque permite a las mujeres un poco de libertad de la subordinación total a la estructura familiar.
La única manera de deshacerse del yugo imperialista y obtener derechos democráticos elementales para la mujer y todos los oprimidos es que el proletariado tome el poder estatal mediante la revolución socialista y reorganice la economía de una manera planificada y racional.
El fenómeno de las maquiladoras muestra claramente el poder potencial de la unidad de los obreros en EE.UU. y México. Son parte de una industria común con los mismos patrones. Conscientes del poder social que adquiriría el proletariado de unificar sus luchas, las burguesías estadounidense y mexicana aplican el "divide y vencerás". Este obstáculo a la lucha conjunta de todos los oprimidos contra su opresor común se da en diferentes formas en diferentes países, y una de las tareas principales de los partidos revolucionarios es combatir estas ideas que sólo sirven a la burguesía.
Nuestros camaradas en la Spartacist League/U.S. saben que las luchas de los obreros contra los patrones y de los negros e inmigrantes contra el racismo avanzarán juntas o retrocederán separadas. En EE.UU. es necesario combatir el racismo antinegro en todo ámbito, incluyendo en el medio de los inmigrantes hispanos (ver "Sur de Chicago", página 2). Nuestros camaradas también intervienen para que la clase obrera alce la consigna ¡Plenos derechos de ciudadanía para los inmigrantes! (ver "Manifestación en EE.UU. moviliza obreros contra leyes antiinmigrantes", Espartaco No. 18, primavera-verano de 2002). En México, el nacionalismo burgués ha sido el principal obstáculo ideológico para la clase obrera en su lucha contra la explotación. Es necesario combatir la falsa conciencia de los obreros mexicanos de que su aliado es el patrón mexicano y no el obrero estadounidense.
Y en ambos países combatimos la ideología antimujer que es un sustento para el sistema capitalista que requiere la subyugación de la mujer. Sólo de esta manera se podrá forjar un partido revolucionario, proletario e internacionalista que tenga la capacidad de terminar con el sistema capitalista de explotación, miseria y terror de una vez y para siempre. ¡Por la liberación de la mujer mediante la revolución socialista!
http://www.icl-fi.org/espanol/oldsite/juarez.htm
submitted by ShaunaDorothy to Espartaco [link] [comments]


2015.01.07 03:37 Mudcrab13 English --> Spanish check

Hi guys i have written the following in spanish but im only just beginning could someone please go over it for obvious mistakes. The piece is describing the spanish royal family and a picture of them.
El cuadro que daba es de la Familia Real. Es una fotografía y es una viñeta coloreada y Es una imagen típicamente española. Hay rey Felipe, él es el hombre alto en la izquierda lleva el traje y el cinturón rojo. Tiene el pelo corto y negros, y busca muy importante. en su derecha hay una mujeres en una vestido blanco, esto es su esposa reina Letizia. Letizia tiene el pelo largo y rubio, ella es muy bonita. la Familia Real tiene dos niños joven, puede ver que son ambos chicas, princesa sofia y princesa Lenor. también son bastante joven y también tienen pelo largo y robo, y llevan vestido blanco.
Creo que la foto fui tomado en un evento real porque la familia son vestido formal. Me imagino que es la corination de los Reyes porque todos los gente son llevan muy importante ropa. El foto podría tomarse en el palacio en Madrid porque el interior mira muy bonito
en el frente delante de el rey hay una corona encima de una pequeña mesa. también familia se sentando en silla roja. en en el fondo hay mucho gente viendo la familia real.
Mañana creo que la familia irán celebrar porque Felipe es ahora rey.
Cheers
submitted by Mudcrab13 to translator [link] [comments]